MARTXA, MARTXA CON NUESTRA FANFARRE!! (QUE USTEDES LO PASEN BIEN) )

31/8/11

BOCANADA Y EL TREN, EN FIESTAS DE BERRIOZAR



BOCANADA, AGUA Y BARRO (2011, AUTOEDITADO)

Un año después de ver publicado su álbum debut, tras montar exitosamente sus caballos de rienda larga y pasearlos a lo largo y ancho del Estado, el rock & roll de muchos caballos de potencia de Bocanada vuelve a cabalgar por las pistas de su segundo CD, Agua y Barro; el rock metalizado de sonido y entidad propia de una banda que, surgida en 2007, continúa integrada por los mismos cinco jinetes: Martín, a la voz, Juanito y Abel, a las guitarras, Txarly, al bajo, y Pepo, a la batería.

Agua y Barro fue grabado y mezclado en los estudios Sonido R-5 de Oricáin, Navarra, entre diciembre de 2010 y marzo de 2011; Jaime Sanz Mapatxe y Kolibrí Díaz se encargaron de ello, asumiendo éste último además las labores de masterización y producción. 12 canciones integran el trabajo: Gallo De Pelea, La Guadaña (protagonizando ésta su videoclip promocional), La Madriguera, En Casas De Cartón, En Cueros, De Mierda Hasta El Cuello (de interesante raigambre acústica), Resurgí, Aguantando El Chaparrón, A La Sombra, Que Corra El Aire, Que Me Arranquen El Pellejo y Solo Pero Vivo, doce temas cantados y tocados única y exclusivamente por los integrantes del grupo, toda vez que, en esta ocasión, no quisieron que hubiera colaboraciones. Del diseño del elegante digipack y de todo lo concerniente a maquetaciones se encargó Víctor Zapata, y del apartado fotográfico, Fernando Lezaun.

Agua y Barro, titulado así atendiendo a la idea de que todo, las cosas mas bonitas incluso, se pueden ensuciar (al igual que dos elementos tan puros como agua y tierra, después de mezclarse, convertirse en barro) ve la luz tras nueve meses de gestación, brillando en el disco, además del brioso hecho musical (atención a las guitarras, poderosas correas de transmisión de la energía generada por la banda), su componente lírico; los textos de las canciones, concebidos, trabajados y cantados, aun desde la máxima ilusión, con verdadera entrega y dolor: como todo lo que sale de dentro, con verdadero sentimiento, poniendo para ello el mismísimo corazón en el asador. Unas letras escritas con el alma y cantadas con las tripas –directamente-. Paridas de forma natural sin tan siquiera el concurso de la anestesia epidural, como viene a demostrarlo el grito prorrumpido por Martín en la acertadísima portada. Tocadas por la varita, la magia y el salero del agüita del Romero, marcando terreno en ocasiones, anteponiéndose incluso al embiste del hecho musical.

Sin darse tiempo apenas para respirar, Bocanada coge aire nuevamente y vuelve a dar rienda suelta a su vigorosa concepción del rock firmando un CD tan rockero y rocoso como Caballos De Rienda Larga, cuando menos. Haciendo gala de una salud artística de hierro, un disco de altura y a la altura de las expectativas generadas; dejando claro que en su jardín de canciones no hay lugar para flores de un solo día, mostrándose dispuestos a continuar trotando con paso firme a lomos de su nueva cabalgadura, Agua y Barro: lo que, agua y barro, somos en otro orden de cosas los humanos, atendiendo al elemento más presente en nuestros cuerpos y a la materia prima con la que, según la Biblia, fuimos creados. Pura esencia en todos los sentidos así pues, he aquí Bocanada, de nuevo: pura agua y barro. Pura sangre siempre espesa, puro corazón libre y puro latido al galope. En su caso, todo ello, vitamínica y trepidantemente musicado.



BOCANADA DE ROCK & ROLL

Procedente de Berriozar, Bocanada, la banda comandada por Martín Romero, entra en la escena a lo grande con Caballos De Rienda Larga, su primer disco; diez canciones integran el CD, diez composiciones que, sin bocado, al galope siempre, se traducen en diez impactantes relinchos de rock y libertad.

Con Caballos De Rienda Larga (AUTOEDITADO), Bocanada entra en el circo del rock & roll por la puerta grande: por donde acostumbran a salir tras sus conciertos, briosas cabalgadas musicales que llevaron a Martín (voz), Juanito y Abel (guitarras), Raúl (más conocido como Txarly, bajo) y Pepo (batería, también en El Portal de Jade) a la grabación de su primer CD; el disco sorprende por una sonoridad que denota pedigrí, intensidad e identidad propia más allá de las comparaciones, inevitables siendo Martín hermano de Kutxi Romero como es: suena rockero y, a un tiempo, fuerte, contundente y compacto; La verdad es que no lo hemos podido hacer mejor, apunta el primero.

Así suena, damos fe; manteniendo el tesón, la tensión. Demostrando los músicos, jóvenes veteranos o veteranos jóvenes –según se mire-, haber explotado definitivamente; que la carrera de fondo que les ha traído hasta aquí ha sido tan larga como fructífera: Abel, Pepo y yo, dice Txarly, nos conocemos del colegio; Juanito era de la cuadrilla y Martín, del barrio. Aunque hemos tocado en bandas diferentes siempre hemos sido compadres. Con Bocanada vamos a por todas.

A continuación abordamos la gestación del álbum, deteniéndonos en la producción y en aspectos como las colaboraciones: teníamos catorce canciones; aunque hubo descartes, dos de las primeras que compusimos están, ‘Tres Palillos’ y ‘El Bicho’; ¿que cómo fue trabajar con Kolibrí? Súper cómodo. Es exigente, pero tiene tanta paciencia como gusto. En nuestro caso sí se podría decir que para qué ir a buscar fuera lo que se tiene en casa, concluye Juanito. Un aspecto que cautiva de ellas es el pulso callejero y poético de sus letras, en total consonancia con el espíritu que transmite la música: cada vez están más elaboradas; no sé, igual he madurado algo, reflexiona Martín entre las risas generales. Finalmente, a propósito de los invitados presentes, más allá de algunos tal vez esperados (como los Marea Kutxi o César Ramallo o David y Naiara, pasado y presente a la voz en El Portal de Jade), les hago ver que sorprende la presencia de Brigi Duque y, principalmente, Albertucho: pedí al grupo poder invitarle a cantar en ‘Palabras De Sangre Y Pintura’; deseaba que en nuestro primer disco estuviera, explica Romero.

Fieles a las connotaciones de libertad que, desde su mismo título, sugiere Caballos De Rienda Larga, la banda, a la hora de publicarlo, optó por la autoedición: El título, continúa éste último, lo pusimos partiendo de que los caballos siempre han estado al servicio del hombre, para trabajar; así pues, ya que en la vida tenemos que estar atados a muchas cosas, ¿qué menos que tener algo de libertad para hacer lo que queramos? Con el segundo haremos lo mismo. No creemos en nadie ni en nada, sólo en nosotros. Lo que está claro, comento para acabar, es que la apuesta ha funcionado: hicimos una remesa de mil copias y antes del fin de 2009 se terminaron; las vendimos en los conciertos y por Internet. Hemos fabricado otra tirada y siguen saliendo bien.



DESDE SANTA ENGRACIA, ROTXAPEA, EL TREN: RECOMIENDA BEORLEGUI´N ROCK!!


A todo tren

Concierto de El Tren

Fecha: sábado, 29 de enero.

Lugar: Café Bar Bigaroa, Errotxapea.

Intérpretes: El Tren, banda interada por Diego, a las guitarras y a la voz, Roberto, al bajo, a los coros y a la voz, Patxi, a las guitarras, y Kiki a la batería.

Incidencias: concierto de presentación de la 1ª grabación de la banda. Hora y ½ de duración. Lleno, público de todas las edades que se mostró muy participativo.


Surgidos a principios de los 90 en Santa Engracia, barrio popularmente conocido como el de la estación, El Tren, tras permanecer varios años en vía muerta, decidió recientemente retomar su carrera; retornar a los raíles, llevando a cabo lo dicho con remozada tripulación (únicamente se mantienen Patxi y Diego de quienes completaron la formación original) y con un CD de cinco temas que a nadie está dejando indiferente, tal y como lo dio a entender el ambiente vivido en Bigaroa.

Ante un café-bar que, lleno hasta la bandera, hizo las veces de estación, tomando el rock urbano de genuino sabor a barrio como puntos de partida y de destino, el presente viaje arrancó con Brillo En La Carretera, banderazo de salida del CD y, desde siempre, de los conciertos de la banda, al que siguieron En Mi Rama, igualmente incluido en el disco, uno inédito y Sabiñe: temas que, sólidamente defendidos por el cuarteto, tintados de indisimulables influencias metaleras (principalmente en el remate final de las canciones), se mostraron de esta guisa: concebidos sobre los patrones del rock callejero de los 80 y plasmados con la contundencia del de los 90, destacando principalmente la labor de Diego, ya a las cuerdas de su guitarra, ya a las cuerdas vocales, por la seguridad y credibilidad que transmitió, haciendo gala de un timbre más que apropiado para el rock. Bueno, y la voz de Roberto, el bajista, en las contadas canciones que cantó, saldándose el asunto con idénticas demostraciones de saber estar y aplomo; y así lo entendieron los presentes, un público integrado por jóvenes de hoy y de ayer que totalmente por la labor desde el principio, haciendo piña alrededor del grupo como pocas veces hemos visto, siguió sus evoluciones en éste, su regreso, con rostros repletos de satisfacción. Sí, hasta el punto de que en vez del tren a ellos, podemos afirmar que el gentío, en volandas, fue quien llevó a aquel. A continuación, tras las canciones reseñadas, llegó el momento de Pensando, tema de reflexiva letra que, con Paco y El Malo, miembros desaparecidos de la banda, en el recuerdo, se tradujo en un recorrido de generosa e intensa duración; bueno, y al igual que el transcurrir de la vida –si nos ponemos pensativos-, luciendo a diferentes velocidades, mostrándose lento al principio y rabiosamente acelerado a una con su desarrollo. Finalmente, con permiso de Perdido (último de los incluidos en el CD) sonaron unas cuántas composiciones que, inéditas, exhibieron similares parámetros sonoros: trasmitiendo inquietudes y actitud, por las sendas inherentes al rock cuando éste aún se estaba gestando; por lindes propias de los tiempos en los que los incipientes rockeros no tenían ninguna pretensión más allá de escapar de la realidad, a cambio, si acaso, de pasar el rato.

