MARTXA, MARTXA CON NUESTRA FANFARRE!! (QUE USTEDES LO PASEN BIEN) )

5/1/10

HATORTXUROCK XI: HATOR, HATOR NESKA MUTIL ETXERAT







ESCUCHA EL TEMA KRISTAL KOLPATUAK, CANCIÓN OFICIAL DE HATORTXUROCK; SUS AUTORES, GOVERNORS


HATORTXUROCK / HATOR, HATOR NESKA MUTIL ETXERAT viene celebrándose desde su 7ª edición en enero, siendo en ésta, la 11, dicho mes nuevamente el elegido para ello; por lo demás, decir que tras la experiencia del año pasado, la presente edición de Hatortxurock / Hator, hator neska mutil etxerat volverá a desarrollarse durante un único día, en esta ocasión EL SÁBADO 9 DE ENERO, y nuevamente en DOS CARPAS habilitadas para ello. Las actuaciones de los diferentes artistas (ver cartel) comenzarán a las 19.00 HORAS, costando las entradas para acceder al recinto, ubicado finalmente entre Burlata y Atarrabia (al lado mismo de Iruñea), en la zona conocida como entre-cementerios, 20 euros (si se adquieren de forma anticipada) ó 25, si se hace en taquilla.

En lo que a los conciertos se refiere, diremos que los mismos, bajo las ya apuntadas DOS CARPAS GIGANTES, se desarrollarán sobre DOS ESCENARIOS, actuando cuatro grupos en cada carpa de manera intermitente; para que la fiesta sea completa se contará con el concurso de diferentes DJ´s pinchando alternativamente en la carpa en la que en ese momento no haya música.

“Se trata de un festival que se celebra durante el mes de enero, unos días después de Reyes. Llevan ya 9 ediciones; queremos reconocer a gente que de manera independiente se lanza a organizar un festival anual que puede reunir a 7.000 o 10.000 personas”: he aquí qué dijeron del presente Festival de la Música y de la Solidaridad en la Gala de la Música Navarra de 2008, ceremonia en la que se le hizo entrega a sus organizadores de uno de los denominados “Premios de la música”
Y por lo demás… poco nuevo que añadir, por desgracia: tratar de sensibilizar a la población un año más ante el hecho de que a finales de este 2009 habrá más de 760 presos políticos vascos dispersados por decenas de cárceles de los estados español y francés, cifra que resulta histórica toda vez que desde 1969 no se había alcanzado una similar; y es que desde el año 2000 hasta la actualidad dicho número ha venido creciendo sin excepción. Así las cosas, aquí está un año más HATORTXUROCK / HATOR, HATOR NESKA MUTIL ETXERAT, para recordarlos a ellos y para tratar de recordar a todo el mundo que sus familiares y amigos tienen que recorrer más kilómetros que nunca para poder visitar a los suyos… con los peligros y la sangría económica que ello supone; y si a ello le sumamos la habitual denegación de la libertad condicional, las trabas para la puesta en libertad ya de los prisioneros enfermos (vía negación de la aplicación del artículo 92), ya de los que incluso han cumplido íntegramente su condena (por la de la llamada «doctrina Parot»), las humillaciones e intentos de chantaje que están padeciendo últimamente los familiares en las visitas o, que en el actual contexto, cualquiera puede terminar formando parte del colectivo de represaliados sólo por pensar… podemos hacernos una idea de la necesidad de organizar un nuevo HATORTXU, un año más.

A PROPÓSITO DE LA VUELTA DE GOAR CICATRIZ (REESCRITO)

