MARTXA, MARTXA CON NUESTRA FANFARRE!! (QUE USTEDES LO PASEN BIEN) )

31/5/12

SONIC TOYS, GANARON LA FINAL DE ENCUENTROS 2012: LA CRÍTICA""


A la segunda fue la vencida

Final de Encuentros 2012: actuaciones de Sonic Toys, Selçe Coleiton y Allowance


Finalmente, a la segunda fue la vencida para Sonic Toys, quienes lograron hacerse con el triunfo en la final de la presente edición de los Encuentros, celebrada en Tótem. Y diremos que sí, que de forma merecida: tal y como si dicho reconocimiento hubiese recaído en Allowance… Y sin desmerecer a Selçe Coleiton. Bueno, y tal y como dijimos en 2011, que conste que no nos estamos pronunciando así por no posicionarnos o por intentar complacer a todos, sino porque creemos que el jurado, a la vista del nivel esgrimido y de la variedad de las propuestas, lo tuvo que tener difícil. Muy difícil.
Ante una asistencia discreta, consecuencia directa de la coincidencia de esta final con la de la Copa del Rey de fútbol, la velada arrancó con los a la postre ganadores, explosivo power trío que, tras quedarse en puertas del triunfo en 2011, esta vez sí logró atravesar el umbral de las mismas. Y de forma incontestable, gusto, estilo y contundencia mediante. Derrochando seguridad a la hora de plasmar su propuesta por las lindes de un hardrock que, de inspiración muy moderna, combinando la esencia más genuina del género con los ritmos más actuales, lució cual rabiosa apuesta de futuro rebosante presente. Y así lo dejaron entrever los temas con los que completaron sus 35 minutos de pase, singles en potencia de altísima gama y prestaciones con los que Alex, Xabi y Adrián dejaron el pabellón altísimo… Y el listón, inalcanzable.
Emparedados entre dos de los finalistas de la anterior edición, la difícil tarea de tratar de superar a Sonic Toys correspondió a Selçe Coleiton, banda que llenó de forma acertadísima su tiempo con sus saludables y sugerentes latidos de indisimulable regusto indie, denotando brío, intención y corazón. Mucho corazón. Sobre un escenario ornamentado por vistosos girasoles, liderados por un cantante que, demostrando estar creciendo a pasos agigantados, navegó placenteramente sobre el agradable mar de músicas y ritmos creado: rockerizado su sonido indie por las guitarras y de indudable color pop, ateniéndonos a las melodías y a los ritmos marcados por el baterista. ¿La pena? Que, tal y como hemos comentado, pese a brindar un excelente pase, tuvieron no ya en frente, sino apretándoles por encima y por debajo, a dos pesos verdaderamente pesados de la actual escena de Nafarroa.
Sí, toda vez que pese a que el triunfo de Sonic Toys se nos antoje incontestable, la propuesta de Allowance no le fue a la zaga: para nada, llevándonos su actuación, auténtica y arrebatadora tempestad tras la calma, a pensar lo siguiente: que la escena local tal vez no esté preparada para enfrentarse a semejante bombazo, dicho esto con todos nuestros respetos para el veredicto del jurado; para zambombazos sonoros como los detonados por los brutalmente comandados por Alexey, músico totalmente hecho y derecho pese a su juventud y cuyo techo creativo no adivinamos a vislumbrar, a tenor de la progresión esgrimida al frente de su banda: bueno, por un grupo que, como él, demostró continuar creciendo. Por una formación que, posibles opiniones superficiales aparte (quizás algunos se vean tentados a tildar su música de ruido, sin llegar a valorar las horas de vuelo y bajera necesarias para hacerlo de forma tan poderosa y sincronizada) demostró encontrarse a la altura de cualquier banda  puntera en su estilo; y todo ello por medio de un show súper profesional que, erigido sobre un tornado de melodías y ritmos de inauditos niveles de complejidad; haciendo totalmente fácil lo difícil, destiló sabor a deathmetal con regusto tanto a aires clásicos como a nuevas tendencias, tal y como dejó claro la última composición brindada: un referencial tema para cuya interpretación se contó con la colaboración de un cuarteto femenino de cuerda, sonando el grupo como si de un pope del metal se tratara, secundado por una orquesta sinfónica. ¿El único pero, en este marco? Que no lograron ganar. Pero bueno, no pasa nada… O no debería pasar nada, pues era previsible que solamente uno de los tres pudiera hacerlo. Llegados a este punto, nuestra más cordial felicitación por el nivel exhibido y suerte, para todos ellos.



Sonic Toys nace en agosto de 2011, cuando sus tres miembros, viejos conocidos de formaciones como Diabulus in Musica y A-rock 3 Delicias, deciden dar forma a las ideas que el vocalista y guitarrista Alex Sanz atesoraba en su mente; así las cosas, comienzan a indagar en sonidos hardrockeros desde el prisma de inspirarse en la más radiante actualidad, disponiendo en apenas semanas de una demo producida y grabada por Adrián Vallejo.
La cinta supone la presentación en sociedad de la banda, alcanzando con ella la final de Encuentros de Jóvenes Artistas de Navarra de 2011 y clasificándose como el mejor grupo de rock de dicho año. Actualmente el trío se encuentra en plena fase creativa, arreglando y  produciendo los temas que conformarán su primer disco...



19/5/12

ROCKAÍNA ENGANCHÓ EN BLACK ROSE: LA CRÍTICA!!





Rockaina es un poderoso combo de Gasteiz que en su enérgico directo factura una descarada mezcla de rock con rock. Actualmente están presentando su segundo disco, En el aire, editado por Baga-Biga y con colaboraciones de la talla de Evaristo.
Sobre el escenario, Rockaina derrochan descaro y arrojo en su intento por provocar algo diferente; ¿cómo? A través de una marcada actitud canalla. Sus componentes son viejos conocidos: Porras (Sálvate si Puedes), Iñaki (Innuit), Pas (Los Fontane), Plum (La Xeta Pasote, Latirili Teatro) y Angelillo (Sálvate si Puedes, Gatillazo).
Rockaína, teloneros de Gatillazo en su última visita a Tótem: toda una inyección de desinhibida frescura a través de canciones herederas de la mejor poesía urbana.



De elevada pureza y actitud

Concierto de Rockaína


Fecha: jueves, 18 de mayo.
Lugar: Black Rose, Burlata.
Intérpretes: Rockaína, formación integrada por Ángel a la guitarra y a la voz, Iñaki, a la guitarra y a los coros, Porrax, al bajo y a los coros, Plum, al saxo, al ukelele, a las voces y performances diversas, y Pas, a la batería
Incidencias: presentación de En el aire, 2º CD del grupo. Hora y 10 minutos de duración, bises incluidos; asistencia discreta, público entregado.