De largo recorrido en el tiempo pese a su vocación de cercanías, El Tren se presentó en sociedad mediante un intenso concierto que, musicalmente, nos llevó décadas atrás en el tiempo… Y para bien, al igual que, si se nos permite la comparación, Osasuna el pasado domingo: El Tren, formación así llamada en homenaje a sus orígenes (¿qué mejor nombre para una banda de Santa Engracia?) y a la canción de Leño igualmente titulada; además, al igual que en su día una banda de Melilla, La Patera (siendo de allí como eran, cómo se iban a llamar? Razón por la que los Marea se llaman Marea) éstos, igualmente, ¿cómo iban a hacerlo? Como dicha seña de identidad del barrio, ¿no?

De un barrio que, aunque llegado el momento, vea la desaparición de las vías, a toda máquina como vimos a la banda, seguro que tiene Tren para rato.


3, 2, 1, FUEGO: PASÓ MR. FYLYN POR LA CIUDADELA!

El viernes 9, un año después de su última actuación en este marco, MR FYLYN regresó a la Ciudadela de Iruñea, abriendo cartel para M-CLAN. He aquí todo lo que hemos escrito de ellos hasta el momento...


MR FYLYN, 1, 2, 3… FUEGO! (El Gringo Discos, 2011)

Marcando músculo frente a diferentes adversidades, reconvertidos en trío tras la ‘fuga’ de su otrora frontman, Pedro Fernández, Mr Fylyn encaran nuevamente el pedregoso camino del rock & roll mirando con convicción hacia delante; escribiendo su nombre con mayúsculas en la escena con éste, su nuevo disco. Así las cosas, dos años después de la presentación de su primer CD, damos fe de que la estrella de Mr Fylyn vuelve a brillar con la publicación de 1, 2, 3… FUEGO!, su segundo trabajo; y con más fuerza si cabe que la vez anterior: cosa de haber visto el grupo reorientado su sonido por parámetros más rockeros, pese a no haber renunciado a las melodías.

Publicado por EL GRINGO DISCOS, 1, 2, 3… FUEGO! fue grabado, mezclado y masterizado por Miguel Aizpún en los Estudios M. A. V. de Zizur Mayor, corriendo las labores de producción a cargo del propio grupo y encargándose del diseño de portada, libreto y de la maquetación en general Igor Legarreta y Virginia Santos. Diez es el número de temas que contiene el álbum: Veneno, Cobarde, Vuelva otra vez, Espejos, Sobrevivientes (con la colaboración de Brigi Duque, a las voces), Revolución, Borregos, Enfermo de corazón, Vamos a ver, Dejar de correr (con la participación de ‘el Piñas’, de Marea) y La vida es bella.

Mr Fylyn, el feeling continúa. Tras mostrar su lado más orientado hacia el punk americano, he aquí, marcada por las voces de Iban y Sete, la nueva cara de la banda, más escorada hacia el rock. De manos de las voces de bajista y guitarrista –respectivamente-, quienes, no lo olvidemos, con anterioridad ya cantaban también algunos temas. Así pues, tras enseñar su torso más o menos depilado en Mi estrella, su álbum debut; tras enseñar una vertiente más rica en connotaciones pop, ya está aquí, ganas e ilusión a espuertas, el renovado proyecto de Iban Viedma, Alfonso Zarzosa y el baterista Xabier Tuñón. La nueva apuesta del trío. Yendo los tres de su mano a por todas, a pecho descubierto. Sacando pecho con sus nuevas canciones, luciendo en esta nueva etapa más pelo en pecho las mismas. Dando el trío la cara, de frente, y de paso un potente paso al frente. Creciéndose, en resumidas cuentas, con su nuevo disco. Aunque no todo siga siendo igual en el grupo, si quieres subir nuevamente a su sueño (reconvertido, claro está), estás invitado a hacerlo. Un, dos, tres, ¡fuego!






MR FYLYN, POR EL RETROVISOR: SELECCIÓN DE SUS MEJORES JUGADAS!!












“Y a continuación, de igual a igual, prácticamente, el rock enérgico, pegadizo y contundente de unos Mr. Fylyn que, comandados por un Pedro pletórico, perfectamente respaldado por los coros, salieron a por todas; ¿el resultado? Un hecho musical que aunó a la perfección la fuerza del rock con las melodías del pop, con éstas ajustándose al agreste tronco de las canciones como un guante. Un concierto que deparó unas composiciones aceleradas, claramente lindantes con el pop-punk americano, por momentos: próximas al pop-rock del siglo XXI, tal vez éste sea así: en cualquier caso, dinámicas, fogosas y de agradecida escucha…”

(extraído de la crítica de semifinales Encuentros´06)



Promesas y Realidades

Concierto de Mr. Fylyn

Fecha: sábado, 17 de marzo.
Lugar: Sala Artsaia, Aizoáin.
Intérpretes: Mr. Fylyn, formación integrada por Pedro, a la guitarra y a la voz, Alfonso, a la guitarra, Iván, al bajo, y Xabi, a la batería.
Incidencias: presentación de Sube a mi sueño, nueva grabación de Mr Fylyn, enmarcado en el ciclo Sala 7 de apoyo a grupos locales. 1/3 de entrada. La velada comenzó a las 22.30, extendiéndose hasta las 0.15 horas.

Enérgicos, brillantes -aunque a distintos niveles-, así resultaron los conciertos ofrecidos por Espíritu de Contradicción y Mr Fylyn, unos en el día de su debut y los otros, más talluditos, en el de la puesta de largo de su más reciente grabación. La noche comenzó de manos de los noveles Espíritu...

Y a continuación, el momento de Mr Fylyn, intratable formación que desde el primer tema detonado, esa declaración de principios titulada Seguimos siendo igual, se mostró como lo que es: una banda hecha, consolidada. Una formación que a poca suerte que tenga tiene que romper por algún lado; ¿sus credenciales? Clase y poderío al filo. El hecho musical esgrimido, basado en un pop-punk americano de dos velocidades con ambos puntales estilísticos brillando con mayor o menor fuerza según la composición de que se tratase: ora de forma más melódica, ora más acerada; ya más lento, ya, más acelerado. En cualquier caso, eléctrico y electrizante siempre. Facturado al rojo, a un rojo con una tonalidad incandescente, similar a la de la guitarra y la corbata de Pedro, frontman y auténtico valedor en la sombra de la banda: de una formación que sonó perfectamente empastada, con Alfonso e Iván respaldando con sus coros perfectamente al vocalista. Y llegados a este punto, no nos queda sino preguntarnos lo siguiente: ¿Qué hacen Mr Fylyn en los conciertos de Sala 7? ¿No son éstos para apoyar la cantera, a quienes se están forjando? ¿Para cuándo su salto a otra división, bregados y preparados como están? ¿Tendrán que probar suerte fuera para conseguirlo? Por último, tras ofrecer sendas canciones con las colaboraciones de Jaione (vocalista de los Espíritu) y Artsaio, a las voces, una versión de Obsesión, viejo tema de Barricada, condujo la noche a su final... dejándonos un buen sabor de boca: la constatación de haber visto un par de buenas bandas, aun a diferentes niveles; procedentes ambas del vivero representado por las cabinas de Artsaia, tan importantes para la música de Iruñerria como las instalaciones de Tajonar para el deporte. En cualquier caso, lo dicho, dos buenas formaciones: la primera, una promesa, y la segunda, una realidad…”

(Extraído de una crítica publicada en marzo de 2007)



“Finalmente, en lo que a los grupos a concurso respecta, la noche concluyó con Mr Fylyn, quienes hicieron acto de presencia como lo que son, a lo grande: intro pregrabada de por medio, proyecciones de imágenes suyas en la pantalla, del logotipo de la banda... Y es que qué duda cabe de que el presente test era importante para ellos, una formación hecha, curtida, un grupo que, todo pundonor, merece otro tipo de suerte. Recoger algo tras sembrar y sembrar, dándonos la sensación de que en la lotería en la que están inmersos (he aquí lo que en tantas ocasiones es el salir adelante con tu grupo, el equivalente a que te toque la misma) con que les tocara lo puesto, sería suficiente; ¿su actuación? Rotunda, como siempre. Arrebatadora. Conjugando a la perfección en sus canciones contundencia y melodías, dando como resultado unas composiciones de acabado perfecto que, en algunos casos (Seguimos siendo igual) incluso fueron coreadas por la sala. Así las cosas, como era de esperar, Mr Fylyn entró con pleno derecho en la final…”

(Semifinales Encuentros´ 07)



Jo TTa Fylyn

Final de Encuentros 2007: actuaciones de Jo TTa Kun, Diabulus in Música, Mr. Fylyn y Sueños Rotos

