MARTXA, MARTXA CON NUESTRA FANFARRE!! (QUE USTEDES LO PASEN BIEN) )

27/5/15

RADIOPLEBE PRESENTARON INDOMABLES EN BLACK ROSE: LA CRÍTICA





Radioplebe surgen en Pamplona en 2008, estando el grupo actualmente integrado por Jorge Pus a la voz y a las guitarras; Eneko Larrea, a las guitarras; Gaizka Berriohazard, al bajo, e Iñaki Armiarmajauna, a la batería: hasta la fecha contaban con dos trabajos en su haber, Emitiendo, seminal maqueta publicada en 2009, y Estrellados del Rock, su primer disco oficial.desde el viernes 22 de mayo cuentan con un segundo álbum, Indomables. El CD, de título más que definitorio, llega tras una etapa de transición musical que les ha llevado de manera definitiva a terrenos propios del  punk rock y del rock and roll más lúcido y enérgico Indomables, primer single extraído, ya se encuentra disponible para su descarga y escucha en SpotifyiTunes, y Amazon. 


Indomanbles ofrece 8 canciones como nuevas credenciales sonoras de la banda: Indomables (primer single extraído), IV Reich, Ley de la traición –velocidad y voracidad con el vértigo de Motörhead súper presente-, Cinco mil demonios, Palmaditas para todos, Miseria, Eguzki eta ekaitza (rupturista tema instrumental) y La balanza, con la caída en desgracia y actual devaluación de la Justicia de fondo. El CD fue grabado, mezclado y masterizado por Kolibrí Díaz en los Estudios Sonido R-5 de Oricáin, entre enero y abril de 2015, y ve la luz de forma autoproducida.

Punk rock del siglo XXI tanto desde el prisma musical como desde el lírico, he aquí qué irradian las canciones de Radioplebe, depositarias de la esencia que hizo grande al género en el siglo XX: de una ironía y una clarividencia en las letras más que perspicaz: cosa de la personalidad y del ingenio a la hora de escribir de Jorge, alma mater del grupo cuya forma de analizar la realidad queda perfectamente plasmada a lo largo del CD; de unas canciones facturadas con indomable arrojo y que suenan como lo que son, pildorazos demoledoramente directos y certeros que, apoyándose en trepidantes cambios rítmicos, mantienen el pulso del conjunto a la perfección.





Buscando alzar la voz definitivamente, asentarse en el dial; llamados así en homenaje a las históricas Radios Libres surgidas en los años 80, Radioplebe hacen gala de su condición de indomabilidad por medio de este disco, IndomablesRadioplebe, con la antena a punto nuevamente, presta y predispuesta para irradiar punk rock en aras de incrementar sus índices de audiencia. Todo hace suponer que se ampliará el radio de acción de su emisión.

Volumen para la voz del pueblo

Concierto de Radioplebe


Fecha: viernes, 22 de mayo.
Lugar: Black Rose, Burlata.
Intérpretes: Jorge Pus, a la voz y a las guitarras, ·Eneko, a las guitarras, Gaizka, al bajo, e Iñaki, a la batería.
Incidencias: presentación de Indomables, nuevo CD de la banda. Hora y ¼ de duración en total. Asistencia muy buena.

Radioplebe presentó de manera tan rotunda como exitosa su nuevo retoño discográfico, ofreciendo un concierto a la altura, fiel reflejo de su nuevo CD: del punk rock metalizado –por momentos- de los temas (en lo relativo a su componente musical)… y a la del sentido crítico de sus letras, de hálito claramente mentalizado, como siempre fue en las escritas por Jorge Pus, alma máter del grupo.
Ironías, rabia y pundonor a espuertas, el cuarteto hizo gala de solidez, consolidación a todos los niveles y condición de indomabilidad, presentándose ante su público con esa rotunda y certera tarjeta para ello que es Indomables, primer single extraído del CD, tema al que siguió IV Reich: con el novísimo orden mundial más actual latiendo en sus entrañas, surgido dicho nuevo orden del golpe de estado financiero dado en Occidente por los nuevos golpistas del siglo XXI, de cuellos almidonados y guante blanco. Sin que la tensión bajara un ápice, demostrando rodar de manera definitiva por senderos propios del  punk rock y del rock and roll más lúcido y lucido, pronto llegaron descargas como Cincomil demonios y Ley de la traición, temas igualmente de estreno que, tras algunas incursiones en el cancionero de Estrellados del rock, primer CD del grupo, dieron paso a la instrumental Eguzki eta Ekaitza, generosa en minutos musicales de rupturista y sorprendente enjundia sonora. Y de calurosa interpretación, llevándose los aplausos más sentidos. Llegados a este punto, ¿más momentos (sonoros) a destacar? Los protagonizados por las nuevas Palmaditas para todos (con el recuerdo de Radio crimen, de La Polla Records, al alcance de los seguidores más avezados de los de Agurain) o, a la vista de su protagonismo en la recta final, por las ya clásicas Estrellados del Rock (en honor de los estrellados del rock presentes, pasados y futuros, coreado su estribillo por los asistentes), Tanto bío bío tanto (con la colaboración de Asier, ex Lady Tripi, a las voces) y, como perfecta guinda final, Emitiendo, alcanzándose así al final de la sesión.

Concluyendo la actuación de un grupo, Radioplebe, del que no diremos que lo dio todo sobre el escenario por una razón bien sencilla: porque la práctica totalidad de cuantas bandas reflejamos en este espacio lo dan, noche sí y noche también. Banda esta, garra, fuerza y más tablas cada vez mediante, curtida en mil batallas libradas con una única esperanza, ganar finalmente lo que vienen dando desde 2008, la guerra. Con Indomables, su flamante nuevo disco, tal vez estén más cerca de lograrlo. Devolvemos la conexión.


24/5/15

CONCLUYÓ 'CICLÓN TOUR 2015: GRACIAS, WE ROCK, ESKERRIK ASKO, MADRID!!

FUNDITRONIK ELECTRO-PUNK, SÁBADO 30 EN BLACK ROSE






El proyecto Funditronik nació en el año 2003; por aquel entonces Mitxel Txibite  (Radikal Fruit, Los Cazahuates, El Ansia de la Viuda), su alma máter, vivía en un pueblo, y en su soledad fue dándole forma a la idea:  a una performance que se basa en una actuación músico-teatral en la que el artista guitarrea y canta sobre unas bases electrónicas hechas anteriormente por él,  interactuando con el público y dando vía libre a su espontaneidad

Funditronik Performances(k), la versión de Funditronik que disfrutaremos en BLACK ROSE, comenzó a dar que hablar en Carnavales de 2013, y busca descolocar al personal recurriendo para ello a canciones divertidas ofrecidas por un artista que luce un atuendo irreverente. La cita, EL SÁBADO 30, a las 20.30, en BLACK ROSE.

3/5/15

criticARTE MAYO: ALTXATU, BOURBON KINGS, THE GODFATHERS, LA VELA PUERCA, ELPHENTAL, LEIVA...

De muy elevada graduación

‘Maiatza Rok’ 2015: conciertos de Altxatu y Bourbon Kings


Fecha: sábado, 9 de mayo
Lugar: Peña Euskal Herria, Burlata.
Incidencias: actuaciones de alrededor de 1 hora de duración. Lleno todo el tiempo. Además de dichas bandas también actuaron Estricalla y Aberri Txarrak.