Fruto de combinar rock con rock, aleación de significativa pureza en estos tiempos de fusiones, adulteraciones varias y confusiones, y de aliñar el resultado final con una generosa dosis de actitud, tras una primera entrega de material sonoro tres años atrás, los gasteiztarras Rockaína pasaron recientemente por Black Rose, compartiendo activamente su nueva partida de canciones con los presentes; su colocón de rock & roll  con un público que, si bien no se dio cita en el número deseado, disfrutó de lo lindo de la actuación, enganchándose de inmediato a sus canciones.
Centrado en los cortes de En el aire, el concierto discurrió a ritmo trepidante, quedando distribuidos los temas en bloques de canciones que sonaron enlazados, en lo que fue toda una demostración de fuerza y seguridad en escena por parte del grupo: al más puro estilo de los shows protagonizados por Gatillazo, como siempre sucedió en La Polla o  como a día de hoy continúa haciéndolo en Reincidentes; y es que Ángel, lúcida cabeza de la banda, ha tenido buenos maestros al respecto: no en vano es guitarrista de la actual formación liderada por Evaristo. Siguiendo con la actuación, además del componente propiamente musical, apuntaremos que en la misma brillaron con luz propia las performances llevadas a cabo por Plum, consumada y multidisciplinar artista que hizo de todo, tanto dentro como fuera del escenario: desde protagonizar acertados sketches convenientemente disfrazada entre los diferentes bloques de canciones, deparando sus gags y monólogos momentos de genuino regusto a El club de la comedia, hasta hacer sonar saxos y ukelele o cantar. Plum, veterana de la escena a la que conocimos en La Xeta Pasote, referencial formación de chicas, a finales de los noventa. Bueno, tan veterana como Ángel y Porrax, a quienes ya conocíamos igualmente desde dichos años, a tenor de su por entonces pertenencia a los alaveses Sálvate Si Puedes. Bueno, y llegados a este punto, ¿qué decir de las canciones? ¿Qué, de las dosis de Rockaína compartidas? Que, dentro de la elevada pureza ya apuntada, destacaron entre otras Hotel Marginación, 3 de Marzo de 2010 o Mi nueva dosis de acción (ofrecidas en el primer bloque), Miss Doubly Surround (la supermujer ficción) o 666, en el segundo; o, cómo no, El vídeo mató a la estrella de la radio, la gran versión actualizada del conocidísimo hit de los Buggles, antes de concluir con el explosivo, reflexivo y pegadizo París.
Formados en 2002, comandados por Ángel, quien demostró arrojo y capacidad más que sobrada desde el micrófono para reírse del mundo antes de que el mundo se ría totalmente de todos; demostrando a las claras que cuando la vida no te sonríe o amenaza abiertamente con reírse de ti lo mejor es cogerle la delantera a dicha forma de proceder, Rockaína descargó lo mejor de su repertorio en Burlata: banda así llamada en homenaje a la música, cuarta de las artes atendiendo a la clasificación usada en la antigüedad clásica; a la música entendida como manifestación artística a la que artistas como estos son verdaderamente adictos, toda vez que, como si de una fuerza o ayudita extra se tratase, ella es la que les da vida o la vida directamente, más que dispuestos y predispuestos siempre a dejarse la piel sobre los escenarios tras jugársela noche a noche en las carreteras. Sobre entarimados como el del Black, tal y como en la presentación de En el aire, con los pies totalmente en el suelo, lo dejaron entrever de modo sobresaliente.


                       

13/5/12

ÚLTIMOS REYES DISFRUTARON EN EN BLACK ROSE




Procedentes de Oteiza de la Solana, con dos compactos editados, Últimos Reyes continúan actualmente presentando el segundo de ellos, Perversamente Sencillo, trabajo grabado en los Estudios K de Pamplona por Alberto Porres y que rebosa punk rock con letras incisivas por los cuatro costados; un disco que vuelve a poner de manifiesto lo siguiente: que el formato trío continúa sirviendo para facturar punk rock de alto octanaje, mostrando los de Tierra Estella con sus canciones una evolución brutal. En el CD, dentro de una extensa lista, figuran colaboraciones como las brindadas por Javier Zurbano, de Flitter, o Evaristo.



LA NEGRA TXAN, GRANDES EN BLACK ROSE




La Negra es un grupo de fusión donde se entremezclan el Hip-Hop con el Funk y el Metal. La banda se formó hace un año aproximadamente, auspiciada por componentes de formaciones como Jataja, Red Planet, El Mono Pintor, Dkuajo o Esencia flamen-k.

11/5/12

QUÉ GRANDES NUEVO CATECISMO, ULTIMATUM Y LENDAKARIS MUERTOS!!! LA CRÍTICA



Punk de amplísima gama

 

Conciertos de Nuevo Catecismo Católico, Ultimatum y Lendakaris Muertos


Fecha: sábado, 12 de mayo
Lugar: Peña Euskal Herria, Burlata
Incidencias: actuaciones enmarcadas en la 2º jornada de Maiatza Rock. Casi 4 horas netas de música en directo; buenísima asistencia, lleno todo el tiempo.

Tras arrancar la presente edición de Maiatza Rock el sábado 5 con Anai Arrebak, Súper Big Mama y Los Coronas, el pasado día 12 tuvo lugar la segunda de las citas del incombustible ciclo musical, deparando las actuaciones de tres pesos pesados de la escena punk y punkrocker del país: NCC, Ultimatum y Lendakaris Muertos.
Formados en 1992 en Donostia, depositarios de lo que se dio en llamar sonido de la otra Donostia o sonido Buenavista (en atención al lugar de erupción de la banda dentro de dicha capital; nada que ver el mismo con los sonidos más exportables de la ciudad), la velada comenzó con NCC, discurriendo su pase por las sendas de un punkrock garagero que, de altísima cilindrada, lució realmente estridente y guitarrero; facturado con verdadero arrojo, muy rico en agresividad en lo relativo al componente musical de las canciones -más que en lo referido a las letras de las mismas-… a diferencia del punk esgrimido por los siguientes en actuar: el de los recientemente resucitados Ultimatum y el de los inigualablemente ácidos y corrosivos Lendakaris Muertos.
Pertrechados por sus legendarios anti-himnos, Ultimatum, grupo revelación de Nafarroa desde que renaciera en enero de este año, tiñó el local con tonalidades punkies de genuino espíritu ochentero, convirtiéndolo en toda una caldera. Con trazos de verdadero punk, transformándolo en una agitada olla a presión en estos tiempos de transgresión aparente, pretensiones y todo tipo de imposturas. En estos días de punk-pop en nombre del degenerado género y de crestas a lo CR7. Así pues, ¿qué más decir? Que, imponentemente comandados por Kutxa e igualmente propulsados por Potxeta (a quien se le amontonó el trabajo, siendo como es el actual baterista de Lendakaris), a la espera de ver publicado su primer CD, la vieja banda surgida en 1984 de las cloacas de Iruñea venció y convenció a todos: tanto a la vieja guardia, qué viaje en el tiempo el por ellos brindado, como a los más jóvenes, conmocionados por su bronca demostración de fuerza.
Finalmente el cartel encontró el mejor final –y complemento- posible de manos de los procaces y caústicos Lendakaris Muertos, quienes, además de presentar su cuarto CD de estudio, Crucificados por el antisistema, repasaron durante cerca de hora y media toda su discografía, ametrallando sin piedad a los presentes con sus temas e irónicas proclamas. Liderados por Aitor, puro nervio en escena (y fuera del escenario; incluso navegando sobre las cabezas del respetable), no dejando títere con cabeza por medio del concierto ofrecido, dejando entrever su show que, en estos tiempos de packs de grupos, junto con Ultimatum bien podrían formar un tándem perfecto llamado a triunfar fuera de nuestras mugas: algo que, por otra parte, pese a las objeciones de ciertos punkies navarros verdaderos –según los mismos-; a pesar de las obsesiones de la ortodoxia foral denominada anticomercial, ya lleva haciendo el cuarteto desde hace cinco años por lo menos, tiempo transcurrido desde que no actuaban en Iruñea y comarca.
Programado por la Peña Euskal Herria desde 1994, ahí continúa Maiatza Rock, dando que hablar en el año en el que tan referencial ciclo cumple dieciocho años…  que no la mayoría de edad, algo que ya adquirió tiempos atrás. Sí, toda vez que hace tiempo, bastante tiempo que sus organizadores se doctoraron en madurez a la hora de programar conciertos, haciendo del ciclo una cita ineludible. Convirtiéndolo en un pequeño islote de autenticidad dentro del maremagnum representado por la programación musical actual en general. Y hoy, sábado, última jornada, con Matxura, Últimos Ritos, Ajariguan y Black Beltz. ¿Alguien da más?




ULTIMATUM, 1985



ULTIMATUM, 2012: INCREIBLE PERO CIERTO!!