Fecha: sábado, 27 de octubre.
Lugar: sala Artsaia, Aizoáin.
.
Concluyó la presente edición de Encuentros, deparando el triunfo de Mr Fylyn. En una noche en la que a la vista del nivel esgrimido por todos en la fase previa cualquier quiniela era posible, las actuaciones se iniciaron con la comparecencia de los segundos clasificados a la postre, los txalapartaris de Jo TTa Kun…
A continuación, tras semejante primer plato, llegaría el momento de las diabluras musicales de altísimos vuelos de Diabulus in Música… Eso sí, pese al nivel por ellos apuntado, en lo que respecta a la conexión con el público, tenemos que decir que fueron la banda de transición de la noche; el nexo entre los primeros y las dos últimas a concurso, Mr. Fylyn y Sueños Rotos: formaciones que se mostraron de igual a igual en escena, saliendo a por todas y logrando meterse con sus canciones en el bolsillo a los presentes. Con su pop-rock brioso, pegadizo y con gancho, más enérgico en el caso de los txapeldunes (qué no hemos dicho de ellos en este espacio, he aquí la razón de que no les dediquemos más líneas) y descaradamente escorado hacia el esgrimido por Pignoise en el de los segundos…

(Final Encuentros´ 07)



“En medio de una decoración general caracterizada por sus tonalidades rojiblancas (en referencia a los colores sanfermineros, queremos suponer), bajo una inmensa carpa de cuyo techo, en esta ocasión, únicamente colgaban diez banderas de Navarra, la velada arrancó bajo el impulsivo rock de Mr Fylyn, quienes además de su repertorio habitual ofrecieron el tema Contra la pared, de Barricada, con El Drogas e Iker Piedrafita al micrófono en lo que supusimos todo un homenaje a dicha banda... ante la mirada a otro lado de las instituciones..”

(Extraído de la crítica del Festival Joven ‘Dia de Navarra 2007’)



“Totalmente exitosa, he aquí cómo resultó la fiesta de rock programada por Artsaia para despedir 2007 con cinco de las bandas más selectas de la casa: con unas formaciones que, pese a estar ahí, peleando en el día a día de las salas de ensayo, lucieron bregadas. Curtidas, y si no en mil (cosas de la juventud atesorada por las mismas), sí en bastantes batallas… Acto seguido llegaría el rock txapeldun de Mr Fylyn, quienes, comandados por un Pedro que lució un sorprendente nuevo look, dejó claro lo siguiente: que, llegados a este punto, tienen que buscarse otra cosa. Otra liga –musicalmente hablando-. Otra división en la que desplegar su buen hacer, toda vez que ésta se les ha quedado pequeña: así lo dio a entender el set-list ofrecido, el mismo que les catapultó a ganar la última edición de Encuentros. Mr Fylyn, una noche más, a lo grande. Como lo que son, en verdad…”

(Extraído de un crítica publicada en enero de 2008)



Por todo lo alto

Concierto de Mr. Fylyn

Fecha: viernes, 24 de abril.
Lugar: Bar Subsuelo, Iruñea.
Intérpretes: Mr. Fylyn, formación integrada por Pedro, a la guitarra y a la voz principal, Alfonso, a la guitarra y a la voz, Iván, al bajo y a la voz, y Xabi, a la batería.
Incidencias: presentación de Mi estrella, primer disco de Mr Fylyn. Hora y 20 minutos de duración en total. Muy buena asistencia, público de todas las edades que se mostró participativo.

Mr Fylyn, el aguerrido grupo comandado por Pedro Fernández, pasó el viernes con nota la prueba de fuego que siempre viene a ser la presentación de un primer disco: un trabajo soberbio al que, estamos convencidos de ello, seguirán muchos más. Y es que ha sido tan intenso el período de rodaje de la banda, tantos los obstáculos superados para alcanzar esta meta, que una vez superados todos ellos la recompensa tiene que llegar. Y no diremos que estamos seguros de ello porque no nos vamos a repetir. La velada, con Alfonso (qué grande a la guitarra solista), Pedro e Iván en primera línea de fuego, comenzó sin concesiones bajo los ritmos acerados y acelerados de Arrecifes de humo, auténtico chute de rocoso pop-punk al que pronto siguieron temas como Mi estrella o Por no estar (con el público acercándose finalmente hasta delante del escenario), y temazos como el pegadizo Sube a mi sueño: composición perfectamente planteada, facturada y rematada que fluyó y sonó con vigor y cristalina nitidez; bueno, igual que otras de idéntico calibre, como Será, No (cantada por Iván, con Pedro, guitarra en ristre, caminando ¡por la barra! del local), Vis a vis, llamado a ser uno de los hits del disco, o el himno-declaración de principios Seguimos siendo igual, cuyas interpretaciones pusieron de manifiesto lo siguiente: que Mr. Fylyn es un grupo grande… llamado -si nada se tuerce- a hacer cosas grandes. Que los citados, compositiva y musicalmente hablando, no sólo están al mismo nivel que otras bandas de pop-punk con las que han compartido escenario, sino a mayor altura: por encima de formaciones injustamente afamadas –a nuestro juicio-, grupos a los que Pedro y compañía demostraron en el Subsuelo dar sopas con honda –que se decía antaño-… y no sólo mil, sino cuantas vueltas se quiera. Ser una banda que con su perfecta aleación de contundencia y melodía está llegando a todos los públicos; y es que, al igual que lo cortés no quita lo valiente, sonar fuerte tampoco tiene porqué estar reñido con ser elegante. Y lo hicieron, lo pusieron de manifiesto por medio de un concierto que nos mostró a una formación que, con estrella, demostró encontrarse en un momento de forma espectacular. A un grupo pletórico e inspirado que, en la puesta de largo de su flamante ópera prima, dio todo un golpe de mano, protagonizando un demarraje que debería servirles para liderar definitivamente el pelotón. Y es que, al igual que Induráin en su día en los momentos claves, Pedro y su equipo también acertaron a dar el do de pecho en ésta, la etapa reina de su carrera.
Tras años de lucha teniendo que sortear incluso alguna que otra zancadilla por el camino, el sueño de Mr. Fylyn de sacar un disco por fin se ha hecho realidad. El viejo sueño de una banda cuya música, desde el prisma estilístico, habríamos de definir como próxima al punk americano… mas como puro rock & roll por la actitud que transmiten con la misma. Cosa, por otra parte, de la base rockera propia de las bandas de Nafarroa, como dejaron claro con la premeditada versión del Contra la pared, de Barricada, ofrecida en los bises, tema que dejó un gran sabor de boca a los presentes: a un público que, testigo de excepción de la transformación del sueño del grupo en realidad, a la vera de su estrella lo disfrutó el pasado viernes como propio, participando, subiendo a lomos del mismo y haciéndolo además con un plus añadido: con la sensación de que lo mejor está por llegar.

(Crítica publicada en abril de 2009)



Multicolorista arranque

Conciertos de El Mono Pintor y Mr Fylyn

Fecha: miércoles, 28 de julio.
Lugar: recinto de la Ciudadela, Iruñea.
Incidencias: velada programada dentro del ciclo Ciudadelarte, organizado por el Ayuntamiento. 2 horas de duración en total. Asistencia discreta, público preferentemente joven y poco participativo.

Arrancaron los conciertos de la novedosa y variada programación denominada Ciudadelarte, deparando dos multicoloristas actuaciones que, más allá del buen sabor de boca que dejaron, nos llevaron a hacer distintas reflexiones tras analizarlas desde otros puntos de vista, como los de la descolorida asistencia registrada o la desteñida actitud del respetable: un público que, sin darse cita en un número importante, postrado en todo momento sobre la hierba, se limitó a escuchar, ver… y aplaudir, en los mejores casos. Y todo ello siendo gratuita la velada y, se mire como se mire, organizada en un marco más que agradable, tanto en lo referido al enclave como a la meteorología. ¿Qué pasó? ¿Falta curiosidad? El vencedor de la última edición de Encuentros, al menos, oficialmente, el mejor grupo navarro de 2009, ¿no tienen más tirón? Ejerciendo de abogados del diablo, ¿Tanto público potencial de ambas bandas se ha ido de vacaciones?...
…Y a continuación, el momento de la segunda banda en liza: Mr Fylyn, quienes, tras la fuga de su vocalista Pedro Fernández a La Fuga, en vez de, tal y como esperábamos, aprovechar para presentarse como trío, lo hicieron para despedir nuevamente al citado. Con éste alternándose la voz cantante y su otrora posición central en el entarimado con Sete e Iván, ante un menguado número de espectadores, los ganadores de Encuentros´ 07 repasaron básicamente los temas de su CD Mi Estrella, comenzando por Arrecifes De Humo y terminando con Seguimos Siendo Igual, declaración de intenciones con la que curiosamente terminaron: sí, teniendo en cuenta que, para ellos, tras la marcha de Pedro, nada va a seguir siendo así; sobretodo para Iván y Sete, quienes a partir de ahora van a tener que encargarse de cantar: labor que en temas como Por No Star o El Aguijón (brindados por Sete) o No o Me Quedaré Bailando (cantados por Iván) demostraron hacer con solvencia, más que estar en condiciones de afrontar…

(crítica publicada en agosto de 2010)

El final de la cuenta atrás

Concierto de Mr. Fylyn

Fecha: viernes, 10 de junio.

Lugar: sala Big Star, Atarrabia.

Intérpretes: Mr. Fylyn, formación integrada por Alfonso, a la guitarra y a la voz, Iban, al bajo y a la voz, e Izai, a la batería.

Incidencias: presentación de 1, 2, 3… Fuego!, nuevo disco de Mr Fylyn. Hora y 1/2 de duración en total. Buenísima asistencia, público que se mostró muy participativo.