Fiel a su cita anual –tal y como viene sucediendo desde mayo de 1994-, arrancó una nueva edición de Maiatza Rok, y lo hizo con un cartel que combinó veteranía y juventud: propuestas como las de Estricalla y los transgresores Aberri Txarrak, bandas a las que no llegamos a ver (ingeniosa versión / reconversión del concepto de Lendakaris Muertos la de estos últimos, auspiciada por su vocalista), con las de los jovencísimos Altxatu y los casi debutantes Bourbon Kings. Y la verdad es que las dos bandas de las que vamos a hablar dejaron gratamente  satisfechos a los presentes: a un público que un año más, tal y como es habitual, llenó completamente el recinto de la peña.
Procedentes de Irunberri, con dos discos publicados por GOR (legendario sello local  que sigue demostrando olfato a la hora de echar las redes en el caladero musical vasco),  Altxatu presentaron Hitza, su segundo CD, y lo hicieron propinando con su vitamínico y encadenado desgranar de canciones un señor golpe sobre la mesa, comandados por un cantante que demostró atesorar el desparpajo y la frescura de los Hertzainak de treinta años atrás: un vocalista –también guitarrista- que, con insultante decisión, tiró en todo momento de las canciones perfectamente empujado por bajista y baterista, defendiendo los tres su repertorio con el empuje propio de aquella época (de los viejos años 80 –queremos decir-) y de su juventud. Obrando así un grupo de media de edad de alrededor de 16 años que, con sus raíces echadas en un terreno súper fértil; abonado de la forma más fecunda posible por bandas como The Clash, The Pogues o Toy Dolls, hizo gala de ser puro presente. Así pues muy bien los de Lumbier,  dejando claro no ya que el futuro les pertenece, si no que ya está aquí: en ellos reencarnado.
Acto seguido la noche continuó creciendo, haciéndose pura intensidad de manos de los novísimos Bourbon Kings, formación que, surgida de las ansias de probar nuevas sensaciones sonoras de músicos de Insomnio Króniko y ZTK Rap, se llevó al público de calle en la noche de la presentación de 40º, su CD debut.

Liderados por Aarón, incuestionable MC -maestro de ceremonias- dicha noche (brutalmente escoltado por Julen y Jon a las guitarras y al bajo, DJ Paik, a los platos, y David Topper, a la batería), el quinteto dio rienda suelta de forma brutal a sus canciones, quedando retratada en directo sin concesiones la aleación sobre la que se sustentan: la suma del flow y las maneras del hip hop con la energía inherente al metal, estilo más que presente en las mismas bajo formas más bien propias del numetal. Sin inventar nada los citados…  mas reinventándose. Sonando a cosa nueva, lo realmente importante: de hecho, ententes sonoras de este calibre, basadas en mixturas de hip hop y metal, ya han sido sacadas delante de forma exitosa por Soziedad Alkoholika & Violadores del Verso o, en tiempos más recientes, Habeas Corpus & Los Chikos del Maíz, dando lugar estos dos últimos a Riot Propaganda. O, años atrás, por los protagonistas de estas líneas en el primer CD de Imsomnio Króniko, materializada dicha suma en el tema Chic@ no lo hagas. Así pues, ¿cómo plasmaron el sábado sus nuevos temas? Con espectacular fuerza y fiereza, dando lugar a un concierto incontestable: y así lo entendieron los presentes, un público que convirtió el recinto en una inmensa caldera… de Bourbon on the rock –si se nos permite-… U on the rap -si se prefiere-. En cualquier caso, tal y como hemos titulado este texto; al igual que el concierto de Altxatu, de muy elevada graduación.


Actitud, elegancia, determinación

Concierto de The Godfathers

Fecha: domingo, 26 de abril.
Lugar: Zentral Café Teatro, Iruñea.
Intérpretes: The Godfathers, formación integrada por Peter Coyne, a la voz, Christopher Coyne, al bajo y a la voz, Mauro Venegas y Steve Crittall, a las guitarras y a las voces, y Tim James, a la batería y a la voz.
Incidencias: concierto de conmemoración del trigésimo aniversario de la fundación del grupo. Hora y 20 minutos de duración, bises incluidos. Asistencia bastante buena, varios centenares de personas.

Con 30 años a la espalda alumbrando su devenir -materializadas dichas tres décadas de trayectoria en discos ya clásicos como Hit by hit, Birth, Scholl, Work, Death o Unreal World-, The Godhathers, precursores del rock alternativo londinense con punto de inicio de actividad en la penúltima década del siglo XX, recalaron en  Zentral en fechas recientes, ofreciendo un concierto a la altura de las expectativas generadas. Una rotunda y elegante exhibición de tocar rock and roll que, como en históricas visitas de los legendarios padrinos a Nafarroa, encandiló a sus incondicionales, un público de ambos sexos que se identificó plenamente con la banda y que, joven en los años 80, ya vio en algunos casos a la misma por entonces, en salas como la Ilargi de Lakuntza.
Haciendo gala los carismáticos hermanos Coyne de total entrega y actitud, el rock de porte a un tiempo corrosivo y pegadizo de la banda se manifestó de inmediato de manos de unas canciones que, a caballo entre el postpunk, la new wave y lo que más tarde se denominaría britpop, lucieron en todo momento enérgicas y contundentes; manifestándose poderosamente guitarreras y dando a entender lo siguiente, que el que tuvo, retuvo: desde I want everything (primera de su primer LP y primera en sonar, tal y como siempre fue: toda una declaración de intenciones para empezar) hasta This is war, última antes de los bises, brillando a lo largo del set list títulos como I can´t sleep tonight (todo un guiño a los Ramones), I want you, I´m insatisfied (con esquirlas propias de la rabia de Sex Pistols brillando en sus compases) o She gives me love:  composiciones de característico magnetismo que, como la celebrada y esperadísima Birth, Scholl, Work, Death, perfecta rúbrica final, formaron parte de la banda sonora de buena parte de los emergentes bares musicales y pubs de los años 80 y 90, verdaderas universidades en lo referido a descubrir a su clientela bandas y propuestas musicales: algo, por desgracia, totalmente perdido a día de hoy.
Testigos y protagonistas de una época como la que les tocó vivir, en la que, frente a otros modelos musicales imperantes en su tiempo, el no ser virtuoso del instrumento se sustituía con grandes dosis de arrojo y determinación, así sacaron adelante The Godfathers el presente concierto, con actitud, arrojo y determinación, engrandeciéndose de manera progresiva el calibre de las sensaciones generadas y dejando claro desde el prisma artístico que, pese al paso de los años, el tiempo de la banda no ha pasado. Que, fruto también -posiblemente- de estos tiempos de impasse, falta de norte artístico y de indefinición a todos los niveles, su propuesta musical continúa de actualidad. Plenamente vigente: una propuesta que, materializada a la vieja usanza, el domingo 26 demostró seguir siendo de altísimo octanaje.