CRÍTICAS DE MAYO: ROBYN HITCHCOCK, TXARRENA, MICHEL SCHENKER GROUP, ZODIAKS, GUADALUPE PLATA, DOCTOR DESEO, PALACE, BRAINSTORM & PRIMAL FEAR!


Caramelo final

Concierto de Robyn Hitchcock

Fecha: jueves, 10 de mayo.
Lugar: Casa de Cultura de Atarrabia/Villava.
Intérpretes: Robyn Hitchcock, a las guitarras, a la armónica y a la voz, acompañado en la recta final por Iñigo Cabezafuego, a los teclados y a los coros, Adolfo, a las guitarras, Txetxu Brainloster, al bajo, y Javi Eguiluz, a la batería.
Incidencias: segundo y último concierto del ciclo Jai O´Rama. Asistencia aceptable, público entendido. Actuación de una hora y ¼ de duración, bises aparte.

Concluyó la segunda entrega del ciclo Jai O´ Rama, y no pudo hacerlo de forma más exquisita que con la presencia del legendario Robyn Hitchcock: auténtico caramelo de profundo sabor americano en la línea del gusto esgrimido por los anteriormente degustados, tanto la semana pasada (de manos de la visita de Guadalupe Plata) como en octubre, con Luther Russell y Terry Lee Hale.
Cual si de un cantautor de culto se tratara, el que fuese líder de The Soft Boys y The Egyptians, con interesante carrera en solitario veinticinco años después, brindó una actuación a la altura de lo esperado por los presentes; por un público que nuevamente se citó en apreciable número en la Casa de Cultura.
Con CD recopilatorio y disco nuevo bajo el brazo, Chronology y Tromso Kaptein –respectivamente-, el crooner repasó con soltura su dilatada trayectoria, compartiendo desenfadadamente su genuino rock vaquero durante cerca de 90 minutos: en formato one man band, en solitario durante cerca de una hora -en primer lugar-, acompañado posteriormente, en cuatro temas, por una backing band expresamente formada para ello (saldándose realmente bien el experimento de juntar al maestro con sus discípulos locales más aventajados) y finalmente, redondeando la faena, una vez concluida –en teoría- la sesión, en solitario nuevamente ¡fuera del escenario! Entremezclado con el público, a oscuras y sin micro tan siquiera, brindando con una guitarra sin enchufar dos nuevos temas ante el más que enchufado e impresionado público; frente a un respetable que premió su hacer, predisposición y cercanía con un prolongado aplauso. Con una ovación de las que hacen época.
Creando una atmósfera distendida, tratando de hacerse entender en castellano con resultados más o menos discutibles, Hitchcock plasmó a la perfección algunos de sus temas más referenciales, desenvolviéndose con soltura por lindes más que próximas a las de grandes como Bob Dylan o The Byrds… aderezadas por sugerentes toques pop y de folk psicodélico, incluso. Protagonizando un acertado ejercicio musical de shouthern rock que, de característico sello propio; con entidad y regusto a cosa propia (pese a ser manufacturado por él en solitario) demostró ser para iniciados en la materia. Para incondicionales muy incondicionales, y más en casos como este, cuando el artista comparece en solitario.  Para doctorados en este tipo de sonidos. Para un público, en resumidas cuentas, como el que acudió por segundo jueves, conocedor más que de sobra del artista y su obra.
Concluyó Jai O´Rama, el ciclo que ha traído a Iruñerria pequeñas golosinas con encanto como las citadas al comienzo de estas líneas; ¿lo mejor del mismo? Los cuatro conciertos disfrutados. La proximidad y accesibilidad denotada por los artistas, resultando ambas inversamente proporcionales a la condición de poco mediáticos de los mismos. ¿Lo peor?  Al igual que si estuviésemos hablando de caramelos al uso, que la bolsa, tarde o temprano, se acaba. Que la misma se termina acabando. Que, con inusitada rapidez, ya se ha terminado. Así pues, esto ha sido todo, de momento. A ver si en otoño hay más…

Básicamente ‘El Drogas’

Concierto de Txarrena


Fecha: martes, 8 de mayo.
Lugar: Iruñazarra, Iruñea.
Intérpretes: Enrique Villarreal, El Drogas, a la voz, a la guitarra y a la armónica, y Txus, a las guitarras.
Incidencias: presentación del pack publicado con motivo de la reedición del primer CD de Txarrena. Lleno. Hora y media de duración.

Bajo la denominación de Akustik Fraktion, como si de una brigada acústica del cuarteto se tratara, el dúo integrado por el alma mater de Txarrena y por Txus Maraví, brazo derecho de El Drogas en este empeño, presentó por sorpresa a principios de semana su principal apuesta para la presente temporada: un elegante pack que, además del seminal primer CD publicado veinte años atrás, ofrece un disco de canciones nuevas llamado Libros prestados, registradas por Villarreal en solitario en su particular fragua o ‘cueva de los txandríos”. Sin trampa, aderezo extra alguno ni cartón, mostrándose básicamente al mundo exterior tal y como se siente actualmente. En un formato genuinamente básico, entendido lo dicho desde el prisma que se quiera.
Tras dirigir unas palabras a los presentes con el tema del alzheimer de fondo, la actuación, erigida sobre los temas de estreno –en un principio-, arrancó con En punto muerto y Lentos minutos, cosidos y arreglados en directo por Maraví como solo los grandes son capaces de hacer. Transmitiendo fortaleza y seguridad en sí mismo después de los últimos acontecimientos por todos conocidos; llenando la tarde noche con sus zarpazos más personales con forma de canciones, Enrique removió acto seguido su particular baúl de los recuerdos con Debajo de aquel árbol, continuando la actuación con composiciones de reestreno como Poca luz y Nada sin ti, antes de dar paso a otros dos temas nuevos: uno de ellos, inédito, en lo que vino a ser toda una demostración de ebullición y creatividad. Llegados a este punto, ¿qué decir de estas nuevas composiciones? Que demostraron ser muy introspectivas, habiéndose servido Enrique de las mismas para meter los dedos en diferentes llagas de la vida; luciendo por momentos cual songwrriter con alma rockera, tratando los diferentes temas desde un prisma inmensamente personal. Intensamente personal, como siempre fue en él. Bueno, como fue y lo sigue siendo, visto lo visto. A la vista de cómo se nos antojaron otras canciones nuevas, como Cordones de mimbreSin reverencias o Nos hace morir, dedicada a los familiares de quienes precisan apoyo diario constante, tal y como comentó el referencial vocalista y compositor: de lo más cómodo, desenfadado y cercano, en todo momento.
Personaje que cada vez que lo vemos nos transmite la sensación de parecerse más y más a sí mismo, y más aún tras los últimos y recientes ‘regates’; gato y, pardo como tal  cuando noche a noche, con actitud felina, defiende sus canciones, El Drogas también se dio rienda suelta brindando temas de Azulejo frío, como Todos los gatosTodo lo enamora (con Txus deslizando sobre las cuerdas de su guitarra eléctrica el slide-guitar) o Quiero que, llevando la noche camino de su final con otros del primer CD como Frío (una vez más, la mejor aceptada por los presentes, a tenor de cómo fue coreado el estribillo), El lobo feroz o Empujo pa´ kí (arreglado de otra manera), antes de cerrar con Azulejo frío y, en medio de una total complicidad, con el himno-tarjeta de presentación de Mochila 21, con la colaboración espontánea de parte de tan singulares mochileros en la antesala de la presentación de su videoclip, el pasado jueves.
Así pues, esto dio de sí la noche. Esto hubo y así hemos intentado contarlo. El Drogas en estado puro. En efervescente estado puro para bien o para mal. O para mejor -llegado el caso-, no se nos malinterprete. El Drogas, básicamente. Suerte, mucha suerte ante la nueva singladura.