Un año justo después de que, en este mismo lugar, la estrella de Mr Fylyn amenazara con apagarse (cosa de la salida a La Fuga de su hasta entonces vocalista), la misma volvió a brillar con renovada fuerza con motivo de la presentación del nuevo trabajo del otrora cuarteto, 1, 2, 3… Fuego!, nuevo disco de los Fylyn supervivientes Xabi (momentáneamente sustituido por Izai a causa de un problema de salud), Sete e Iban: un disco al que no sabemos si denominar segundo álbum del grupo o, habida cuenta de los distintos avatares acaecidos durante este año, primero de una segunda parte, dentro de la existencia del conjunto.

En medio de una especial expectación, Mr Fylyn metió primera con la espoleta encargada de activar el CD, Veneno, tema al que, enlazado, siguió Cobardes: vena hardrockera, rabia y empuje a espuertas, perfectamente cantados ambos por Iban y Sete –respectivamente-, dándolo todo en sus respectivas demarcaciones; con el sustrato rockero presente desde siempre en la banda denotando una presencia… Especial. Estar acentuada sobremanera esa fuerza guitarrera indisimulable incluso en su anterior etapa, pese al albornoz melódico de raigambre pop punk tan característico entonces en sus canciones; eso sí, sin que dicha fuerza se tradujera en una pérdida de brillo en las canciones nuevas. A continuación, precisamente, sonó un tema de dicha primera etapa, No, guiño al pasado superado con la interpretación de nuevos temas de estreno comoBorregos (inspirado en una personal vivencia del grupo con la policía), Espejos, Enfermo de corazón o Revolución. ¿Más temas que contribuyeron a engrandecer la noche? Por no star o El aguijón, de su ya citado primer CD (toda vez que, pese a encontrarnos en la puesta de la largo de su nuevo material, no podía faltar un recuerdo para las jugadas más importantes de Mi estrella), la sorprendente versión del viejo Peligroso animal de compañía (recuperado del CD en solitario de idéntico título de Boni, de Barricada) y las nuevas Sobrevivientes y Deja de correr, cantada esta última con la colaboración de El Piñas, el cantante en la sombra que se resistía a serlo y última en sonar antes de unos bises materializados con las interpretaciones de Arrecifes de humo(ofrecido con la presencia de Iker Piedrafita, pariente cercano de toda la familia rockera de Iruñerria), una rabiosa versión del No somos nada, de La Polla, y, finalmente, la invitación con forma de canción Vuelva otra vez, tarjeta de presentación del CD y perfecta guinda del pastel.

Sin mirar atrás después de un año no sabático precisamente (rico más bien en meses de incertidumbre y cuerda floja) los renovados Mr Fylyn retornaron a Big Star con un nuevo CD tan deseado como esperado, pasando la prueba del algodón, la reválida de su presentación sin problemas. ¿Cómo? Mostrando la nueva cara del grupo, más escorada hacia el rock. Demostrando estar dispuestos a ir a por todas, seguir viviendo para el rock & roll, como cantaran en uno de los viejos temas firmados por Sete: sacando pecho con los nuevos, luciendo en esta nueva etapa con más pelo en pecho los mismos. Estar preparados para lo que sea: tras el final de la cuenta atrás, tres, dos, uno ¡fuego!, para el comienzo de lo realmente bueno, su nueva carrera hacia adelante: y es que el feeling continúa… y, tal y como se dice, lo mejor siempre está por llegar. Si quieres subir nuevamente a su sueño, contribuir a que su estrella vuelva a quemar al mirarla, estás invitado a hacerlo: no te defraudarán.






30/8/11

KOMA NO TOCARON EN ARRONIZ POR LA LLUVIA

Koma, la banda comandada por el gran Brigi Duque e integrada por los no menos grandes Natxo Zabala, Rafa Redín y Juan Carlos Aizpún, programada para actuar el viernes, 2, en Arróniz, no pudo hecerlo, finalmente. He aquí qué escribimos de KOMA a propósito de la presentación de La Maldición Divina, su ultimo CD:

KOMA, LA MALDICIÓN DIVINA (MALDITO RECORDS, 2011)

Koma, el engranaje musicalmente perfecto integrado por Brigi Duque, compositor de la música, guitarrista y vocalista del grupo, Rafa Redín, bajista y letrista, Natxo Zabala, guitarra solista, y Juan Carlos Aizpún, batería, vuelve a demostrar su poderío con la publicación de La Maldición Divina, su octavo trabajo: nuevo aldabonazo sonoro que, tres años después de la publicación del anterior, Sakeo (álbum que llevó al grupo a cruzar en dos ocasiones el océano Atlántico) ve la luz cuando estamos en puertas del decimoquinto aniversario de la salida de su primer CD.

La Maldición Divina, título abierto a múltiples interpretaciones (más que a un Dios en particular, referido a cuestiones relacionadas incluso con ídolos o con los personales “becerros de oro” de cada cuál), se grabó en los estudios M.A.V. de Zizur Mayor, Navarra, donde también se hicieron las mezclas; una vez más, Miguel Aizpún, productor habitual de la banda, se encargó de dichas labores, compartiendo cometido con los propios músicos; la masterización final, asumida igualmente por ambas partes, se llevó a cabo en los estudios MASTER M.A.L. Por último, apuntaremos que Kike se encargó del arte de la portada (tan impactante como la música del disco) y que para la llegada al mejor puerto posible de las canciones se contó con colaboraciones como las de los músicos de Su Ta Gar y Mr. Fylyn David y Alfonso Zarzosa –entre otras-, quienes aportaron sus voces en los coros.

La Maldición Divina ofrece doce cañonazos que Kolosales, Majestuosos, con la casta habitual de Koma latiendo a borbotones, denotan desde su primera escucha su ADN. La analítica perfecta; que sólo pueden ser de Koma, banda cuyas vigorosas constantes vitales se siguen manteniendo en el mismo estado de forma que cuando surgió en 1994, si no creciendo: como si por ellas no ya no pasaran los años, sino que tampoco les pesaran. Y desde el prisma estilístico, por si quedara alguna duda, dejando claro con rotundidad, tal y como lo proclaman en ‘Almohada Cervical’, que lo suyo siempre fue, es y será el heavy metal, concepción del género que de alta tensión siempre, erigida sobre su esencia más genuina, rockerizada y atemporal, luce impactante a rabiar con los ropajes sonoros exhibidos por el grupo: su sonoridad del siglo XXI. ¿Temas a destacar? ‘Blancos De Los Nervios’, ‘Patrón A Seguir’ (de malencaradas y broncas letras), ‘Los Idiotas’, ‘Quién Sobra’ (críticas e irónicas a un tiempo), ‘Sin Oxígeno’ (la más vacilona) o la inconmensurable versión del ‘Bagare’ del cantautor Gontzal Mendibil, sostenidos todos ellos por unos riffs que, ya característicos, han creado escuela; rubricados por los punteos de Natxo (tan elegantes como resolutivos y contundentes) y lanzados con incontestable precisión desde la siempre fornida base rítmica, con Rafa sin perder cuerda –igualmente- y Juan Carlos, en su línea, echándole el habitual ‘par de bombos’ al asunto. Finalmente, el CD se completa con ‘El Exorcista’, ‘Fantasmal’, ‘Me Vacío’, ‘No Te Lo Tomes a Mal’ y ‘Ostia Frontal’.

Un disco éste, La Maldición Divina, llamado a ser toda una divina bendición para los miles de incondicionales de Koma, banda que, paradigma del mejor heavy metal facturado en el Estado, vuelve a dejar claro que su concepción del rock sigue siendo sinónimo de grandeza y rotundidad: una vez más, buena señal.


KOMA, TODAS NUESTRAS CRÍTICAS (DE SUS CONCIERTOS, CLARO ESTÁ)

BELLÍSIMA ESTAMPA PARA EL RECUERDO: QUÉ JÓVENES FUIMOS ALGUNA VEZ


Su rollo sigue siendo el rock

Maiatza Rok´ 2004

Grupos: Actuaciones de Aldabidia, Motorsex, AC/NE y Baron Rojo y de Bhatoo, La Leñera, Los Parpel y Koma.

Fecha: sábados 15 y 22 de Mayo.

Lugar: Frontón Askatasuna, Burlata.

Incidencias: Conciertos celebrados dentro de la undécima edición de Maiatza Rok.

Sí, pues ese sigue siendo el rollo de la Peña Euskalherria durante los meses de Mayo: El rock. Así lo vienen demostrando desde 1994 las sucesivas ediciones de Maiatza Rok…

Y como punto final de la noche del sábado 22, la sensacional actuación de Koma en su vuelta a los escenarios, demostrando estar en forma tras su año sabático y que su recuerdo ya es historia, pues afortunadamente han vuelto y el mismo se ha convertido en realidad….


Corella con K

Tercer concierto del Tinto Rock´2004

Fecha: Sábado, 31 de Julio.

Lugar: Campo de fútbol de Corella.

Intérpretes: Pako Jones, Transfer, Koma, Konsumo Respeto, Segismundo Toxicómano, Reincidentes, Zirrosis, The Meas, Peter and the Test Tube Babies, Vulpess y GBH.

Muchos fuimos los que al ver los carteles anunciadores del Tintorrock de este año creímos en un principio que en ellos había un error: ¿El Tinto en Corella? Pues sí. Tras haberse celebrado desde siempre en la provincia de Burgos Corella fue el lugar elegido para la edición del 2004, transformándose así por tres días en “Korella”, con K.