Viento en rock a toda Vela

Concierto de La Vela Puerca

Fecha: sábado, 25 de abril.
Lugar: Zentral Café Teatro, Iruñea.
Intérpretes: La Vela Puerca, formación integrada por Sebastián Teysera Enano y    Sebastián Cebreiro Cebolla, a las voces, Nicolás Lieutier Mandril, al bajo, Carlos Quijano Coli, al saxo, Alejandro Picone Ale, a la trompeta, Santiago Butler  y Rafael Di Bello, a las guitarras, y José Canedo Pepe, a la batería. El cartel se completó con  Vendetta, banda que actuó en primer lugar.
Incidencias: presentación de Érase, nuevo CD de La vela Puerca. Hora y ½ de duración, bises incluidos. Lleno. Público muy participativo que disfrutó de la actuación.

La Vela Puerca iluminaron con sus himnos la noche pamplonesa del pasado sábado, protagonizando un auténtico torbellino sonoro que, enganchando en bloques las canciones -viento en rock a toda máquina-, enganchó a toda velocidad igualmente a la concurrencia: al gentío que con motivo de su visita abarrotó el aforo del Zentral.
La noche comenzó con la comparecencia de Vendetta, a quienes les tocó ejercer de anfitriones de los uruguayos y a cuyo concierto no llegamos por encontrarnos en otro espectáculo musical; finalmente, sobre las 22.30, se abrió el telón para los comandados por los carismáticos Enano y Cebolla, totalmente espoleados por sus incondicionales desde incluso antes de que ello sucediera: así lo dejaron entrever los característicos cánticos entonados en honor del grupo, de genuina naturaleza y resumidos en la repetición de un único verso, vamos, la Vela, vamos la Vela de mi corazón. Así pues, bajo semejantes muestras de cariño, saltaron al escenario.
La noche despegó bajo los sones de un primer bloque de canciones extraídas de Érase, álbum que se presentaba, composiciones que lucieron gancho, patente y señas de identidad propias. Características. Modo de proceder propio a la hora de componer –hemos querido decir-, combinado diferentes sabores bajo el denominador común del rock quedando reforzado todo ello con la presencia de los vientos.
El ya remarcado ritmo trepidante del concierto fue en buena medida el responsable de que la totalidad de los presentes quedara de inmediato a merced del intenso hacer de los músicos; inexorablemente atrapado por su embrujo: esto es, sin posibilidad alguna de poder sacudirse la ininterrumpida y continua sucesión de canciones, circunstancia que acrecentó la intensidad de la velada y, como consecuencia, la entrega general, magnificada a partir de dicho primer bloque de canciones por la llegada de otros  integrados por temas sobradamente conocidos: Sobre la sien, Colaboré, Va a escampar, Haciéndose pasar por luz… recibidos por los más acérrimos botando en señal de aprobación -banderas de Uruguay  al aire en las primeras filas- e incluso con tarareos de sus partes instrumentales. Protagonizando –así las cosas- músicos y público una explosiva fiesta de exaltación del rock de La Vela tanto sobre como bajo el escenario, celebración unitaria que encontró su momento álgido cuando uno de los presentes accedió al entarimado para aportar su voz en dos canciones, algo que, sin impedimento alguno, llevó a cabo con tanta solvencia como naturalidad.
Finalmente, tras parecer terminar la noche con El profeta (cómo se adueñó la sala de su letra), la formación, por petición general, tuvo que regresar al escenario, brindando hits tan esperados como Vuelan palos (con la presencia de Javiero y de la sección de vientos de Vendetta), Zafar o El viejo, saludados y disfrutados a toda vela toda vez que aquello se acababa: el concierto de una banda, La Vela Puerca, que demostró varias cosas con la presente actuación: por qué están ahí (en primer lugar)… y por qué tenían que venir. Que cruzar el charco. Por qué tenían que venir por tercera vez a Iruñea: porque a la tercera ya se sabe cuál va, la vencida, algo que en esta ocasión estaba claro. Grandes los uruguayos en su nueva visita a la ciudad.



Magia y fantasía en clave de ópera rock

Concierto de Elfenthal

Fecha: sábado, 25 de abril.
Lugar: teatro Gayarre, Iruñea.
Intérpretes: Maite Itoiz, a la dirección artística, a la voz, a las guitarras eléctrica y acústica, al arpa celta y a las flautas, y John Kelly, a las guitarras eléctrica y acústica y a la voz, acompañados por Georgina Sánchez, al chelo, Dann Hoyos, a la guitarra eléctrica y a la voz; Itxaso Satrustegi, al piano y a la voz; Javier F. Paiz, al bajo; y Bjorn Mendizabal, a la batería. Además, se contó con los bailarines Juanjo Arrieta, Marina Scotto y Olatz Oribe.
Incidencias: presentación del nuevo espectáculo de Maite Itoiz y John Kelly. Muy  buena entrada. Púbico participativo.

Al amparo de la complicidad del bosque secreto, con la habitual aquiescencia y presencia a lo largo del cancionero de hadas, ninfas y otros seres mitológicos (xanas, landas y demás) el mundo de los sueños en el que habitan Maite Itoiz y John Kelly cobró vida en Iruñea, materializándose su paraíso mágico y onírico en el Gayarre de manera multidisciplinar. A caballo entre lo etéreo y lo terrenal, haciéndolo por medio de un show con tintes de ópera rock que, con marcados guiños al mundo de la danza, conjugó música de esencia celta y medieval de tintes arrebatadoramente épicos con la particular visión del rock sinfónico y de la música clásica de la pareja, dando como resultado el espectáculo que presentaron y representaron en el teatro pamplonés.
Concebido como un punto de inflexión en su carrera, presentada la velada como un viaje con pretensiones de futuro a través de los diez años de trayectoria de Elfenthal (esto es, como un repaso de sus composiciones más conocidas aliñado por pinceladas de Los Pilares de la Luz, futuro proyecto en el que actualmente se encuentran trabajando), la noche arrancó con unos cuántos temas llamados a iluminar dicha obra todavía nonata; con unas composiciones que, al igual que cuantas fueron recreadas, siguieron una dinámica ciertamente continuista todo el tiempo: presentadas por Maite, estelar hada madrina dicha noche, por medio del recitado o lectura de su sinopsis, como imprescindible paso previo a su interpretación.
Como inexcusable antesala de unas interpretaciones llevadas a cabo en feliz y próspero maridaje entre las herramientas del rock (guitarras, bajo eléctrico, batería) y otras,   más bien propias de la música clásica, como el chelo, las flautas o el arpa, aportando gota a gota las notas musicales de estas últimas el imprescindible componente bucólico frente a la fuerza de las primeras. La necesaria cordura para contrarrestar con la calma los efectos de la tormenta eléctrica, en aras del objetivo final: aportar la sonoridad característica a cada composición, definida a la perfección por Maite cantando por lindes propias de la lírica.
Sobre el desarrollo de los temas señalaremos que, marcado por estudiadas y ensayadas coreografías (dejando la presencia de los bailarines momentos de excelsa belleza plástica), lució presidido por una puesta en escena muy cuidada: lo cual, pese a ser digno de ser reseñado, elogiado y elogiable –incluso-, no evitó que llegásemos a la siguiente conclusión: a pensar que todavía queda trabajo por hacer… En aras de lo siguiente, principalmente: de mantener la tensión y el ritmo de la obra. Aspectos por pulir y mejorar, algo de lo que Maite y John seguro de que son conscientes: cosa de la búsqueda de la perfección inherente a músicos como ellos y a proyectos como este. Por lo demás nada que objetar: una noche para el recuerdo en el haber de Maite y John. 