EN FORMATO AKUSTIK FRAKTION, EN UNA FNAC


Doctor Honoris Rock

Concierto de Michael Schenker Group


Fecha: sábado, 5 de mayo.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Intérpretes: Michael Schenker Group (MSG), formación integrada por Michael Schenker, a las guitarras, Doougie White, a la voz, Wayne Findley, a las guitarras, a los teclados y a los coros, FrancisBuchholtz, al bajo, y Herman Rarebell, a la batería. Como teloneros abrieron velada Karelia.
Incidencias: concierto enmarcado en la gira Temple of rock. Hora y 40  minutos de duración. Buenísima entrada, público preferentemente maduro muy participativo.

En medio de una expectación propia de las ocasiones especiales, el legendario Michael Schemker descargó su sobresaliente concepción del rock en Tótem, impartiendo una lección magistral en lo que a hard & heavy metal clásico hace referencia.
Depositario de las, valga la redundancia, mejores esencias del rock de los setenta, doctorado ‘cum laude’ en dicha materia, ¿cómo brindó dicha clase? Mediante una actuación que tanto por los temas elegidos (encontrando su espacio un significativo número de hits de Scorpions: algo normal –por otra parte-, encontrándose tres antiguos miembros de dicha banda sobre el escenario) como por la factura de los mismos, satisfizo sobradamente a los presentes: a un público que, desde el principio, se rindió a  los encantos de Schenker. A sus dedos y talento, perdonándole tan pronto como compareció incluso el considerable retraso con el que hizo acto de presencia.
La velada arrancó con los franceses Karelia, quienes llamaron a las puertas de la noche con un show de tintes muy modernos que se nos antojó sorprendente, al menos sobre el papel; erigido alrededor de ritmos tecno y de un metal de corte rabiosamente industrial, los citados pasaron por Tótem sin mayor pena ni gloria; y es que tal vez su música, poderosa, brillante e impecablemente facturada –por otra parte-, presidida por reminiscencias sonoras más que cercanas a Rammstein, no fuese la más adecuada para engatusar al público presente, con el ancla echada en lo que a gustos musicales respecta décadas atrás. Unas cuántas décadas atrás, a tenor de los nombres de las bandas que dejaban leer sus camisetas. Y a continuación, tras los cuarenta minutos de Karelia, después de otros cincuenta de espera (¡lo que les gusta hacerse de rogar a determinados artistas, rayando su actitud incluso en la falta de respeto hacia sus seguidores!), bajo un ambiente presidido por cierta impaciencia, lo ansiado por todos: la comparecencia del referencial guitarrista de Scorpions, UFO y, desde 1979, su propia formación, MSG.
La sesión arrancó con el histórico instrumental Into the arena, metiéndose el veterano Michael de inmediato a la totalidad del respetable en el bolsillo, tal y como era de esperar; a continuación, bajo las notas de Armed and Ready, compareció Doougie, el grandioso vocalista (en las filas de Raimbow e Yngwie Malsteen décadas atrás, con un timbre muy parecido al de Meine, cantante de Scorpions), interpretando el quinteto acto seguido dos viejos temas de Scorpions: circunstancia que no nos extrañó, habiendo pasado, además del propio Schenker, bajista y baterista por sus filas.
Entre continuos cambios de guitarra por parte del principal reclamo del cartel (estando de más decir que entre constantes punteos y demostraciones de virtuosismo y maestría),  ante un público reverente y atento, la histórica actuación transcurrió marcada por la interpretación de unos temas que no solo marcaron una época para el rock, sino más, mucho más: una manera de vivir y concebir dicha música para siempre. Un modo de entenderla llamado a perdurar, tal y como, en la trepidante e increíble hora y media larga que duró, además de los temas propios de MSG, lo dieron a entender composiciones tan imprescindibles como Lights outLet it rollShoot, shoot o Rock button, de UFO; Rock you like a hurricane, Holiday o Blackout, de Scorpions o, cómo no, el sensacional Doctor, doctor, último en sonar y brillantísimo broche para una noche como esta: espectacular.


Viento en popa a todo rock

Concierto de Zodiacs


Fecha: viernes, 4 de mayo.
Lugar: Civivox San Jorge, Iruñea.
Intérpretes: Zodiacs, cuarteto integrado por Ignacio, a las guitarras y a la voz, Adrián, a los teclados, Lander, al bajo y a los coros, y Gurru, a la batería.
Incidencias: primer concierto del ciclo denominado Espacios “indies” de música, presentación de Radiaciones luminosas, nuevo CD de la banda. Aceptable  entrada, concierto de 1 hora de duración.

Con formación renovada o incluso esgrimiendo un nuevo concepto de grupo (tanto Lander como Adrián son nuevos en la formación y ésta ha pasado de la órbita de las multinacionales al mundo de la autoproducción), Zodiacs se presentaron en Iruñea abriendo ciclo, en un marco y un horario inusuales -al menos en otros tiempos- para la práctica del rock. En un Civivox a las 20.00, llamados a nuestro entender a protagonizar a priori una actividad musical vespertina programada por el centro, más que lo que se entiende por un concierto: y es que qué miedo se apoderó del arriba firmante ante la escasa afluencia registrada minutos antes del comienzo. Eso sí, a posteriori, lo que afortunadamente presenciamos fue un muy digno show: cosa de la presencia final de una reseñable cantidad de público y de que el mismo, a pesar de las edades de parte de los presentes y de que la actuación fuera gratuita, siguiera con atención y aplaudiera las evoluciones de la banda, permaneciendo en sus asientos hasta el final.
Frente a un respetable integrado por una curiosa mezcla de personas mayores y jóvenes de orientación indie, Zodiacs, a quienes conocíamos por haber taloneado a Fito & Fitipladis en su gira de 2006-2007, se presentaron con nuevo CD bajo el brazo, el ¡sexto! de su carrera, abriendo fuego con dos temas de estreno: Maniobras de control y Yo rompí el reloj: por las lindes del rock practicado por Ariel Roth o Andrés Calamaro el primero de ellos (con la distorsión de las guitarras y el sonido de los teclados forjando mana a mano el fornido hecho musical; el colchón sobre el que lució la melódica voz de Ignacio) y de intención más que impulsiva y rusiente el segundo. A buen ritmo, la actuación, tal y como se esperaba, deparó interpretaciones de temas nuevos y más viejos, destacando entre estos últimos Carretera del norte, en estos primeros compases: unos temas que en cualquier caso, en su conjunto, a pesar de la presencia de inevitables matices, dejaron entrever identidad propia, revelando un nexo de unión entre sí tan  invisible como inquívocamente presente. Impronta, que se dice; unas composiciones tan eclécticas –en lo que a influencias hace referencia- como pegadizas, erigidas, sin desmerecer la determinación y contundencia de la base rítmica, sobre el timbre de Ignacio y el sonido de los teclados como principales hechos diferenciales. ¿Más temas nuevos a destacar? El psicodélico Tormenta eléctrica, Pilotos del aire (puerta de entrada del álbum presentado) o, camino del final, Mi calle, versión del clásico de Lone Star; y ¿qué decir respecto a los más antiguos? Que, entre otros, gustaron mucho Fuego en el aire, Chica normal o Nada sabe igual.
Zodiacs, he aquí un nuevo ejemplo de banda merecedora de suerte, más que curtida y rodada como demostró estar su tripulación. De nombre más que apropiado para tratar de navegar y sobrevivir en un mar tan proceloso como el del rock, una formación merecedora de mucha suerte para sobresalir en dicho mar… Pese a lucir como lucieron dicho viernes, viento en popa a toda máquina. ¿La única pena a reseñar? Que a este tipo de recintos y en horarios como este el público acude como si fuese a una exposición. A ver música, en vez de cuadros; un público que, en cualquier caso, creemos que quedó plenamente satisfecho, pues ya sabemos qué hubiese ocurrido en caso contrario: y más no mediando pago de entrada de por medio. Y los próximos viernes de mayo, en este  mismo marco, Tachenko, Innerve y Reina Republicana. A ver cómo va la travesía.