Así las cosas y bajo un sol de justicia, el concierto se inició sobre las 15.30 horas con el metal bruto de Pako Jones y el rock urbano de letras críticas y lucidas de Transfer, grupos a los que les tocó la ingrata tarea de abrir cartel. Y a continuación Koma, quienes comparecieron a las 17.30, una hora excesivamente temprana en nuestra opinión. En cualquier caso y de la mano de un set interpretado sin concesiones los liderados por Brigi marcaron su impronta a fuego, cosa que el público, aún escaso, supo agradecer, demostrando que tras el año de parón no les ha olvidado. Acto seguido llegó la hora de Konsumo Respeto y de Segismundo Toxicómano, banda de Gasteiz “punktera” en su género y que de la mano de su contundente música de rompe y rasga supo hacerse con el fervor de los asistentes, de un público de todas las edades, de estética, actitud y manera de vivir (si se me permite) en su mayoría punkie y procedente de distintos lugares del estado.

Y llegados al ecuador del festival, hacia las 21.30 llegó el turno de Reincidentes, quienes a pesar de haber editado recientemente un CD en acústico reincidieron en eléctrico, su formato de siempre, ofreciendo un set sin fisuras en el que la práctica totalidad de los temas sonaron enlazados, al más puro estilo Ramones. Y tras la comparecencia de Zirrosis, los siguientes en actuar, he aquí el momento más esperado de la noche: Las actuaciones de Las Vulpess en éste su fugaz regreso a las tablas, vuelta con un marcado e indisimulado sabor a revival, Peter and the Test Tube Babies y The Meas, otra de las bandas que el incombustible Evaristo se ha sacado de la chistera. Y ya van ¡tres! tras el adiós de La Polla: The Kagas, Gatillazo (quienes también actuaron el viernes) y ésta. Ironía, clarividencia y el buen hacer de siempre de la mano de un repertorio en el que ni sonó ni se echó en falta ningún tema de la banda de Agurain por excelencia.. Y como colofón final la actuación de GBH, salvaje y destroy como ninguna. Una cosa quedó clara a los presentes: Que a dos décadas de los ochenta, los años de su mayor esplendor, el punk fraguado en el 77 londinense, el viejo género, aun teniendo casi todo en contra, continúa manteniendo el tipo y el tirón. Y un último apunte, antes de terminar: ¿Qué hacían los GAR de la Guardia Civil tanto a la entrada del pueblo como del recinto? En otras concentraciones musicales similares no los vemos. Si únicamente era un festival, si es sólo rock´n roll... Sinónimo de transgresión en otros tiempos. Que no somos delincuentes, hombre. Que aunque por tres días el punk okupara Corella no iba a pasar nada. Corella con K, claro está.


Hator, hator neska mutil etxera

Hatortxurock 6, conciertos de Koma, Betagarri, Parabellum y La Leñera

Fecha: Sábado, 25 de Diciembre de 2004.

Lugar: Carpa instalada en el Polígono Plazaola, Berrioplano.

Intérpretes: Koma, Betagarri, Parabellum y La Leñera.

Incidencias: 6ª edición de Hatortxurock, alrededor de 3000 personas en una noche infernal. El concierto comenzó a las 22.00 horas y se extendió hasta altas horas de la madrugada. Además de presentar sus nuevos CD´s, Koma y Betagarri ofrecieron sendos pases extras integrados por versiones de clásicos del rock vasco de los 80, temas que fueron cantados por sus vocalistas originales.

En medio de una noche infernal más que invernal, he ahí las circunstancias en las que se celebró la presente edición de Hatortxurock. Y es que los augurios meteorológicos se cumplieron, trayendo entre otras consecuencias una asistencia de público menor que la esperada. La velada comenzó puntual con la irrupción de Koma, quienes se entregaron a la labor de romper el hielo (nunca mejor dicho) con tres temas de Sinónimo de ofender, su nuevo CD: Protestantes, el irreverente Imagínatelos cagando y Pensamientos fúnebres; durante su actuación los de Burlata también ofrecerían otros dos temas de dicho álbum, El muro de Berlín (compuesto a ritmo de tango y uno de los más celebrados) y Baga, biga, higa, revisión de lo más core de la célebre canción de Mikel Laboa, completando set con clásicos de factura propia como Tío Sam o El marqués, con el que se despidieron... momentáneamente, tras protagonizar un pase tan intenso como bruto. En su línea. Y es que podemos afirmar que en esta ocasión no fue el pantano de la discordia el responsable del terremoto que el pasado 25 sacudió Iruñerria: que esta vez fueron los Koma. Y a continuación otros de los a la postre triunfadores de la noche: Betagarri, formación que repetía en Hatortxurock y que también acudió a la cita con un CD nuevo bajo el brazo, Zuzenena, trabajo cuyas primeras presentaciones han tenido lugar en Japón. Los de Gasteiz ofrecieron un pase redondo demostrando que están imparables, en un gran momento artístico. Y acto seguido llegaría el primer momento mágico de la noche: la primera txanda de versiones, que con ellos a los mandos trajo entre otros a escena a históricos como Andoni de Delirium Tremens, el Drogas, que bordó más que cantó La 204 de Cicatriz, o al otrora Toñín el rey del vodevil interpretando su Carcelero huajolote. Y a continuación la segunda txanda, con Koma a la parte instrumental demostrando versatilidad y cantantes como Auo ex Etsaiak, Gorka de Berri Txarrak, Aitor Su ta Gar o Boni de Barricada viajando en el tiempo, reinventándose y retrotrayendo sobre la tarima sus canciones más celebradas; y todo ello ante el beneplácito de los asistentes, que se las cantaron todas antes de aplaudir con fuerza por la clase de historia recibida: porque esto fue el concierto en esta fase, ciertamente... una clase que finalizaría con las actuaciones de los en este 2004 resucitados Parabellum y de La Leñera, a quienes les cayó en suerte el marrón de cerrar. Y esto dio de sí la presente edición de Hatortxurock, festival más que asentado y que un año más... volvió por Navidad.


GORKA, DE BERRI TXARRAK, CANTA OIHU CON KOMA COMO BANDA BASE: IMPAGABLE


Disturbio metálico

Concierto de Koma

Fecha: Jueves, 28 de Abril DE 2005.

Lugar: Black Rose, Burlata.

Intérpretes: Koma, formación integrada por Brigi a la guitarra y a la voz, Natxo a la otra guitarra, Rafa Melenas al bajo y Juancar a la batería.

Incidencias: concierto sorpresa, lleno. La actuación duró hora y tres cuartos, bis incluido.

Diez años han transcurrido desde que comenzamos a oir hablar de una banda llamada a romper con todo. Koma, decían llamarse, y los comentarios estaban en lo cierto: así lo atestiguaron hechos como la publicación de su primera maqueta (pocas puestas de largo han sido tan exitosas) o su actuación en la edición de Maiatza Rok de 1995, la segunda. Pues bien, una década después, la víspera de partir hacia Albacete para participar en el Viña Rock, Koma compareció en el Black Rose sin avisar, y vaya conciertito el protagonizado. En sus primeros compases, éste deparó la interpretación de temas de sus últimos CD´s de estudio como Protestantes, Imagínatelos o Pensamientos fúnebres (de Sinónimo de ofender) o Jack queen Jack y Menos mal, de Criminal, composiciones por medio de las cuales la apisionadora sonora de Iruñea – Burlata por excelencia puso las cartas sobre la mesa, mostrando a las claras tanto sus intenciones como la realidad: que en estos años su sonido, su manera de vivir y de entender el metal no se ha movido ni un ápice, siquiera. Que si ésta ha evolucionado... ha sido hacia una concepción todavía más bestia. Y es que así lo demostraron, así resultó el metal – core practicado: arrollador, demoledor. Brutal. No en vano estamos hablando de la forma de tocar de cuatro músicos más que conjuntados, de unos musicazos que desde el primero al último acorde se transforman en un único ser, perfectamente sincronizados como van. De los números uno de la escena metálica estatal, y creemos que afirmar esto no es exagerado. Por otra parte, además de los temas apuntados, diremos que también encontraron su lugar canciones legendarias como Tío Sam o El Pobre, antes de encarar la recta final con El infarto y el hit por excelencia, Aquí huele como que han fumao. Ya en el bis llegaría el momento de Baga, biga, higa (contundente versión del tema de Mikel Laboa), El Markes y Bienvenidos a degüelto, cantada ésta última por Kutxi Romero.

Koma: punto y aparte. Un grupo de rompe y rasga, de metal de nuevos bríos, más allá del apellidado heavy, unicamente. De heavy del tercer milenio, si acaso, lejos de la concepción más previsible del género, esto es, del de los punteos, lucimientos personales y demás. De metal con cierto espíritu punk, zapatilla y suela y letras con mensaje. Y esto, todo esto, visto y constatado en exclusiva desde la primera línea de playa del Black, privilegiado enclave desde el que disfrutamos de la fuerza de la descarga. Y vaya chapuzón de vatios que nos dimos, en verdad. Y antes de concluir un apunte clarificador a nuestro juicio acerca de la polémica conciertos en los bares sí, conciertos en los bares no: si más que sus propietarios... parecen ser los grupos los más interesados en actuar. Y no sólo los que empiezan, a los hechos me remito. Al disturbio (en el sentido de alteración de la calma) protagonizado el Jueves pasado por estos aguerridos Koma. Punto final.


IMAGÍNATELOS, "IMAGÍÑATELOS"...


Sinónimo de arrasar

Concierto de Koma

Fecha: viernes, 11 de abril de 2008.

Lugar: sala Tótem, Atarrabia.

Intérpretes: Koma, formación integrada por Brigi a la guitarra y a la voz, Natxo a la otra guitarra, Rafa, al bajo, a las voces y a los coros, y Juancar, a la batería.

Incidencias: concierto de presentación de Sakeo, 7º CD de la banda. Hora y ¾ de duración, bis incluido. Lleno, público de media de edad alta, entusiasta y participativo. Como teloneros abrieron noche Arai.