Pólvora en estado de gracia

Concierto de Leiva

Fecha: viernes, 24 de abril.
Lugar: Zentral Café Teatro, Iruñea.
Intérpretes: José Miguel Conejo, Leiva, a la voz y a las guitarras, acompañado por la Leiband, formación integrada por Juancho, a los coros y a las guitarras, Manuel Mejía, al bajo, César Pop, a los coros, a los teclados y a la guitarra acústica, Luismi Huracán Ambulante, a la percusión, Tuli, al saxo, Pachequín, a la trompeta, y José Niño Bruño a la batería.
Incidencias: presentación de Pólvora, 2º CD del artista. Hora y20 minutos de duración en total. Lleno, localidades agotadas. Público con importante presencia femenina que se mostró entregado.

En total loor de multitudes, así transcurrió el concierto que protagonizó Leiva en Iruñea, acompañado por sus siete magníficos; por una banda integrada por siete magníficos músicos que, sostenida sobre pesos pesados del Universo Leiva –si se nos permite- como Juantxo, César y Tuli (rematada la alineación de gala por la presencia del gran José Niño Bruño a las baquetas), hizo gala de estar en un estado de gracia y complicidad de no retorno: lo mismo que el cabeza de cartel.  Así pues, siendo esto así; a la vista de lo que vimos en Zentral, no podemos menos que hablar de este concierto recurriendo a la siguiente expresión, con permiso de Rubén Darío: definiéndolo como una auténtica marcha triunfal.
Feliz a la vista de todos en su planeta de canciones, ante una desbordada expectación, el  ex integrante de Pereza abrió fuego con las canciones de estreno Los cantantes y Cerca, llevando el cuentakilómetros de Cero a Cien en cuestión de segundos: de los pocos segundos que le costó al gentío arrancarse a cantar, algo que, alma, corazón y entrega, hicieron sin interrupción a lo largo de la noche demostrando ser más, mucho más que espectadores: ser lo que en ámbitos futbolísticos se conoce como el Jugador Nº 12: todo un orfeón en esta ocasión. Tras una primera concesión al repertorio de Pereza (Animales), la descarga colectiva de adrenalina continuó con otros dos temas nuevos igualmente recibidos, antes de que la velada, tras desempolvar la banda otro viejo hit de la legendaria formación (Windsor), tomara derroteros más tranquilos en lo referido a los ritmos de las canciones: de unas composiciones que, para todos los públicos -en líneas generales-,conformaron un repertorio de lujo, sacado adelante navegando por  parámetros de calidad realmente exigentes.
Y así transcurrió la noche, sin que nunca bajara el listón; sin turbulencia alguna. Sin que en ningún momento decayera la expectación, incrementándose exponencialmente el ambiente camino del final de manos de hits –en acto y en potencia- extraídos de todas las vetas posibles: de Diciembre, ópera prima del artista (Miedo, Eme); del cancionero de Pereza (Superhermanas), y de Pólvora –evidentemente-, alcanzándose con Mirada perdida el clímax colectivo antes de los bises: de una propina efusivamente rematada por sendas versiones de Los Rodríguez (Hace calor), y, cómo no, Pereza, correspondiendo el honor de rubricar la noche a Lady Madrid.

A la segunda va a ir la vencida para Leiva, totalmente convencida la concurrencia como quedó: a esta conclusión llegamos en Zentral. Totalmente seducidos como marcharon cuantos abarrotaron la sala para seguir las evoluciones de un grande… Con la pólvora a punto desde el principio de su nueva apuesta artística. De un artista que en esta, su nueva acometida a la cima (tras haber hoyado sobradamente la misma con Pereza); en su nuevo intento por regresar a lo más alto de manos de su nueva propuesta musical, dio la cara al frente de los suyos todo el tiempo, sin esconderse nunca. Defendiendo a lomos de su guitarra las canciones con total determinación, haciendo gala del consumado jinete que es. Dicho viernes cosechó un incuestionable triunfo, en verdad.


12/4/15

criticARTE ABRIL: REVÓLVER, BIDE BAKARRA, ARKADA Y THE GUILTY BRIGADE, PARA EMPEZAR!!

Revólver de remarcado calibre

Concierto de Revólver


Fecha: sábado, 11 de abril.
Lugar: Zentral Café Teatro, Iruñea.
Intérpretes: Revolver, formación integrada actualmente por Carlos Goñi, a las guitarras, a la armónica y a la voz, acompañado por Manuel Bagües, al bajo y Julián Nemesio, a la  batería.
Incidencias: presentación de Babilonia, nuevo CD del grupo. Muy buena entrada.  Público de ambos sexos que se mostró entregado. 2 horas de duración en total.

Cosa del estado de plenitud del que hizo gala a todos los niveles, Carlos Goñi venció y convenció en Iruñea al frente de su nueva reinvención de Revólver, presentando en formato trío a la legendaria marca y brindando un incontestable concierto. Una actuación con la que, combinando microclimas musicales y canciones extraídas de su dilatada trayectoria, los comandados por el carismático songwritter dejaron plenamente satisfechos a los presentes: a un público con importante presencia femenina y media de edad no necesariamente pareja a la del artista que, en otro orden de cosas, dejó clara a todas luces su apuesta por la banda: dando palmas, cantando y botando en buena parte de la noche.
Anunciado el comienzo de la velada por un sonido de guitarras arenoso, muy americano, la música propiamente dicha arrancó bajo las notas de Babilonia, tema de estreno que dio paso a interpretaciones de otros tan recordados como Duro de llevar o Mi rendición; y de esta guisa se desarrolló el concierto, con Goñi y los suyos volviendo una y otra vez al pasado y revolviéndolo con el presente recurriendo a la presentación de temas nuevos: los menos, claro está, dicha noche. Canciones como Entre las nubes (primer single extraído) o Teamotemor, rica en melancolía y reflexiones y ofrecida bajo el único paraguas de la guitarra acústica. Y es que, tal y como hemos dejado caer, también hubo tiempo para ambientaciones de corte intimista, encontrando en los mismos su momento composiciones del calibre artístico de Como único equipajeFaro de Lisboa (rubricada con una ovación de petición de vuelta al ruedo) o  Tu noche y la mía.
Llegados a este punto, ¿qué canciones más a destacar? Odio (imprescindible una vez más, cómo no) o San Pedro -protagonizando una de las cimas rockeras de la noche-,  brindadas ambas en constante increscendo antes de desembocar en El Dorado, perfecto clímax alcanzado en total loor de multitudes: sin trampa, fogueo alguno ni cartón, presididos todos ellos por una contundente concepción del rock and roll y disparados por un revólver que si hizo gala de algo fue de lo siguiente, de un remarcado calibre.
En la recta final de este texto, diremos como conclusión que cuantos temas sonaron lo hicieron impregnados por el fuerte magnetismo personal de Goñi, cuya banda, tal y como está aconteciendo en la presente gira, dio en Iruñea lo máximo partiendo del mínimo posible. La máxima contundencia, potencia y sonoridad con el mínimo capital humano sobre el escenario, transmitiendo el frontman al frente del trío esa imagen ya tan característica suya, guitarras y armónica en ristre: además de la de ser su alma mater, la de un auténtico currela del rock. La de ser un pasajero del tren de la vida que ahí sigue, unas veces en el andén, esperando el paso del convoy, y otras en su vagón; disfrutando del camino en cualquier caso. El pasado sábado, en Zentral, hizo disfrutar y disfrutó.