Torbellino de fuerza y actitud

Concierto de Guadalupe Plata


Fecha: jueves, 3 de mayo.
Lugar: Casa de Cultura de Atarrabia/Villava.
Intérpretes: Guadalupe Plata, banda integrada por Perico de Dios, a las guitarras y a la voz, Paco Luis Martos, al contrabajo y al bajo, y Carlos Jimena, a la batería y a distintos útiles de percusión.
Incidencias: primer concierto de la 2º parte del ciclo Jai O´Rama. Asistencia más que aceptable, público entusiasta. Actuación de una hora de duración, bises aparte.

Seis meses después de que tuviera lugar la primera entrega del ciclo Jai O´ Rama, la degustación de pequeños caramelos sonoros representada por dicha programación volvió a encontrar su espacio en la Casa de Cultura de Atarrabia, recinto que, la verdad sea dicha, no se quedó grande. Escandalosamente grande –por lo menos-, lo cual ya es decir mucho: principalmente teniendo en cuenta factores como la condición escasamente mediática del (siendo el concierto, en otro orden de cosas, concebido y dirigido a  acérrimos seguidores de un muy particular tipo de sonidos) y el hecho de que hubiese pago de entrada de por medio. En cualquier caso, la asistencia registrada dejó entrever a las claras lo siguiente, la perfecta acogida y consolidación del ciclo.
Portadores y depositarios de una concepción del rock tan febril como venenosa, naturales de Úbeda, Jaen (por increíble que pudiera parecer a tenor de los escuchado) Guadalupe Plata llenó su actuación con un vudú-blues realmente infeccioso y contagioso -tal y como se ha dado en definir su música-, mostrándose en directo realmente curtidos. Demostrando ser auténticos hijos putativos de los aires (musicales) de los desiertos de Texas o Arizona. Americanos de adopción desde el prisma artístico, esto es: de espíritu y alma, al igual que otros americanos de la zona igualmente andaluces, los que ayudaban a insuflar sabor característico a los westerns rodados en Almería, de idéntico regusto a los genuinamente originales. Y es que, aunque en Jaén no haya desiertos, dicho jueves quedó claro que por allí también es posible sentir la crudeza del rock americano más polvoriento; sí, toda vez que de ello estamos hablando: de sentir. De sentimientos, más allá de los vectores espacio-tiempo. Y así, de idéntico modo, lo percibieron los presentes, un público que disfrutó de la actuación: del proceder del contrabajista a la hora de hacer sonar su instrumento, todo un artefacto casero construido sobre un barreño metálico, un palo de escoba y una cuerda de arrancar motosierras; del hacer del batería, adornándose continuamente con distintos útiles sonoros, y de la actitud derrochada por el vocalista y guitarrista, el cual, cabeza abajo durante buena parte de la sesión, ensimismado en su mundo, más que a cantar se limitó a dar rienda suelta a sus cuerdas vocales cuando lo consideró oportuno. Libertad a las mismas para cabalgar a lomos de la nebulosa sonora pergeñada por él sobre un sonido grueso, pesado siempre, y erigido sobre salvajes melodías: a lomos de unas atmósferas que, buscando el preciosismo más bruto o primitivo, escarbando en todo momento tratando de ir a la esencia, se insinuaron a ritmos de blues y rhythm and blues –preferentemente-. De áspero rock & roll –en realidad-, hijo de distintos padres y de una misma madre y concebido para ser degustado por iniciados en este tipo de sonidos. Sin concesiones de ningún tipo, para fervorosos seguidores de los mismos.
Recorriendo las sendas del rock más arenosas, disfrutando del  camino (sabedores como tienen que ser estos músicos, a estas alturas, de que no hay contraveneno para combatir su enfermedad) Guadalupe Plata pasó por Atarrabia derrochando intensidad desde el principio; fuerza, credibilidad y actitud. Mucha actitud. Y el próximo jueves, segundo episodio de tan golosa programación, con la presencia de Robyn Hitchcock –nada más y nada menos-. Por allí estaremos.

Hay sueños aún por inventar

Concierto de Doctor Deseo


Fecha: sábado, 28 de Abril.
Lugar: teatro Gayarre, iruñea.
Intérpretes: Doctor Deseo, banda formada por Aitor Toro, a la guitarra y a los coros, Josi al bajo y a los coros, Francis a la voz, a la guitarra y a la pandereta, Raúl a los teclados, y Txanpi a la batería, apoyados por Virginia, a los coros, y Joe, a los vientos.
Incidencias: presentación de Al amanecer… Seguir soñando, nuevo CD del grupo. 2 horas y ½  de duración, descanso de 15 minutos y bises incluidos. Muy buena entrada, público entregado.  

Siempre hay sueños por inventar: al despuntar el nuevo día, al anochecer… o, principalmente, si amanece de nuevo, acción verbal no en todos los casos sinónima de la citada en primer lugar. Cuestión de nocturnidades y alevosías o de connotaciones o cosas de esas que tanto nos gustan a quienes escribimos. O no. Constantemente los hay –en cualquier caso- (y en caso contrario, malo), tal y como lo llevan demostrando Francis y Josi desde los años ochenta, cuando parieron Doctor Deseo: criatura que una vez más se mostró ¿más saludable que nunca? Tampoco. Tan saludable y lozana como siempre, en la presentación de su décimo tercer trabajo. De un CD de exquisito contenido y presentación que, representando la más bonita calma respecto a los tempestuosos últimos discos por ellos publicados, encontró en el referencial teatro pamplonés el mejor de los posibles marcos para su puesta de largo.
Ante un recinto que se quedó pequeño, la actuación, dividida en dos partes, repasó exhaustivamente el nuevo disco, desarrollándose por cauces sugerentemente teatrales; sobre un escenario caracterizado cual si fuese el de un cabaret, como si se tratara de homenajear al que les acogía: cama giratoria roja incluida sobre el mismo, con el referencial vocalista descendiendo desde sus infiernos a las tablas pendiendo de un trapecio; Francis, frontman que, haciendo gala de una inconmensurable forma física, artística y mental, sin red, al igual que en la vida real; cual gato nocturno y pardo, no dudó incluso a la hora de desafiar la ley de la gravedad desde las mismísimas balconadas de los palcos, ante el delirio de los presentes. ¿Las mejores interpretaciones de la primera parte? Cualquiera de las de los temas de Al amanecer… Seguir soñando, además de Suspira y conspira, Sexo, ternura y misterio y, cómo no, Corazón de tango.
En arrebatador increscendo, la segunda parte arrancó de modo aún más intimista, con los cinco titulares indiscutibles de la banda en línea brindando tres temas en formato acústico, antes de recuperar la inicial puesta en escena con Ahora que estás dormida y de proseguir camino del final con hits tan sentidos como Abrázame o Juegos malabares, saliendo Francis en compañía de la corista, sensual hada madrina sobre el entarimado, y el saxofonista por el pasillo central, tratando de dar por concluido el concierto: algo que, a la vista de una más que estruendosa petición de bises, hicieron finalmente tras brindar en formato totalmente eléctrico y electrizante un par de legendarios temas más.   
En unos tiempos como estos, en los que casi todos los recintos les quedan grandes a los artistas que nos visitan, Doctor Deseo, balsámica apuesta que nunca falla, llenó Gayarre, repartiendo bajo una más que apropiada ambientación sueños y deseos para todos: materializándose ipso facto los segundos de manos de los primeros, los cuales, dicha  noche, se hicieron para sus seguidores una vez más realidad. Doctor Deseo, banda que, en otro orden de cosas (hagamos un último y más que necesario apunte a la vista de los tiempos que corren), al contrario que otras que recientemente han pasado por Iruñea, no parece optar por presuntos formatos acústicos ni por recortes, en lo que a presencia de músicos sobre el escenario hace referencia: más bien al contrario, a la vista de cómo comparecieron: con la formación reforzada por dos extras, nada más y nada menos. Y poco más que añadir. Si acaso, desearles nuevos y felices sueños –por inventar- a los bilbaínos, por el bien de todos. Con nuestros mejores deseos. 