Mucho ha llovido desde mayo del 95, mes en el que supimos por primera vez de Koma. Sucedió en Burlata, en Maiatza Rok, veterana cita con el rock que, dicho sea de paso, este año alcanza su décimoquinta edición. Bueno, mucho ha sido lo que ha llovido, lo que ha lucido el sol y, asimismo, lo que en estos años han tocado los Koma más allá de lo dicho. Y en el doble sentido de lo que se entiende por tocar, al menos desde el prisma netamente musical: hacer sonar los instrumentos (como pocos, en su género) y actuar. La velada, toda una fiesta metálica tanto sobre como bajo el escenario, fue abierta por Arai, quienes ofrecieron un concierto completo, más que un teórico pase de telonero. Una actuación correosa nutrida por unas composiciones sustentadas sobre un rock rico en todo tipo de ingredientes: cuidadas melodías, hechuras trashmetaleras, pinceladas genuinamente heavies... vetas todas ellas que dieron a entender que el metal en general, al igual que lo que se decía del heavy en los 90, nunca morirá. Sean cuales sean los tiempos y sus circunstancias. Y a continuación los Koma prestos a sakear la Tótem, algo que hicieron tanto durante el concierto (incontestable, he aquí cómo resultó el mismo) como previamente en taquilla, a la vista del gentío concentrado. La noche arrancó bajo los sones de Niños de lapos guerra, tema del CD que se presentaba al que pronto siguió La pelea y el mítico Tío Sam, aldabonazo sonoro en toda regla que, irremediablemente, llevó a la totalidad de los presentes a botar. Acto seguido, en medio de un volumen brutal –tal y como se toca y debe escucharse esta música- sonaría Vaya carrera que llevas, chaval, definiéndose claramente la llamada a ser una de las tónicas de la noche: la alternancia de temas nuevos o más o menos recientes (como La chulería, perfectamente plasmada por unos músicos que comparecieron ¡trajeados!, La fiera nunca duerme o El pato, de lo mejor de Sakeo) con clásicos como El pobre, el imprescindible Aquí huele como que han fumao o Mi jefe, con la que terminaron, en falso, sobre las 2.30 horas. ¿Más momentos a destacar? Los protagonizados por El muro de Berlín, con Natxo a la voz, a ritmo de tango, o El sonajero, composición de genuino sabor a son cubano que plasma como pocas la esencia de la banda, aunando kaña y espíritu de pachanga y diversión; un tema que, reforzado por el hacer de un trompetista, salió más que bien parado y que, además, hay que ver la de enteros que gana en directo. Finalmente los bises depararon Sakeo (evidentemente tenía que sonar la tarjeta de presentación) Protestantes y Bienvenidos a Degüelto, hit que puso el definitivo punto final a la velada.

Koma, Sakeo. Sinónimo de arrasar ambos términos, hablando de lo que estamos hablando. De quienes estamos haciéndolo más bien, de Rafa y Juancar conformando la base rítmica (petreo y rocoso tándem donde los haya), de un Natxo que nuevamente rayó a la gran altura acostumbrada y del carismático Brigi, todo un portento y amo y señor del escenario. De los Atila de la escena –si se nos permite la comparación-, toda vez que musicalmente hablando, por donde pasan no crece la hierba. De los de la escena estatal –queremos decir-, pues hace años que Koma, con su imponente avenida musical, reventó cauces y fronteras, desbordándose allende el Ebro con avaricia. El pasado viernes volvió a hacerlo de nuevo por medio de un gran concierto, esta vez a este lado de sus riberas. Que no baje el caudal.



‘Iruñea Free Musikaldia’, 2ª entrega: crítica y reflexión final

Actuaciones de Espíritu de Contradicción, Des-Kontrol, La Vela Puerca, Koma y Los Delinqüentes

Fecha: sábado, 8 de mayo.

Lugar: Pabellón Anaitasuna, Iruñea.

Incidencias: 2º de los dos conciertos organizados por las Peñas de Pamplona. Las actuaciones comenzaron a las 20.00, alargándose hasta las 3.00 de la madrugada.

…La velada, condicionada por el señalamiento de los partidos de la liga de 1ª dicisión para las 21.00, comenzó con el impulsivo rock de Espíritu de Contradicción, prosiguiendo con el frontal street-punk de Des-Kontrol: banda cuya presencia plasmó totalmente la valentía de los organizadores a la hora de programar, acertando los músicos a la hora de dar rienda suelta a su rabia contenida (motivos no les faltan) como procede en un grupo como éste; con auténtica rabia... incontenida; ¿la pena? Que apenas hubo testigos de ello, pues al grueso del público le costó llegar. Los terceros en liza fueron La Vela Puerca, multiformación uruguaya que, prácticamente desconocida para muchos (excepto para los de adelante, quienes los recibieron con cánticos y ondear de banderas del país), sorprendió y dejó buen sabor de boca: cosa del hecho musical que brindaron, el cual, rico en fusiones y coloristas vetas estilísticas, aunó a la perfección los conceptos de rock y fiesta. Y acto seguido, los a la postre llamados a llevarse el gato al agua en lo que a respuesta del público se refiere, Koma: de un público que, como siempre, disfrutó con ganas de la artillería pesada de la banda. Y es que, al igual que de los Toy Dolls el viernes, damos fe de que el sábado… de Koma fue el concierto. De unos Koma que, a una con los años, además, cada vez demuestran ser más grandes en directo…


Lo suyo siempre será el heavy metal


Concierto de Koma

Fecha: sábado, 26 de marzo.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.

Intérpretes: Koma, formación integrada por Brigi a la guitarra y a la voz, Natxo a la guitarra y a segundas voces, Rafa, al bajo, a las voces y a los coros, y Juancar, a la batería.
Incidencias: presentación de La maldición divina, 8º CD de la banda. Hora y 50 minutos de duración, bises incluidos. Muy buena asistencia, público de distintas edades que disfrutó de la actuación.

Casi un año después de su última actuación en Iruñea (en el marco del festival de las peñas), Koma se reencontró con sus seguidores con motivo de la puesta de largo de La maldición divina, su incontestable nuevo CD, protagonizando un concierto incontestable, asimismo.
En medio de la habitual expectación que siempre rodea sus conciertos, sobre un escenario presidido por la espectacular batería de Juan Carlos, los comandados por ese titán que viene a ser Brigi Duque presentaron sus poderes con los temas de estreno Sin oxígeno y Los idiotas, piedras de toque a las que, ante un público noqueado –directamente- por la brutalidad exhibida en este arranque, siguieron, entre otras, la vieja Imagínatelos (primera en hacerse con el fervor de los presentes) y las igualmente de estreno Blancos de los nervios o Quién sobra. Acto seguido, el rocoso cuarteto atacó temas viejos como Vaya carrera o El pobre, canciones que contribuyeron a agrandar el implacable bombardeo de vatios, decibelios y buenas sensaciones. Mostrando las caras más versátiles de su majestuosa concepción del heavy metal; creando y recreándose la banda por sendas rítmicas (imponéntemente reconvertidas, claro está) tan variadas como las de la canción de autor (Bagare, qué poderosa versión, como todas las hechas por el grupo a lo largo de su carrera) el tango (El muro de Berlín), el thrash metal realmente malencarado (Patrón a seguir), el reggae –incluso- (Me vacío) o el son (El sonajero, hit que, reforzado por la trompeta de Sergio, cómo triunfó una vez más), la descarga, en lo que a respuesta del público respecta, alcanzó la calificación de totalmente exitosa de manos de esta última, yendo irremisiblemente hacia arriba de manos del colosal hacer de los cuatro gladiadores implicados con Bienvenidos a Degüelto, Tío Sam (espoleta que en 1995 nos alertó del potencial de la banda), Sakeo, el popurrí integrado por secuencias sonoras de El marqués de Txorrapelada, Mi jefe, Aquí huele como que han fumao y El infarto y, finalmente, a modo de última traca, La almohada cervical, tema para el que se contó con la participación de Jorge, de Sparto, a las voces.
En constante ebullición desde que se juntaran por primera vez en otoño de 1994, con su capacidad de convocatoria, al igual que sus constantes musicales, creciendo de modo tan firme como seguro desde entonces (grandes desde el primer día en realidad, habiendo sido sólo cuestión de tiempo que así lo reconociera público y crítica) la bestial concepción del heavy metal esculpida por los legendarios guerreros de Koma atronó en Tótem sin concesiones, mostrándonos a un banda en plena forma. La brutal manera de hacer de Brigi (portentosa y salvaje furia en escena), Natxo, tan inconmensurable como resolutivo, rotundo y elegante siempre, Rafa, sin perder cuerda nunca, ya a las cuatro cuerdas, ya a las voces, y de Juan Carlos, el hombre tranquilo que, en su línea, le echó el habitual par de bombos al asunto: músicos que, en otro orden de cosas, comparecieron trajeados al más exagerado estilo del género, luciendo más que a juego con una puesta en escena que, cuidadísima, incluyó telón de fondo y telares con diseños alusivos al arte del nuevo CD incluso. Músicos de una banda que, de altísimo voltaje, este sábado volvió a dejar claro lo siguiente: que lo suyo siempre fue y será el heavy metal.

19/8/11

TXARRENA, NUEVO TRIUNFO EN BURLATA





Txarrena, el proyecto musical más personal de Enrique Villarreal el Drogas, sigue de candente actualidad tras la publicación de Azulejo Frío, su 2º disco, magníficamente recibido. A la espera de volver a verlos, qué gran placer siempre, recuperamos las críticas de sus conciertos en Tótem y Sanfermines!


Al calor del rocanrol y de la noche

Concierto de Txarrena


Fecha: viernes, 4 de marzo.

Lugar: sala Tótem, Atarrabia.

Intérpretes: Txarrena, banda integrada por el Drogas, a la voz, el Flako, al bajo y a los coros, Txus, a las guitarras, y Brigi, a la batería.