Voladura incontrolada

Concierto de The Guilty Brigade

Fecha: sábado 4 de abril.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Intérpretes: The Guilty Brigade, banda integrada por Gartxot, a la voz, Simón, a la guitarra y a los coros, Xabi, al bajo y coros, y Néstor, a la batería. Además se contó con las actuaciones de Bide Bakarra y Arkada.
Incidencias: actuaciones enmarcadas en It´s Crazy Festival. Presentación de Pólvora &  Whisky, tercer CD de The Guilty Brigade. Más de 3 horas de música en directo. Asistencia aceptable; público joven en su inmensa mayoría.

Procedentes de Lizarra, Barañáin y de la propia Atarrabia, Bide Bakarra, Arkada y The Guilty Brigade dinamitaron las últimas horas del sábado denominado Santo, llenando el habitual vacío musical de dicha noche con su música. Con unas actuaciones que congregaron a un significativo número de jóvenes, pese a la coincidencia en fecha y horario con otra velada de similar corte musical –en algunos casos- organizada en Berriozar, con motivo de la celebración el domingo del Aberri Eguna.
Las descargas se iniciaron de manos de Bide Bakarra, sexteto con unos años de vida a sus espaldas que, en fase de remodelación, sorprendió con sus canciones: bombas de explosivo y pernicioso componente metálico las mismas que, deflagradas por lindes propias del rap metal, demostraron haber bebido sin complejos de fuentes como Rage Against The Machine o los Habeas Corpus de principios de siglo; de los del CD A las cosas por su nombre: y así trataron de llamarlas por medio de unas letras, en la voz de su vocalista, claramente escoradas hacia el hip hop. Y sí, gustó su hecho musical: pesado, contundente, envolviendo unas letras pensadas e inquietantemente contundentes. A continuación la noche adquirió tonalidades de brioso street punk de manos de Arkada, veterano grupo de Iruñerria que demostró seguir con las botas puestas… Y más: prestos y dispuestos a continuar propinando patadas apoyándose en su concepción del género. En su rock combativo o etxeko punk –tal y como lo denominaron en un tema-, pura marca sonora de la casa.
Contundentes, seguros de sí mismos y absolutamente resolutivos; confiando totalmente en sus posibilidades, así se mostraron The Guilty Brigade desde el principio: dando salida a sus temas sin compasión hasta vaciar el cargador. Disparando punk rock real tintado de oi! de modo especialmente acerado y acelerado. Incontestablemente acerado y acelerado.
Detonando unas balas con forma de canciones que, en resumidas cuentas, lucieron cimentadas sobre una base rítmica poderosa, en función del objetivo final: que las guitarras hicieran de las suyas con fuerza y dinamismo, antes de dejar el resultado musical en manos de Gartxot: frontman de bronca y malencarada voz encargado de estoquearlas finalmente, labor que afrontó sin contemplaciones.
A por todas, con ganas de comerse el mundo comenzando por el escenario; por los escenarios, por donde toda banda con hambre de avanzar ha de empezar a comérselo a bocados –en otro orden de cosas-, así vimos a The Guilty Brigade en Tótem, Y así lo vieron los presentes, un público que vibró con la onda expansiva resultante y la metralla salpicada. ¿Curiosidad a destacar? La presencia de el Flako, bajista de El Drogas, a la voz en la canción Y las estrellas, tema de Barricada recuperado por los de Atarrabia en el CD que presentaban. The Guilty Brigade, habrá que hacerles un seguimiento especial.


6/4/15

CERO A LA IZQUIERDA, "NO HA DEJADO DE LLOVER". MEJOR DISCO DE FEBRERO EN MARISKAL ROCK



Ya es oficial: No ha dejado de llover, 2º CD de CERO A LA IZQUIERDA, ha sido elegido como mejor trabajo de febrero por los seguidores de Mariskal Rock;

No ha dejado de llover se grabó durante los meses de junio y julio de 2014 en Estudios Aberin (Navarra) y en Konk Studios de Londres, bajo la supervisión de Leire Aranguren, Josh Green e Iñaki Llarena, quien se encargó de la producción. Las labores de mezcla y masterización corrieron a cargo de los ya citados Iñaki Llarena y Leire Aranguren. El CD, integrado por 11 temas, cuenta con colaboraciones de El Drogas, Gabri Gainza (El Desván) y del propio Iñaki Llarena.

Publicado por EL DROMEDARIO RECORDS, el compacto está a disposición de todos en las principales plataformas digitales (iTunes, Amazón) y, en formato físico, en los siguientes puntos de venta: EL CORTE INGLÉS, FNAC.s, TIENDAS TIPO, MEDIA MARKT y TIENDAS ELKAR.





MIS LAMPARONES, CERO A LA IZQUIERDA derrochando magnetismo en la mejor dirección con su renovado y renovador concepto del rock; los de Pamplona dispuestos a todo. A darlo todo canción a canción. Cero a la izquierda en la línea de salida, preparados para lo que sea. Single ya disponible en SpotifyItunes y Amazon, pudiendo ser escuchado en streaming en Deezer. 


24/3/15

criticARTE MARZO: CARLOS CHAOUEN, EL NIÑO DE LA HIPOTECA, BOCANADA, ÚLTIMA EXPERIENCIA, THE COUP, REDITIO Y CERO A LA IZQUIERDA!!

Con latido y predicamento

Concierto de Carlos Chaouen


Fecha: sábado 21 de marzo.
Lugar: Civivox San Jorge, Sanduzelai.
Intérpretes: Carlos Chaouen, a las guitarras y a la voz, acompañado por Kike Romero, a la guitarra y a los coros.
Incidencias: concierto enmarcado en el ciclo EscenarioS. Presentación de En la frontera, 7º CD del artista; casi 2 horas de duración. Lleno prácticamente. Público que disfrutó de la velada.

Carlos Chaouen regresó a una de sus plazas por excelencia, Iruñea, y lo hizo estrenando escenario (el del acogedor auditorio de Civivox) y nuevo disco por estos pagos. Un trabajo cuya presentación, pese a los no muchos temas nuevos que sonaron, resultó del agrado de los presentes; de un público que tal y como viene ocurriendo desde una década atrás -si no más-, demostró ser el suyo, en verdad.
Con su guitarra y la de su fiel subalterno Kike Romero como únicos capotes, el gaditano comenzó a desgranar canciones recalando en un viejo CD, Maldita, del que recuperó Seré, para abrir boca. Marcadas por su envolvente timbre, presididas por el intimismo propio del formato, a continuación sonaron temas extraídos de su cada vez más extensa discografía, destacando entre los mismos Mundo numéricoCorazón (dedicado a Kutxi Romero, presente en la sala dicha tarde) o Tiempo. Tras esta interpretación Chaouen, solo sobre el escenario, deleitó al auditorio con otros dos temas viejos: uno de ellos, Bosque lejano, el primero que grabó en su carrera. Y todos ellos, con la genuina marca de la casa como rúbrica, presididos por unos medios tiempos que brillaron en su  meridianamente rasgada voz, entre los interesantes diálogos tejidos por las guitarras.
Los temas nuevos se hicieron esperar, no sonando el primero hasta pasada una hora de concierto; correspondiendo el  honor de representar al nuevo disco a los titulados  Habitante de la luna y Cartón en la hierba. Finalmente, tras un nuevo buceo por su discografía, sonarían otros dos, Bienvenida soledad (el sol en ti) y Tragaluz, antes de que el concierto pareciese terminar. Pero, pese a encontrarnos en la frontera de las dos horas, aún hubo tiempo para más, encontrando su lugar el single Los jugadores y la canción que da título al CD en este tiempo extra; unos temas, los nuevos, que al igual que cuantos sonaron, dejaron de manifiesto lo siguiente: que las distancias cortas son su hábitat natural.