Policromatismo metálico

Conciertos de Palace, Brainstorm y Primal Fear

Fecha: domingo, 22 de abril.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Incidencias: concierto enmarcado en la gira de presentación de Unbreakable, nuevo disco de Primal Fear. Entrada discreta, público de edad preferentemente madura que se mostró participativo.

Procedente de Huesca, la presente caravana metálica terminó su mini tour estatal en Tótem, ofreciendo las tres bandas participantes otras tantas imponentes descargas.
Ante cerca de dos centenares de metalheads llegados de fuera de Iruñerria en buena parte de los casos, la velada arrancó de manos de Palace, poderoso cuarteto que, tocando por lindes metaleras más que cercanas a las de Accept, no defraudó a nadie: o,  concretando un poco más -a la vista del timbre de su cantante-, más que próximas a las de su frontman, el referencia Udo Dirkschneider: más bien al contrario, derrochando con avaricia los músicos solvencia y madurez: principalmente en lo referido al arte desplegado, demostrando no estar en la presente gira por casualidad. No ser meros teloneros: o, en caso de que así fuese, serlo con fines promocionales. ¿La pena? Que su actuación se quedara en mera degustación. En una cata, a la vista de los 20 minutos de que dispusieron. Y es que ya se sabe qué pasa en este tipo de packs, que el que comparte (cartel con la estrella), se lleva la peor parte. Al menos, en lo referido a tiempo de concierto, disponibilidad de medios técnicos y presencia de público en la sala, aunque esta última premisa, damos fe, no les afectó. En cualquier caso, diremos que Palace cumplieron su  objetivo, darse a conocer, dejando un buenísimo sabor de boca.
Lo mismo que Brainstorm en la presentación de su último álbum, On the spur of the momment, formación que ya acompañó a Primal Fear en su visita a Atarrabia de 2009 y cuya metálica tormenta de ritmos tampoco dejó indiferente a nadie: a un público que, más que a las bandas en sí mismas, demostró una noche más su fidelidad a un género, el inmortal heavy metal, como sólo sus seguidores saben hacer: asistiendo a la cita desde el principio. Y a fe que, tal y como estamos contando, fueron recompensados.
Tras comenzar de forma inequívocamente contenida, los germanos, segurísimos de sí en todo momento, fueron desplegando progresivamente sus cartas sobre el tapete, desatando su furia musicada y haciendo que se elevara la temperatura de modo igualmente progresivo. Con derecho a telón propio y a telares con su nombre cubriendo las pantallas sonoras, ofreciendo su concierto y demostrando ser una banda con entidad e identidad propia: y así lo entendieron los espectadores, auténtico jugador (músico, en este caso) número 12, haciendo que Brainstorm se sintieran protagonistas sobre el escenario, más que meros segundones: figura esta última inexistente dicha noche.
Finalmente, comandados por el ex Gamma Ray Ralf Scheepers; demostrando durante hora y media ser la versión germana de Judas Priest, los primos putativos –si se nos permite- de Halford y compañía sacaron adelante su ejercicio de heavy clásico con verdadera naturalidad, protagonizando un concierto de power & speed metal con todos los ingredientes propios de lo que se entiende por ello; demostrando el quinteto que, a pesar de haber alcanzado cierto éxito en 2004 con el tema Metal is forever, lo único que les falta… Es lo más difícil de lograr, curiosamente: nuevas canciones que rompan, de cara a llegar al gran público. La chispa con forma de hit que haga prender la mecha y reventar el polvorín atesorado tras quince años de trabajo. Mas, y he aquí el quid de la cuestión, ¿cómo hacer para que surja la magia con forma de canción? Ah, la pregunta del millón. Demostrando como demostraron, en otro orden de cosas, disponer de técnica y maestría más que suficiente para ello, para tratar de reinventar el género desde dentro, su asignatura pendiente –tal vez-: a ver si lo logran; a ver si en próximas visitas somos testigos de su consecución.





5/5/12

MAREA, DISCO DE ORO POR "EN MI HAMBRE MANDO YO"







MAREA, NUEVO DISCO DE ORO: EN LA FOTOGRAFÍA, EL PADRE Y EL HIJO DE ALÉN AYERDI: ¡CÓMO NOS ALEGRA VERLOS CON SEMEJANTE GALARDÓN!


EN MADRID EN 2007, RECIBIENDO UN ANTERIOR DISCO DE ORO

Los comandados por Kutxi recibirán un nuevo Disco de Oro, en esta ocasión por la venta de más de 30.000 unidades de su último álbum, publicado el pasado mes de septiembre con el título de En mi hambre mando yo. La entrega de dicho galardón tendrá lugar el próximo 3 de mayo en la misma sala en la que tocaron en Madrid por primera vez, el 16 de diciembre de 1999: en la Sala Hebe de Vallecas. Desde su formación en 1997, Marea han publicado seis discos de estudio, de los que han vendido cerca de medio millón de unidades a lo largo y ancho del mundo. Desde estas líneas, nuestra más cordial felicitación para los de Berriozar!!




MAREA, MIERDA Y CUCHARA: VIDEOCLIP SUBIDO POR SER UNO DE LOS MENOS VISTO DE CUANTOS HAN RODADO





1/5/12

LAS VALIUM, "OCHENTERAS" EN BLACK ROSE!!




LASVALIUM se presentan en formato de banda integrada por chicas: punk-rock desenfadado, especialmente indicado para el tratamiento contra el aburrimiento.

COMPOSICION DE LAS VALIUM: preparado musical que se presenta en cuatro comprimidos: Nerea (coros-bajo), Violeta (voz-guitarra), Gurutze (coros-guitarra), Leire (coros-batería).

La puesta de largo de LAS VALIUM tuvo lugar a finales de 2007, en la 5ª edición de la maratón musical de Artsaia, logrando dos de los cuatro premios por votación del público; aun así, no será hasta 2009 cuando la banda termina de consolidarse. A principios de dicho año lograron incluir una canción en el CD popular de Vesarte Pamplona, y a finales de dicho 2009 llegó un primer CD, con 11 temas propios. En 2010 ganan el concurso de grupos noveles de la Carpa Universitaria, continuando su exposición a día de hoy por distintos lugares de Euskalherria: no en vano han dado más de sesenta conciertos en directo.

MARTES, 15-M, A PARTIR DE LAS 21.30, LAS VALIUM EN BLACK ROSE


                    
                     

CRÍTICAS DE ABRIL:GATIBU, LOSDELGÁS, METAL FIRESTORME - HEAVYLLAVA 2012, GATILLAZO & ROCKAINA...


Con estrella

Concierto de Gatibu


Fecha: sábado, 21 de abril.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Intérpretes: Gatibu, formación integrada en directo por Alex, a la voz, Haimar y Arkaitz,  a las guitarras, Mikel, al bajo, y Gaizka, a la batería.
Incidencias: presentación de Zuzenean bizitzeko gogoa, último trabajo de la banda. Hora y 20 minutos de duración. Asistencia discreta, público treintañero que se mostró participativo.