Incidencias: presentación de Azulejo Frío, 2º CD de Txarrena. Lleno, prácticamente. Casi 2 horas de duración, bises incluidos.

Diecinueve años más tarde –con permiso de apariciones puntuales como las de 2008, abriendo para Marea, o 2009, dentro de Hatortxurock 9.5-, casi dos décadas después de que Txarrena echara a andar, el renovado proyecto de el Drogas se presentó luciendo sus mejores galas en Tótem, marco en el que damos fe de que la formación liderada por el legendario vocalista de la Txantrea venció y convenció. Totalmente.

Articulada sobre la práctica totalidad de las canciones registradas por el Drogas bajo el nombre de Txarrena (no es que sólo los músicos lo dieran todo sobre el escenario, sino que también dieron casi todas sus canciones: sólo faltó No Paran De Acariciar, del histórico primer LP), entre sugerentes tonos azulones, la presente noche de complicidad, calor y rocanrol arrancó con Salvaje Mirar, tema poderosamente activado por Brigi -como no pudo ser de otro modo- y ofrecido por Villarreal, sobrero de paja y bastonazos al aire de forma realmente enérgica, con el rostro embozado, en un posible guiño al viernes de carnaval. Sonando como un cañón, acto seguido la banda detonó Así, junto con Todos Los Gatos y El Fuego De La Tarde (llamados a ser brindados a lo largo de la noche), una de las cimas artísticas del nuevo CD, llevando a los asistentes a continuación el, para buena parte de ellos, presente viaje en el tiempo, hasta los años 90 con El Charco: primera de las canciones de verdadera solera en sonar y perfectamente reescrita por Txus, quien, he aquí las verdaderas tónicas de la velada, sobre la infranqueable zaga rítmica, la entendió al más puro estilo Messi, entre endiablados quiebros con forma de solos y regates. Y todo ello con el Drogas demostrando haberse quitado de encima veinte años; mostrándose el siempre inquieto cantante como un eficaz y anfetamínico director de orquesta, no estándose quieto ni un segundo. ¿Canciones del primer álbum a destacar? Nada Sin Ti, El Lobo Feroz –con Enrique ocultando su cara tras una careta de lobo-, Frío (la única cantada con verdadero calor por el gentío) y Empujo Pa´Ki –ya en los bises-, emblemáticos temas con los que muchos retrocedimos en el tiempo el mismo número de años que demostró haberse quitado Villarreal. ¿Y del segundo? Además de las ya citadas, qué trío de ases, Quiero Que, Dime Cómo Besas (muy barrikeras), Pelea De Barro (sensacionalmente introducida por Brigi: qué espectáculo añadido su presencia), Azulejo Frío (perfecta guinda del pastel dicha noche) o Estos Clavos, tras la que, con Txus extrayendo de su hacha chispas de fuego de verdad –directamente- con la vistosidad y el colorido de las de los fuegos artificiales, arrancó un mini set acústico integrado, por si no había suficientes canciones en el cargador, por una inédita, entre otras.

Perfectamente respaldado por el Flako Trijenio, Txus Maraví y el aristócrata de las baquetas Brigi Duque, el Drogas presentó su esperada nueva cosecha de canciones bajo la denominación de origen Txarrena; tal y como lo explicara en 1989 a propósito de las incluidas en un LP de Barricada, una nueva colección basada en “ruido hecho con el corazón y con algo que está más abajo del ombligo”, traduciéndose lo dicho, en una noche en la que todo lo enamoró la música. El incontenible rocanrol pasional, caliente y felino acertadísimamente plasmado en disco y en directo por el grupo, caudal que fluyó en Tótem con la fuerza intrínseca de un geiser, calando totalmente en los corazones de los presentes. De un público que, alborozado, despidió a la banda con una gran ovación, premiando así su salvaje tocar. El fuego dado a la noche, diecinueve años después. El hecho de que, como quedó meridianamente claro, Azulejo Frío tenga madera… de discazo: y tanta como tablas los músicos. Mucha madera presta a arder.


Noche, Drogas y Rockanroll

Concierto de Txarrena


Fecha: domingo, 10 de julio.

Lugar: plaza de Los Fueros, Iruñea.

Incidencias: 5ª actuación del ciclo Fueros directo 2011; concierto enmarcado en la gira de presentación de Azulejo Frío, 2º CD de Txarrena. 2 horas de duración. Como teloneros abrieron noche Eraite.

Como buen mago que se precie, siempre con alguna sorpresa en la chistera, El Drogas, tal vez el músico de Iruñea que más veces ha subido al escenario de Los Fueros, volvió a acceder al mismo nuevamente, esta vez al frente de Txarrena: su bala en la recámara para el presente 2011, aprovechando las merecidas vacaciones de Barricada. Y, tal y como acostumbra, así lo hizo don Enrique una vez más, enamorando a la noche con su magia y rockanroll. De otra manera –si se quiere- debido a la singularidad del rock ofrecido en esta, su presente reinvención, pero con los susodichos como principales ingredientes: así volvió a hacerlo ese gato de salvaje mirar que, acurrucado a la espera de la madrugada, sigue siendo El Drogas, quien, pletórico en esta no sabemos si su segunda o tercera juventud (primera de espíritu, fuera de toda duda), volvió a ejercer de reinona en toda su plenitud, sorprendiendo con su salvaje y felino tocar, verdaderamente personal, agreste y pasional. Con su concepción más provocativa del rock & roll, propia de los tiempos en los que el mismo venía aliñado por el sexo, entre otras substancias. O por la oscuridad, tantas veces cómplice de aquel y con tantas connotaciones e historias compartidas en noches como, por ejemplo, las más que presentes en Azulejo Frío.

La velada fue abierta por unos jovencísimos Eraite, formación que, de blanco como la cal por fuera y negro metálico en su ser –seguramente, rematados ambos sentimientos por el siempre candente color rojo- demostró haber interiorizado a la perfección el recorrido del heavy y el hardcore vasco de los noventa, demostrando a la concurrencia, por lindes muy cercanas a las de Su Ta Gar, que continúa habiendo peregrinos prestos para continuar afrontando dicho camino, veinte años después. Perfectamente preparados los mismos. Y finalmente, acto seguido, los flamantes Txarrena del nuevo siglo al escenario, más que preparados para dejar huella en los Sanfermines… y en la historia, toda vez que el concierto fue grabado de cara a la publicación de un futuro DVD.

Alimentado por los temas de los dos álbumes de Txarrena, el fuego de la noche mostró sus primeras y tórridas lenguas con Salvaje mirar, prosiguiendo el crepitar, sobre la ya ardiente madera del escenario, con Así (del segundo CD, como el primeramente citado) y El charco, viejo, este último. Con El Drogas, el Flako, Txus y Brigi inconmensurables, pura adrenalina y actitud rockera todos ellos regando con gasolina la función, el incendio llamado a ser el concierto fue adquiriendo las esperadas grandes dimensiones de manos de canciones directas siempre al estómago y al corazón –más que únicamente a la cabeza- como Todos los gatos (primera en mover a los de delante), El peldaño más cercano, Hay poca luz, Dime cómo besas, Piel de gato (con El Drogas, abrigo de cuero negro hasta los pies, careta y chistera, sacando a lo Alice Cooper a relucir su faceta más teatral: algo que, máscara de lobo cubriéndole el rostro, también hizo en El lobo feroz), Déjalo muñeca (con Enrique blandiendo impulsivamente bastones al aire, sobrevolando cual helicóptero de lado a lado del entarimado) o, ya en la recta final, Frío, la más coreada por los presentes: por un público de media de edad alta que, si bien no en el número esperado, protagonizó una asistencia notable, disfrutando con más tranquilidad que los días previos de la noche; de unas canciones que, ardientes de por sí y de contrastada madera para arder y hacer arder (como Nada sin ti, Empujo pa´ki y, cómo no, Azulejo Frío, últimas en sonar), aun presididas por el carisma y el inquieto latir de la creatividad de El Drogas, crecieron perfectamente propulsadas por el impulso de Txus (un auténtico dandy de las seis cuerdas), el Flako (representando como pocas veces se ve en los actuales escenarios la personificación del rock & roll) y de un Brigi que, colosal, aprovechó la ocasión para dar permiso de fin de semana al baterista que encierra en su interior. Una noche más, a la espera –en el presente caso- de ver cómo queda el DVD, nada que objetar.


TXARRENA EN RUTA DE NUEVO, EMPUJANDO PA´KI Y PA´LLÁ





Además, klikando en los siguientes enlaces podéis leer estas dos entrevistas publicadas en Gara y en el suplemento EL CAMALEÓN, de Diario de Noticias.





18/8/11

KIKE SUÁREZ Y LA DESBANDADA, TRIUNFO EN EL CABALLO BLANCO: LA CRÍTICA!!




Por ahí siguen yendo los tiros


Concierto de Kike Suárez y La Desbandada



Fecha: jueves, 4 de agosto.

Lugar: terraza del Caballo Blanco, Iruñea.

Intérpretes: Enrique Suárez, a la voz, acompañado por Esther, a los coros y a las voces, Goyo, a las guitarras, Javier, al bajo, y Fernando, a la batería.

Incidencias: concierto enmarcado en el ciclo organizado por el Mesón del Caballo Blanco. 1 Hora y 1/2 de duración, bises incluidos. Muy buena asistencia.


Protagonista de una multidisciplinar y politoxicómana carrera musical que, iniciada en los primeros años noventa, desde diferentes frentes, se traduce en un auténtico ejercicio de supervivencia escrito noche a noche, escenario a escenario, el polifacético Kike Suárez (Hortaleza, Madrid, más conocido como Kike Babas al frente de King Putreak y The Vientre) pasó por el Caballo Blanco, protagonizando un efervescente concierto. Un arrebatador espectáculo, en la provocativa línea de los por él habitualmente brindados.