El ciclo EscenarioS no pudo concluir mejor que con la presencia de Carlos Chaouen, protagonista de una carrera de fondo que, con predicamento propio, poco a poco le está llevando a alcanzar un cada día mayor reconocimiento: una carrera de fondo –tal y como la hemos denominado-… como todas las de naturaleza artística: o incluso más en su caso, incluso empinada, habiendo partido de la línea de salida bajo la etiqueta de Cantautor. En Civivox, el sábado 21, convenció su música, de alma y latido rockero y cautivador y melódico envoltorio.

Con avales

Concierto de El Niño de la Hipoteca


Fecha: viernes, 20 de marzo
Lugar: Zero2Live, Ozone; Iruñea.
Intérpretes: Guiu Cortés, El Niño de la Hipoteca, a la guitarra y a la voz.
Incidencias: presentación de Gratis Hits, nuevo trabajo del artista. 1 Hora de duración y ½ de duración, bises incluidos. Muy buena asistencia. Público mayoritariamente joven que se mostró participativo.

Guiu Cortés, conocido en el mundo artístico como El Niño de la Hipoteca, se encerró con sus canciones en solitario en el espacio Zero2Live, armándola con su rumba-punk de autor y saliendo más que airoso de dicha plaza. Triunfando en su debut en Iruñea ante un público que, más que dispuesto y predispuesto a disfrutar del pase, demostró ser su mejor aval.
En un ambiente distendido, desenfadado; con la gracia propia de los artistas catalanes a la hora de rumbear, el Niño se hizo grande desde el principio con hits como Alquitrán y carmín o Mi novia de 2º B, sintonizando de inmediato con sus seguidores: con un público integrado en buena parte por jóvenes de ambos sexos y extracción universitaria.
Volando a su libre e iconoclasta albedrío -lejos de cualquier tipo de atadura-, el artista  prosiguió dando voz a Romeo y Julieta, fomentando tras su conclusión la implicación de los presentes en su show por medio de la siguiente sugerencia: haciéndoles ver que podían solicitarle canciones respetando dos cláusulas, que lo hicieran entre interpretación e interpretación y que las composiciones requeridas fuesen de su propia autoría…  
Y así transcurrió la velada, entre divertidos gags y monólogos entre tema y tema (No te irás jamásFelicidad, bullanguera versión de La Cabra Mecánica perfectamente llevada a su terreno; Luz batida…), combinación la citada que en casos como este, de conciertos acústicos tan peculiares, demostró una noche más funcionar muy bien; y todo ello con el público, desde que así se lo pidió, haciendo total caso a su indicación; pidiéndole canciones  con total complicidad: con más y más confianza (No fumes marihuana, una de las más celebradas dicho viernes; Te quiero…) conforme se acercaba el final, marcado en apariencia por Ratones. Pero, sembrado el ambiente como quedó por semejante semilla, habida cuenta de la multiplicación de las peticiones, estaba claro que tenía que haber más, quedando amortizada la velada con nuevos hits como Copypaste y, elegida por elección popular, La más bella, con él entre el público cantando y posando ante las cámaras de los móviles y sus portadores.

Con aval y un buen puñado de avalistas, materializado lo dicho por medio de los  cánticos de todas y cada una de sus letras y por los consiguientes aplausos; sin miedo al desahucio… artístico –así las cosas-, he aquí cómo despachó El Niño de la Hipoteca su concierto. Rumbero, rumboso en todo momento. Con desparpajo y arrojo, condiciones imprescindibles para lanzarse a la carretera en solitario y entregarse a los suyos desde los escenarios. Bien, chaval.

Con casta

Concierto de Bocanada

Fecha: sábado, 14 de marzo.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Intérpretes: Bocanada, formación integrada por Martín, a la voz, Juanito y Abel, a las guitarras, Rupi, al bajo, y Pepo, a la batería. Como teloneros se contó con Kaxta.
Incidencias: última cita de la gira de presentación de El sino de la herida, tercer CD de la banda. Cerca de cuatro centenares de personas. Público eufórico y en algunos casos, entregado.


Bocanada no pudieron terminar mejor la presente gira que como lo hicieron el sábado 14: tal y como sucedió en enero de 2014, cuando la iniciaran en esta misma plaza, congregando en Tótem a una amplísima representación de seguidores, llegados en algunos casos incluso de diferentes puntos del Estado.
Con parte de los presentes todavía por acceder a la sala, la música se hizo fuerte de manos de los extremeños Kaxta, quinteto que, tras presentarse la víspera en el Gabal  de Tafalla, aprovechó para presentar su último CD, Centro de Desintoxicación: las dependencias del mismo con forma de canciones, representando las mismas, por las lindes del rock urbano más racial, el mejor de los preámbulos para lo que estaba por llegar: ¿lo más destacable de su actuación? En una noche marcada por un marcado sabor  a Romero, la comparecencia de Kutxi en el tema Los pájaros de mi cabeza, dejando el ambiente a punto de caramelo para la descarga verdaderamente esperada: la de la banda comandada por su hermano Martín.
A por todas y de frente, haciendo gala de casta; así salieron Bocanada en su última noche antes de desembarcar allá por Mayo, como perfecto colofón de su gira, en el festival Viñarock, más que merecido premio tras años y años de esfuerzo titánico. Prestos a embestir con decisión y trapío, así lucieron e hicieron que lucieran cuantas canciones detonaron, unos temas que, extraídos de los tres discos con que cuentan, conformaron un repertorio de lo más equilibrado; con especial protagonismo para las composiciones de El sino de la herida, sonaron las once que lo integran, mas sin dejarse en el tintero los, a juicio de los músicos, más emblemáticos o queridos de sus trabajos anteriores.
En la línea de lo apuntado, la noche rompió aguas con El voladero, En cueros y Cuesta arriba, alcanzándose un primer clímax con Huele a muerto, primer single de El sino de la herida. Al galope todo el tiempo, campo y canciones a través; con Juanito no dando puntada sin hilo a la hora de dirigir al grupo,  enlazar las canciones y encauzar el caudal, las mimas se sucedieron ante la entrega y beneplácito de los presentes, llegando camino de la recta final el momento de las colaboraciones; la hora de ilustres como Kolibrí Díaz (inmenso a las 6 cuerdas en Comiendo soles (sangre espesa)); Kutxi Romero, aportando voces y raza en Río; y las de Txarly, anterior bajista del grupo, y Naiara Ruz, vocalista de El Portal de Jade, en Mala hierba, cantando esta última también en Tu nombre se escribe con sangre. Finalmente, ya convertida en fiesta, la noche se cerró con la totalidad de los invitados sobre el escenario (Isi, cantante de Kaxta, incluido), haciendo suyo todos ellos un último tema, Campo a través.
Tras escribir su nombre con rock entre 2014 y 2015 sobre más de 40 escenarios, llega la hora de detener la marcha para Bocanada; de coger aire y recuperarse, tras cerrar gira y círculo en Tótem, pasando de la alfa a la omega; y en la sala grande en las dos ocasiones, donde todo empezó en enero del año pasado; así pues, llegó el tiempo del reposo del guerrero, a la espera de la grabación de un futuro CD. Que no se haga la espera excesivamente larga.