Procedentes de Gernika, Gatibu mostraron en Tótem su CD/DVD registrado en directo Zuzenean bizitzeko gogoa, protagonizando un concierto incontestable desde el prisma artístico… mas dejando entrever el que parece ser su techo en Iruñerria, pago de entrada mediante de por medio. Qué cantidad de público son capaces de congregar, caracterizado en buena parte de los casos el mismo por su madurez… en lo que a cumpleaños celebrados respecta. Y es que, sorprendentemente, los de Vizcaya, al menos por estos lares, parecen conectar más fácilmente con el público veterano que con el más joven, brillando ikastoleros y alternativos en general prácticamente por su ausencia.
Sin guardar los temas brindados el mismo orden que el esgrimido en dicho último trabajo, comandada la banda por el carismático Alex Sardui –estrella roja en el pecho por dentro y por fuera-, la velada arrancó con Mila doinu aidien, cantado en su día en euskera vizcaíno (como la totalidad de los restantes, en otro orden de cosas), por Robe Iniesta, prosiguiendo con otro también extraído de dicho primer CD, Lorak eskeitzen. Acto seguido llegó una de las novedades de la noche, la interpretación de Kalekatue, uno de los tres temas no incluidos en trabajos anteriores que sí que encontraron su espacio en Zuzenean bizitzeko gogoa, facturado por lindes descaradamente escoradas hacia el tecno-rock y, ensayada coreografía mediante, impulsiva y característicamente bailado por Sardui: genio e ímpetu a borbotones el citado, luciendo palmito en escena y actitud. Con el referencial vocalista dibujando sus particulares y acompasados movimientos de lado a lado del escenario, para solaz de los presentes. Para disfrute de un público al que, animado y animoso, en todo momento trató de contagiar con sus recurrentes bailes. Y, tras la noche de fútbol por excelencia (algún que otro guiño de por medio por parte de Alex a la madre de todas las batallas balompédicas) así, de esta forma transcurrió la velada: entre hits extraídos de la comedida pero sobresaliente discografía del quinteto, como los imprescindibles Musturrek sartunde o Urupel, de Zoramena, el álbum debut; Gaur gure gaba da ta e Inpernuen ate joka, únicos representantes de diskoINFERNU, el segundo, o Bizitzeko gogoa y el triunfal tres años atrás Bangbang txiki txiki bangbang, de su tercer CD ambos, composición esta última que incluso marcó tendencia abriendo nuevos caminos a la banda. A un grupo que, sonando como un cañón, remató la noche con Zeu zeu, zeu.
Luminaria donde las haya de la escena del país, brillando con luz propia en el firmamento del euskal rock; comandados por el chorro de voz de Alez Sardui, todo un animal de escenario, Gatibu pasaron por Atarrabia repasando de manera más que acertada los éxitos acumulados en sus diez años de carrera, deslumbrando a cuantos se acercaron a Tótem con su sonido; demostrando encontrarse en la buena dirección... y ser merecedores de una mayor respuesta. A ver si en la próxima ocasión…


La alerta naranja continúa

Concierto de LosDelGás


Fecha: viernes, 13 de abril.
Lugar: Subsuelo, Iruñea.
Intérpretes: LosDelGás, banda integrada por Gorka Aginagalde, a la voz, el Pirata, a la voz, a los teclados, a las guitarras, al saxo y a la trompeta, Sergio Villar, a las guitarras, Ritxi Salaberría, al bajo, y Javier Area, a la batería.
Incidencias: presentación de Retocadas, nuevo CD del grupo. Hora y ¾ de duración, bises incluidos; asistencia discreta, público de ambos sexos que disfrutó de la velada.

LosDelGás, formación comandada por los multidisciplinares Gorka Aginagalde y L. M. Moreno el Pirata, pasaron por Iruñea con motivo de la presentación de su cuarto CD, y lo hicieron protagonizando un concierto a todo gas –desde el prisma artístico, demostrando el quinteto seguir carburando a toda máquina; una inusitada solidez y seguir en estado de gracia-… Y a medio gas en lo concerniente a la asistencia registrada; vamos, viniendo dada la de cal por lo que a repertorio brindado y ejecución del mismo hace referencia, y la de arena, por el hecho de que hasta bien entrada la actuación, apenas se hubiesen dado cita unas cuántas decenas de personas.
Pertrechados de un buen número de canciones catadas en muchos casos por los presentes años atrás; rescatadas las mismas para la ocasión, esto es, retocadas en el estudio de grabación para el presente trabajo (haciendo bueno su título), los butaneros / bucaneros del rock por excelencia iniciaron reparto con Ciudad de plástico, incluida en su día en Repóker de gases, su tercer CD, tema cuya rockera sonoridad, a caballo entre el sonido ochentero de las mejores versiones de Los Trogloditas o de la Orquesta Mondragón, preparó el camino a la perfección para las siguientes en sonar: Ponle cuernos a la vida, de Alerta naranja; Carpe diem, de su tercer disco (y de letra tal vez premonitoria, toda vez que, aunque no al fin del mundo propiamente dicho, sí que posiblemente estemos asistiendo a su final atendiendo a cómo lo hemos conocido) o Pégame a mí, del ya también apuntado segundo trabajo: discos que hasta la recta final se llevaron el gato al agua en lo que a protagonismo alcanzado se refiere. Perfecta e histriónicamente representadas por el gran actor que Aginagalde lleva dentro, he aquí otra de las tónicas de la velada, pronto llegó el momento de Pero tú de que vas, con el Pirata, a la vera del gran Gorka, destapando progresivamente su faceta de showman: algo que quedó manifiestamente plasmado a propósito de la puesta en escena de Onanismo, tema que, entre momentazos dignos de El club de la comedia, ofreció luciendo cual híbrido del mítico señor Barragán y de Gallardón; o con motivo de la interpretación de Mi rancho, mi ganado y mi mujer, desenfadado country rock que brindó caracterizado de ranchera, flanqueado por Aginagalde, atrezzo de vaquero a lomos de una estrambótica montura, o de Si fuese picolo, primer tema en sonar de la ópera prima El cedé y de cuya puesta en escena sólo diremos lo siguiente, que hubo que estar allí para haber sido testigos de la misma: como, en otro orden de cosas, de las de Quemando rueda (tema que perfectamente podría haber defendido Loquillo en sus años de máxima popularidad) o De safari en la ciudad, brindada con la colaboración de quien fuera cantante de Paralelos; ¿otros temas a destacar? Por eso bebo, declaración de principios con la que parecieron terminar; la enorme versión a ritmo de blues de Bien pagá, con el Pirata, ante el regocijo general, dando voz a presuntos cantantes famosos a lo Carlos Latre, o Se acabó la fiesta, definitivo broche final.
Demostrando ser una banda con gracia más que un grupo gracioso, conceptos totalmente distintos; una auténtica y consolidada formación de rock & roll, LosDelGás trataron de animar la pamplonesa noche de viernes dejando claro que, a todo gags, la alerta naranja continúa. El repique de bombonas, pese a la progresiva implantación del gas natural. Grandes, muy grandes. Nada que objetar.








Metálico pack

Metal Firestorm 2012, actuaciones de Scar of the sun, Communic, Tyr y Rage

Fecha: sábado, 7 de abril.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Incidencias: cartel presentado como Heavyllava Festival. Rage actuó durante hora y 40 minutos, bises incluidos. Asistencia discreta, cerca de dos centenares de personas. Público mayoritariamente foráneo y de edades maduras que se mostró participativo.