Tras arrancar con un tema inédito, el repertorio hizo dos primeras paradas en sendas pistas de Carta Blanca, primer CD de los comandados por Kike: el chotis Nana de la mantis (recuperado del cajón de sastre de The Vientre), y Nuestra jerga, prosiguiendo recorrido con tres nuevas revisiones de temas de King Putreak (Planeta mentira), los ya citados The Vientre (La clencha) y, suponiendo su interpretación una de las grandes sorpresas de la noche, la de una legendaria versión de Tahúres Zurdos, Five years, el tema con el que la banda de Aurora Beltrán honró a David Bowie en su primer LP. A continuación sonó un viejo hit de The Vientre reescrito para La Desbandada, Todo lo hago fatal, prosiguiendo viaje con el inédito Cenicienta dijo basta (creado a partir del cuento La Cenicienta que no quería comer perdices, best seller de Nuria López y Miriam Cameros, con más que recomendable web de idéntico título) y con el ascenso a dos de las cimas de esa cordillera de canciones que, con la creativa impronta de Kike siempre presente, es Carta blanca: Vuela sirena y La Chari, brillantemente introducido por Esther por medio de la interpretación de una copla, Espabilá, e igualmente rematado en clave de desenfadada rumba con Virgen de la Caradura, antes de que la citada vocalista tomara el protagonismo principal ofreciendo una especial versión de La Fina, de Leño. El Fino –más bien- a la vista de la operación de cambio de sexo lucida por el tema. Y de esta guisa llegamos a la recta final, sostenida –en un primer momento- con el imborrable momento teletienda vivido (¡qué show el montado por el de Hortaleza con el fin de vender discos y libros, trabajos que, no desvelaremos cómo, pero le fueron quitados de las manos!) y acto seguido, con interpretaciones de nuevos y viejos temas como Trampas, caídas y fantasmas, La última vez (precedido por una desgarrada y desgarradora lectura con la sordidez de los bis a bis carcelarios de fondo) y el incendiario Razón y corazón.

Con raíces más que echadas en el underground madrileño más profundo, Suárez o Babas, Babas o Suárez… tanto la monta, la monta tanto. Tanto o más la sigue montando. La fiesta, el jaleo, he aquí qué hemos querido decir. Kike Suárez -tal y como ahora se hace denominar-, toda vez que se cerró el círculo y el nombre verdadero se convirtió en sobrenombre artístico, después de que aquel, a ojos de todos, pasara por el de verdad. El nombre de un artista que el pasado jueves defendió su proyecto con idéntica fuerza, naturalidad (incluso antes de subir al escenario se cambió de ropa, pantalones incluidos, sentado al filo del mismo) y decisión que antaño, dejando claro que, tal y como participó al mundo desde el título del segundo CD compartido de King Putreak y The Vientre, por ahí siguen yendo los tiros. Ya sabéis por dónde… y directos al cerebro, rezumando acidez, visceralidad, amoral canalleo, alcantarilla y vida, mucha vida: por las lindes de la expresión artística más afilada, transgresiva y provocadora. Y más ahora si cabe, contando con total carta blanca para hacerlo.



NUESTRA RESEÑA DE SU CD "CARTA BLANCA"!!

No sé a ciencia cierta quién es Tom Waits, nunca he tenido el gusto; al menos, conscientemente. Preguntando entre mis más cercanos, alguien me ha dicho que es “uno que canta como el Babas pero en malo”. Bueno, no sé quién es ese señor ni qué canta, ni a ciencia cierta ni a ciencia menos cierta; ¿que a qué viene esto? A que al hablar de Kike Suárez, nombre en la vida real y, actualmente, también en la artística, tras el que se parapeta el ingenio de Kike Babas, al igual que pasaba cuando se hablaba de su talento en grupos anteriores, casi siempre sale a colación ese tal Waits…
Como suele pasar, cosas de estar vivo, Kike se está haciendo mayor, y he aquí, por las sendas de un rock de autor tan maduro como lisérgico, el resultado: nueva banda y nuevo retoño discográfico, el primero. Carta blanca, que así se llama el artefacto, consta de 13 balsámicas dosis que, con el inconfundible marchamo de su autor, si bien muestran formas más estilizadas y depuradas, más alejadas del exceso que las por él esgrimidas en The Vientre o King Putreak –principalmente-, mantienen inalterables sus contenidos: llenos de vida tan cruda como real –en todos los sentidos-… y de amoral realismo de asfalto, por ahí siguen yendo los tiros; 13 pildoritas, en suma, que marcadas por la habitualmente exquisita presencia de la función lírica, resultan de elevada pureza… pese a los cortes que presentan: chotis, tango, rumba, aires de vals, de polka…
Carta blanca, me ha gustado: además, si no, no lo hubiera reseñado. Me ha hecho sonreír de manera cómplice, aunque tampoco sepa a ciencia cierta qué es eso de chansonnier -que dicen en la nota de prensa-: me guardaré la palabrita por si la puedo colar en algún lado; me ha gustado, sí, y de modo natural: como cuando algo –o alguien- te gusta sin que sepas la razón… ni sus entresijos; esto es, como cuando te gusta una tía sin saber por qué… y aunque no sepas de anatomía: pues lo mismo en este caso. Pues eso, y punto: aunque, ahora lo acabo de oír, no me guste Tom Waits.


VIDEOCLIP DEL TEMA "LA CANCIÓN DEL ANHELO"







NO SE VAYAN TODAVÍA, QUE AÚN HAY MÁS

Sí, pues, además del año pasado y este por el Caballo Blanco, en noviembre de 2008, Kike y la Desbandada pasaron por el Black Rose, de Burlada: he aquí la crítica de cuanto aconteció entonces en el escenario...

Lisérgica madurez

Concierto de Kike Suárez y La Desbandada

Fecha: viernes, 14 de noviembre.
Lugar: Black Rose, Burlata.
Intérpretes: Enrique Suárez, a la voz, acompañado por Esther, a los coros y a las voces, Goyo, a las guitarras, Javier, al bajo, y Fernando, a la batería.
Incidencias: asistencia discreta, público integrado por cerca de medio centenar de personas que, curiosas, disfrutaron de un concierto de hora y media de duración, bises incluidos.

Tras poner punto final en diciembre de 2007 a King Putreak y haber hecho lo propio anteriormente con The Vientre (cual caras de una misma moneda, sus bandas más señeras), el polifacético, funambulista –en parte- y multidisciplinar Kike Babas mostró en Black Rose las cartas de su nuevo proyecto musical. Se mire como se mire, uno de los más arriesgados, personales y maduros de cuantos le hemos visto comandar. De punta en blanco y chistera, respaldado por unos más que solventes músicos (“yo, como vosotros, he venido a disfrutar de ellos”, he aquí cómo los presentó) el de Hortaleza, en medio de un ambiente de inequívoca complicidad, ofreció un buen número de temas de los llamados a integrar su próximo primer CD: unas composiciones, desde el prisma lírico, erigidas sobre historias ricas en calle, sensaciones y, digámoslo así, sabor a substancias de ésas que tanto apasionan al madrileño y, desde el musical, presididas por un rock de autor verdaderamente maduro y personal; por un hecho musical con nombre propio –más allá de alias o denominación artística alguna-, innegable regusto lisérgico y, según la tradicional receta de Kike, aderezado por variadas vetas de vals, chotis, rumba y tango. Unos temas, en suma, con pulso, y que, salpicados de cambios de ritmos, en los inicios de la noche sonaron enlazados entre sí, algo que cambió cuando, a una con el transcurrir de la velada, ese agitador de mentes y provocador nato que responde a los nombres de Kike Suárez o Kike Babas se fue soltando, metiéndose cada vez más en su papel. Conforme fue aflorando, cada vez con más fuerza, el maestro de ceremonias que lleva dentro, cosa en la que, posiblemente, tuvo que ver el reseñable número de gente que finalmente se juntó, un público que se mantuvo fiel al devernir de los músicos en todo momento; sí, pese a no conocer el repertorio con la salvedad de las revisiones ofrecidas del de King Putreak, Planeta mentira, o del de The Vientre: Chotis a una, Clencha o Virgen de la Caradura, potencial hit todavía en estado latente que nunca llegó a explotar; y es que otro gallo le hubiera cantado de haber sido interpretado por Amparanoia o por el Lichis, por ejemplo. En cualquier caso, todo un lujo volver a oír dichos temas, en otro orden de cosas.
Un paso adelante. Un nuevo paso adelante en la carrera de Suárez/Babas: un pasito pequeño para él ... y para la humanidad –posiblemente-, algo que a él le será indiferente, con toda seguridad. A un artista que, una de las caras del underground madrileño más genuino, volvió a demostrar ser un tipo de ésos que vive para esto, más allá de hacerlo de esto. Por y para el arte en sus distintas vertientes, polifacético y multidisciplinar como lo hemos definido y tal y como lo da a entender su obra, plasmada en un intenso legado elaborado sólo o en compañía de Kike Turrón (su pareja artística de toda la vida) e integrado por discos, biografías por ambos rubricadas, libros de cosecha propia, centenares de artículos y entrevistas que han llevado y continúan llevando su firma en multitud de fanzines y revistas o los videoclips y vídeos dirigidos por dicho par. Eso sí, un paso tan pequeño como necesario –a todas luces- para seguir dando rienda suelta, canalizando su creatividad. La peculiar concepción del hecho artístico del ahora Kike Suárez, el otrora y siempre Babas: fuera de toda duda, de otra dimensión la misma. Suerte con La Desbandada

USTED ES EL VISITANTE Nº