Credibilidad y solvencia

Concierto de Última Experiencia

Fecha: sábado, 14 de marzo.
Lugar: Black Rose, Burlata
Intérpretes: Última Experiencia, trío integrado por Miguel Ángel Ariza, a la guitarra y a la voz, José Alberto Solís, al bajo, y Carlos Lahoz, a la batería. 
Incidencias: presentación de Eléctrica, nuevo CD de la banda. Alrededor de 1 hora y ½ de duración. Asistencia aceptable, público de edades más bien maduras.



La otra cara de la moneda (por tratar de plasmarlo de la forma más gráfica posible) del reciente paso de El Gran Wyoming y Los Insolventes por la Casa de Cultura de Burlata vino representada al día siguiente, el sábado 14, por la visita al Black de Última Experiencia, trío con vida artística propia formado por tres de los músicos de Insolventes; trío con riquísima vida musical propia, a tenor del concierto que ofrecieron en el legendario local de Iruñerria: fuera de toda duda uno de los candidatos a ser recordados como concierto del año a la hora de hacer balance de la temporada 2014 2015.
Hundiendo sus raíces en el rock más genuino de las décadas de los sesenta y los setenta,  Última Experiencia demostraron estar armados de poderosas razones musicales, calidad y maestría mediante; perfectamente armados de argumentos y canciones, a tenor del arsenal de temas desplegados: construidos sobre unos cimientos de omnipresente blues rock y  aderezados todos ellos por arenosas vetas de cautivador recorrido estilístico, primas hermanas no lejanas del rhythm and blues y del rock sureño. Y, cosa del timbre del sensacional vocalista y guitarrista, vaya cómo lucieron las canciones, cautivando sin remisión al respetable: encontrándonos en una localidad como Burlata, rica en devotos del blues, atrapando a un público que vibró con composiciones nuevas como Blues cañí (single del CD que se presentaba, que verá la luz en fechas próximas de marzo) o más viejas, como Oveja negraLa casa de la bruja o Ladyizabela, última en sonar antes del apoteósico final. Sí, y no estamos exagerando: unas composiciones como las citadas u otras, con las que homenajearon a referentes suyos como Jimy Hendrix o Peter Green,  que sonaron grandes, muy grandes en lo relativo a enjundia sonora, sostenidas siempre  sobre unas guitarras al rojo, rusientes, respaldadas por una base rítmica tan precisa como demoledora.
Última Experiencia aprovecharon el viaje de Insolventes a Burlata para presentar en Nafarroa su proyecto musical, su lado artístico más personal, y lo hicieron compartiendo con avaricia sus esencias en Black Rose. Derrochando gusto, pasión y voracidad, condiciones imprescindibles para ser músico de blues; triunfando sin ambages ante los ojos de todos, Wyoming incluido, para sorpresa de parte del público presente. Última Experiencia. Transmitiendo solvencia y credibilidad. 

Aplastantes

Concierto de The Coup


Fecha: domingo, 8 de marzo
Lugar: Zentral Café Teatro, Iruñea.
Intérpretes: The Coup, formación integrada por Boots Riley y Silk-E, a las voces, Pam the Funkstress y B'nai Rebelfront, a las guitarras, J.J. Jungle, al bajo, y Hassan Hurd, a la batería.
Incidencias: presentación de Sorry To Bother You, último trabajo del grupo. Asistencia muy buena. Hora y 30 minutos de duración en total.

En la línea de pensamiento de Samuel Beckett –tal vez-, primero bailar, y luego, pensar; haciendo buenas en un día como el pasado domingo, 8 de marzo por más señas,  las palabras de la feminista Emma Goldman: si no se puede bailar, no es mi revolución: así se presentaron The Coup, provocadores, provocativos y festivos, buscando con su música agitar cuerpos y mentes; que la gente moviera caderas y conciencias, dejando tras de sí su acostumbrado reguero de buenísimas sensaciones. The Coup, grupo formado en 1991 en Oakland, California, por Raymond Lawrence Riley (Chicago, 1971), más conocido por su nombre artístico Boots Riley: activista político y polifacético artista también conocido por ser vocalista y compositor de The Street Sweeper Social Club, banda en la que milita junto a Tom Morello, de Rage Aganist The Machine.
Ya sobre el escenario, The Coup activaron sin concesiones su coctelera sonora, lanzando los músicos de inmediato sus principios activos con forma de efervescentes  cócteles de sabores y ritmos: fabricados los mismos mediante explosivas combinaciones de soul & funk y rock-punk con fuertes reminiscencias de hip hop. Vamos, como si se tratara de mezclar formas sonoras y espíritus de artistas como Public Enemy, Body Count, The Clash, Negu Gorriak, los ya citados RATM… ¡y James Brown!

Siendo de tal calibre la materia prima que sirvió de punto de partida, el resultado no pudo ser otro que el siguiente: un hecho musical erigido sobre canciones-torpedo llamadas a hacer diana, lo cuál consiguieron siempre; alrededor de unas composiciones  que, en estado de ebullición todo el tiempo, en el caso de las más aguerridas sonaron cual detonaciones. Un auténtico derroche de energía por parte del grupo, fuerza,  contestatario mensaje e inconformista actitud de por medio, vectores que hacen imparables a bandas de estas características: en suma, toda una demostración del por qué de la fama que precedía a los directos de The Coup. Y todo ello con Boots Riley ejerciendo de auténtico maestro de ceremonias; esforzándose entre disparo y disparo, entre baile y baile suyo y de los suyos, por complacer al respetable tratando de expresarse en castellano e incluso en euskera: y sin recurrir todo el tiempo a los mismos latiguillos. Un frontman que, tal y como ha hecho en diferentes ciudades de la gira, no dudó en mostrar su lado más reivindicativo, llegando a pedir a los presentes que dicha noche no consumieran el más conocido refresco de cola, en solidaridad con los obreros en huelga de su planta de Madrid. Riley, todo un líder en directo que brilló a la altura de lo esperado una noche más. Con voz propia. Con luz propia. Como The Coup: aplastantes en Zentral.


Rock metal con personalidad

Concierto de Reditio

Fecha: sábado, 7 de marzo.
Lugar: Black Rose, Burlata
Intérpretes: Reditio, formación integrada por Mikel Urra e Iñaki Orcoyen, a las guitarras, Imanol Valverde, a las guitarras y a la voz, Iñigo Elizalde, al bajo, Antonio Muñoz, a los teclados & sintetizadores, y Carlos Lanas, a la batería.
Incidencias: presentación de Reditio, primer CD de la banda. Alrededor de 1 hora de duración. Asistencia aceptable.