Como alternativa a los sonidos de tambores y cornetas propios de las fechas, la tormenta de fuego y metal pronosticada para salpicar distintos puntos de la península en Semana Santa se dejó sentir la víspera del domingo de Resurrección en Tótem, atronando la sala con las electrizantes descargas deparadas y resultando del agrado de los presentes: de los fieles seguidores de Rage –principalmente-, un público de característica estética heavy y, en muchos casos, llegado de fuera de nuestra Comunidad.
La velada arrancó con Scar of the sun y Communic, bandas que pronto cedieron el testigo a los daneses Tyr, terceros en comparecer; a caballo entre lo que se ha dado en denominar viking metal y el metal progresivo, y con un reciente CD, The Lay of Thirm, que presentar en esta gira, el cuarteto ofreció un repertorio que giró en torno a unos temas presididos por una actitud muy épica y marcial; por inequívocas connotaciones de grandeza y majestuosidad, revelándose construidos sobre unos coros muy marcados, desde los prismas vocal y melódico: un grupo, Tyr, que lució reforzado en ocasiones por la acción a las guitarras de Victor Smolski, guitarrista de Rage (sentado en el palco vip), y cuyos músicos fueron atendidos en escena, directamente sobre el escenario, he aquí la noticia, por los vocalistas de Communic y de los propios Rage, en lo que a darles de beber hizo referencia. En el marco de una presumible fiesta de fin de gira, en lo relativo a hacerles ingerir chupitos o lingotazos directamente, poco menos que enchufándoles las botellas. Sea como fuere, como si lo dicho, trasegar y trasegar con frenesí, formara parte del show; del espectáculo paralelo que significó la presencia de tan significativos auxiliares desempeñando tan inusual cometido, labor que, anunciada por la presencia de aquellos en las tablas, incluso fue jaleada por los espectadores; por un público que, al igual que el baterista, no pudo menos que no dar crédito a lo que veía al percatarse de que, durante la ejecución del último tema, aquellos comenzaran a ¡desmontar! su batería. Y a continuación, tras tan informal pase, lo que todos estaban esperando: la comparecencia de los legendarios y prolíficos Rage.
Comandados por el gran Peavy Wagner al bajo y a la voz, sobre un escenario rematado por un grandioso telón, flanqueado por dos columnas de cartón piedra y presidido por la espectacular batería de Andre Hilgers, la perfectamente empastada formación germana inundó totalmente la sala con su power & speedmetal percutido a  ritmos thrashers, no dejando indiferente a nadie con su corpus musical, brindado sin fisuras ni concesiones; con unos temas en cuya elaboración destacó siempre el sobresaliente buen hacer de Smolski, el guitarrista: perfectamente respaldado a las seis cuerdas por el técnico de luces, del que, si se nos permite la licencia, diremos que punteó desde la mesa con idéntica velocidad y diligencia que el anterior, dando lugar de ese modo a una atmósfera de luces y sonido de lo más espectacular. Y todo ello, cómo no, bajo nuevas muestras de complicidad entre los músicos de las cuatro bandas implicadas, plasmadas finalmente en los bises con la desenfadada interpretación del Breaking the law de Judas Priest por ocho de ellos, por lo menos.
Procedentes de Madrid, ciudad que los integrantes de la presente caravana metálica visitaron el viernes (tras abrir tour el jueves en Valencia), Rage, Tyr, Communic y Scar of the sun, metálico pack donde los haya, representaron un perfecto y metálico plan para los seguidores del género la noche del sábado: para un público que entre unas cosas y otras lo pasó bien; verdaderamente bien.


A sangre y fuego

Concierto de Gatillazo


Fecha: viernes, 30 de marzo.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Intérpretes: Gatillazo, conjunto integrado por Evaristo a la voz, Txiki y Ángel, a las guitarras, Mikel al bajo, y Ziga a la batería. Como teloneros abrieron Rockaína.
Incidencias: presentación de Sangre y mierda, nuevo CD de Gatillazo. 2 horas de duración en total. Asistencia Muy buena, público entregado y participativo.

Finalmente, Evaristo Páramos pisó el escenario de Tótem, recuperando la fecha cancelada a finales de 2011 por lesión de Tripi, el baterista titular, y brindando un más que genuino concierto: en la línea de los ofrecidos desde hace más de treinta años por el seminal frontman de Agurain, representando buena parte de dichos bolos por él protagonizados uno de los más representativos nexos de unión del arriba firmante con su pasado.
La velada arrancó con el punkrock con denominación de origen made in Gasteiz de Rockaína, formación comandada por Ángel, también en las filas de Gatillazo, por lo que tuvo que hacer doblete. El quinteto aprovechó la ocasión para presentar los temas de En el aire, su segundo trabajo, consiguiendo dejar la temperatura de la sala a punto de caramelo de manos de dosis de rockaina musicada como Miss Dolby Surround o El vídeo mató a la estrella de  la radio, la gran versión de los Buggles y auténtico banderín de enganche del grupo. Y a continuación, tras semejante calentamiento, Gatillazo, prestos a culminar faena: el conjunto comandado por el único vocalista del Estado que una vez concluida la vida musical activa de la banda madre, La Polla Records, se ha atrevido a empezar desde cero, sin recurrir a su nombre o su pasado para denominar su nuevo proyecto e, importante, sin desvirtuar la historia de su anterior grupo estirándola de forma artificial, presuntas reuniones puntuales de por medio o regresos poco creíbles, en buena parte de los casos. Haciendo ver a cuantos quieran verlo que también las bandas tienen su principio, su momento y su final.
Dividida en cuatro bloques de canciones enlazadas entre sí (más los bises, traduciéndose todo ello en la interpretación de ¡46! canciones, ¿quién da más?), la actuación arrancó con diez composiciones ofrecidas de tirón, comenzando con el tema de estreno Guerra social y, repasando a modo de toma de contacto los cuatro CD con que cuenta Gatillazo, deparando dos primeras incursiones en el atemporal repertorio de La Polla; brindando al respetable Lucky man for you y el hit de más que rabiosa actualidad titulado  Delincuencia; acto seguido, genio, ingenio a raudales y figura, el Evaristo más pletórico que hemos visto en muchos años, y esto es mucho decir, continuó dándolo todo por dichos derroteros, demostrando mantener la forma tanto desde el prisma físico como desde el artístico: intercalando irónicos comentarios entre las letras de las canciones, dando lugar al espectáculo con nombre propio que representa su sola presencia sobre las tablas, no dejando de gesticular, contornearse histriónicamente y de saltar; y respecto al repertorio ofrecido, ¿qué canciones destacar? Difícil, dificilísima papeleta para el presente cronista. Si acaso, por mantener extraordinariamente su vigencia como la siguen manteniendo, sin desmerecer las de Gatillazo, apuntaremos algunas de La Polla: Porno en acción (demostrando su ejecución, en otro orden de cosas, que Evaristo continúa siendo el cantante de dicción más rápida del Estado), Salve, El congreso de los ratones, Johnny, No somos nada (cómo las cantaron los presentes, tras años y años fuera de repertorio), Así es la vida u Odio a los partidos, con la que terminaron: clarividentes temas que continúan ganando solera con el paso del tiempo como si de buenos caldos se tratase: sin necesidad de salir de las barricas. Y todo ello, a sangre y fuego siempre, bajo un ambiente un tanto destroy, con espontáneos coristas surgiendo cual champiñones sobre el escenario. Sobre un entarimado que fue testigo nuevamente de algo histórico, estando quien estuvo sobre el mismo: el incombustible Evaristo. Grande, muy grande una vez más.



GATILLAZO, EN BOGOTÁ, EL PASADO 7 DE ABRIL!!

BEAUX DEGATS, SABOR GENUINO EN BLACK ROSE




Beaux Degats  es un trío londinense, una banda formada en 2005 con un único objetivo: hacer música de la forma más alta y más clara posible; plasmada en directo con ingentes dosis de intensidad y energía. ¿El resultado? Una rockerizada combinación de punk, metal y de géneros como el grunge; unas canciones que hablan de problemáticas tan actuales como la avaricia corporativa, la agitación social, el control del estado o las crisis políticas. El grupo fue creado por miembros de bandas como Riot Squad S.A. o  Michael Ryan Experience, formación que llegó a actuar exitosamente por el circuito de Pamplona/Iruña, en los años noventa. 



BE MONKEYS, CONCIERTO EN BLACK ROSE Y DISOLUCIÓN DEL GRUPO...




Be Monkeys fueron el resultado de un camino comenzado a recorrer por sus integrantes en 2007; por unos músicos que, comandados por Mikel, quien aportara la voz a El Esquadrón, trabajaron juntos desde 2011 con un único objetivo: tocar rock and roll clásico pero con aires nuevos; practicar un estilo marcadamente influenciado pero independiente.... Agur!

USTED ES EL VISITANTE Nº