Reditio regresaron a su escenario de cabecera, el del Black Rose de Burlata, testigo de su primera actuación en directo, y lo hicieron con su primer trabajo discográfico bajo el brazo: con un disco cuyas canciones, marcadas por el rock metal como denominador común, les están reportando intensas satisfacciones.
Plenamente seguros de sí mismos, totalmente echados para delante, la banda alimentó su descarga con temas de dicho álbum debut, sostenidos y envueltos a un tiempo todos ellos por un sonido, el de los teclados, que, de marcado tinte alternativo, matizó el  regusto principal de las canciones, rabiosamente rockero; fruto dicha sonoridad del resuelto hacer de hasta tres guitarristas. Siendo esto así, aportando ropajes melódicos al engranaje tejido por dicho trío de guitarras, damos fe de que el teclista acertó a la hora de crear auras, halos de melodías con los que contribuir a vestir la particular voz de Imanol, de timbre más que apropiado para el estilo practicado por la banda. Un estilo erigido sobre una personal combinación de rock y metal que, además, lució ricamente enriquecida por toques de hard rock, ritmos trhashers –incluso, levemente sugeridos en algunos momentos- y arrebatadores cambios de ritmos, quedando plasmado todo ello de la mejor de las maneras en temas como Resurrección, Dulce Cristina, Nada entre tú y yo, La Tierra sin huella, Revolución… En unas canciones que, tampoco vamos a citarlas todas, en algunos de los casos dejaron de manifiesto lo siguiente: que podrían ser radiadas sin problemas, toda vez que si algo demostraron fue eso, ser radiables. Unos temas, todos de factura propia, de los que el grupo, en suma, extrajo una noche más lo más bello de del modo más rotundo. Y viceversa.
Sin prejuicios, denotando personalidad propia; demostrando ir a su paso, gustando y gustándose: así pasaron Reditio por Black Rose en esta su tercera visita. Pisando fuerte. Y a la tercera, tal y como se dice, fue la vencida: por lo menos en lo referido a que dicha comparecencia quedara reflejada en este espacio, habiéndose quedándose el arriba firmante con ganas de escribir de ellos ya desde la primera, a tenor del ímpetu entonces demostrado. De una energía y fuerza traducida actualmente en clara progresión. Reditio, continuaremos siguiéndoles la pista.

Y llovió rock and roll

Concierto de Cero a la Izquierda


Fecha: viernes, 6 de marzo.
Lugar: Subsuelo, Iruñea.
Intérpretes: Cero a la Izquierda, banda integrada por Robles, a la voz, Sergio, a las guitarras, Dani, al bajo, y Lukas, a la batería.
Incidencias: presentación de No ha dejado de llover, segundo CD del grupo. Alrededor de 1 Hora de duración, bises incluidos; lleno, localidades agotadas. Público joven y de ambos sexos que se mostró participativo.

Como un tiro, he aquí cómo están demostrando ir los Cero a la Izquierda; y no lo decimos amparándonos únicamente en cómo parecen irles las cosas al calor de la publicación de No ha dejado de llover, su segundo CD, sino ciñéndonos a la más estricta realidad; a la evolución seguida por el actualmente cuarteto desde que aparecieran por la escena allá en 2008: despuntando tímidamente -en un principio- y comenzando a pisar escenarios, a hacerlo cada vez con más fuerza, desde 2010. En  clarísima progresión geométrica. Y lo que aconteció a partir de dicho año es de dominio público: grabación en 2012 de un primer CD, La vela muda, actualmente agotado; el hecho de que desde entonces no hayan dejado de tocar (habiendo calado con su imparable diluvio de canciones unos 100 escenarios… y en miles de personas), y, como perfecto colofón, su triunfo en enero del presente 2015 en la XX edición del certamen Villa de San Adrián, inmejorable alfombra roja de cara a la publicación del CD que dicho viernes presentaron.
Con el Sold out logrado en Subsuelo presidiendo el ambiente, ante una inusitada expectación, la lluvia de canciones comenzó a las 23.00, poniendo los músicos sobre la mesa las cartas, sus mejores naipes, de inmediato; salpicando con su vitalidad y energía a los presentes con temas llegados para quedarse como Mis lamparones o Sobre la piel, perfectamente recibidas dichas composiciones: lo mismo que las siguientes en sonar, La raíz o El abuelo, sentida canción esta última que, en formato acústico, únicamente con Sergio a la guitarra, contó con la colaboración de Gabri Gainza a la voz… y con el beneplácito general, materializado en el respetuoso silencio que presidió su interpretación.
El como agua de mayo esperado chaparrón recobró bríos eléctricos con pildorazos como Otra luz, dejando un ligero espacio hacia el ecuador de la velada para la recuperación de un tema de La vela muda, Contra el viento y la marea, y prosiguiendo la lluvia de nuevos temas hasta el final. Hasta que, interpretación de Caminos mediante, pareciera escampar. Pero no. Y es que, toda vez que nadie parecía dispuesto a plegar paraguas y abandonar el recinto, los Cero a la Izquierda tuvieron que volver sobre sus pasos, desbordándose definitivamente el caudal con Malas noticias, antes de concluir con el tema igualmente recuperado de su ópera prima Libertad.
Trascendiendo lo que se entiende por rock urbano, Cero a la Izquierda ofrecieron en Subsuelo un concierto erigido sobre unas canciones que demostraron desbordar  personalidad, ser dueñas de un sonido propio, algo muy difícil de lograr; una sonoridad conseguida por Javi, Sergio, Dani y Lucas tras metabolizar y hacer suyo el mensaje que les transmitieron las bandas con las que se iniciaron en el rock: así es como están conseguido reinventar el género incluso sin pretenderlo; Cero a la Izquierda, fuera de cualquier duda, uno de los valores al alza no ya de nuestra escena, sino del rock estatal. Todo un valor en positivo. El viernes 6, en el local de la plaza del Castillo, los mejores presagios de lluvia se volvieron a materializar.



DESDE IRUNBERRI-LUMBIER, ALTXATU!!

23/3/15

EXTREMODURO PUBLICA UN VÍDEO CON UNA CANCIÓN INÉDITA GRABADA EN DIRECTO



Leemos en la renovada Web de Extremoduro

Lo prometido es deuda. Os prometimos durante la gira que al finalizarla os regalaríamos un video con la canción nueva, que se llama “Experiencias de un batracio”, de la ciudad en donde mejor nos saliera. A nosotros nos ha gustado cómo nos salió en Valladolid, bajo la lluvia, y aunque hemos tardado un poco, aquí lo tenéis.  Hemos metido en el vídeo a Tamara, nuestra hada particular, para que todos lo entendáis mejor. Esperamos que os guste. Para verlo, tenéis tres opciones:

Podéis verlo gratis y sin publicidad en Youtube
En Vevo, con mejor calidad, pero con publicidad.
Y también podéis comprarlo (ahí no podemos regalarlo) en Itunes para verlo con calidad y sin publicidad.





Más, no podemos hacer, amiguitos.

Ahora, con nuestros deberes ya hechos, daremos por terminada esta gira ya del todo y, durante un tiempo, nos dedicaremos cada uno a nuestras cosas (de las cuales, por supuesto, os iremos informando aquí), tomaremos oxígeno y cuando, después de un tiempo, tengamos algo que contaros, seréis los primeros en saberlo.


Muchas gracias por vuestros oídos y por vuestra presencia. 
Muchas gracias por darle sentido a nuestro trabajo. 
Muchas gracias por existir.


SOS QUEREMOS

Robe

USTED ES EL VISITANTE Nº