La primera vez que vi a Goar Iñurrieta guitarra en ristre fue en el pabellón Anaitasuna de Pamplona, en Semana Santa de 1986. Fue en un concierto de Hertzainak y Barricada en el que un jovencísimo Goar salió, como invitado, a tocar un tema con Hertzainak. La siguiente vez que le vi ya fue con Cicatriz en 1987 –creo recordar-, en el bar La Granja, de Pamplona. Después hubo más conciertos, como el de la plaza de toros de Lizarra, en 1988 (uno de los últimos antes del accidente de Natxo Etxebarrieta, el carismático cantante) o, ya en 1991, el del regreso a lo grande de los Zika, en el Anaitasuna. Después, en cuestión de años, ya sabemos qué pasó. ¿Que a cuento de qué viene esto? A cuento de que Goar, como guitarrista que fue de Cicatriz desde 1987, creador en parte del nuevo sonido de los Zika desde su desembarco en la banda y músico vertebrador de la misma hasta el final… creemos que está en su derecho a volver a interpretar sus temas, algunos, además, suyos, no hay más que ver los créditos de los discos publicados por el grupo desde su llegada. Y más si es desde la honestidad: la que se presupone en toda persona, al igual que el derecho a la inocencia, hasta que no se demuestre lo contrario… No seamos más jueces que los jueces. ¿Qué pasa, que puede haber garrapatas y/o bandas-tributo hasta a María Santísima (habiéndolas como las hay incluso a formaciones en activo) y alguien que perteneció a una banda ya desaparecida, que compuso parte de su repertorio, no puede tocar sus temas… porque “se mancilla la memoria de la banda”? Claro, seguro que si el enterado de turno (o cualquier músico de buena voluntad, que haberlos también los hay) hubiera organizado su grupito de tributo a los Zika nadie hubiera dicho nada… En fin. En detrimento de Goar, diremos que tal vez las formas no han sido las más adecuadas, organizar esa especie de peculiar concurso por internet para buscar vocalista, pero en su favor afirmamos que está en su derecho de tocar esas canciones. Totalmente: ¿por qué los que ahora se escandalizan, anarco-talibanes en cierto modo, no lo hicieron cuando entró el citado en el grupo en sustitución de Pepin? ¿Por qué no protestaron cuando faltó Paquito (y fue sustituido por otro bajista) o Pedrito, quien fue sustituido también? ¿Que Goar va a ganar dinero con esto, que murmuran por los foros? Pues claro; y eso, ¿es ilegítimo? Pues no; ¿no lo ganaron antes el baterista y el bajista que grabaron el disco en directo de Cicatriz... sustituyendo a los músicos originales? ¡Y nadie dijo nada! Y sé de lo que hablo, y hasta la cantidad. La buenísima cantidad para la época, aunque no la diré nunca, por respeto: y lo sé porque no en vano hice una de las últimas entrevistas que concedió Natxo antes de morir, publicada en El Tubo de junio de 1995. En fin, concluyamos; ¿acaso tras la muerte de Natxo Etxebarrieta, el 5 de enero de 1996, habría que haber enterrado con él a Goar, tal y como se dice que, tras la muerte del faraón, se hacía en el antiguo Egipto con su mujer? Por no hablar de quienes ahora idolatran a Natxo mientras que, cuando estaba vivo, le censuraban por determinadas canciones de Cicatriz, como cuando no les dejaron actuar en el gaztetxe de Gasteiz... acusándoles de sexistas. En fin, vale; hasta aquí contaremos, por no revolver más mierda: además recordemos el quid de la cuestión, que esto no es la vuelta ni la refundación de Cicatriz, sino una banda tributo auspiciada por uno de sus guitarristas; así pues, en nuestra opinión, nada mejor que regresar para tocar dichos himnos que en el marco de HATORTXUROCK 11. Salud, Goar, en esta nueva singladura.
HATORTXUROCK, UN FESTIVAL DE 10

Camino de ésta, la undécima... Un festival de 10 ediciones a sus espaldas, queremos decir. Y es que Hatortxurock, el festival que desde 1999 viene realizándose en Nafarroa en favor de los represaliados vascos y sus familias, cumple en éste 2009 sus primeros 10 años de vida. Hatortxurock, un festival a todas luces consolidado para el que su mejor futuro, paradójicamente, pasaría porque perdiese su razón de ser. Porque no tuviese sentido hacerlo, indicio de que las cárceles se habrían vaciado, buena señal. Pero hasta entonces... vuelta con la burra al trigo.

El responsable de este blog ha vivido los diferentes Hatortxus desde su 1ª entrega, y de tres maneras diferentes: como parte del público, como encargado de la redacción de las notas de presentación de los conciertos (desde su 4ª edición) y, además, desde 2004, como periodista encargado de redactar las críticas del festival para Diario de Noticias de Navarra; en estos años, ¿qué ha significado el Hatortxu para mí? Mucho, comenzando por la posibilidad de comprobar de primera mano que el trabajo en auzolan sigue siendo una alternativa válida a la hora de plantearse sacar cosas adelante. Sí, aportando cada uno desde su particular frente: en este caso, coordinando o participando en el montaje de infraestructuras tales como los escenarios, los mostradores, el vallado del recinto y las carpas, colocando la propaganda previa, atendiendo la página web, las taquillas de adquisición de entradas, los puestos de venta de tickets, las barras, preparando los bokatas... o ya, los músicos, tocando desde los distintos escenarios, claro está. Bandas con tanta disposición como Su Ta Gar, Soziedad Alkoholika, Koma, Betagarri (¡qué curro el realizado por estas dos últimas en la 6ª edición, la de las versiones, recogido posteriormente en un magnífico DVD!) Habeas Corpus o Berri Txarrak, presentes en estos años en varias ediciones. Así pues, ¿qué hemos aprendido? Que Hatortxurock es mucho Hatortxurock –además de muchos ya-... y que Hatortxurock somos muchos. O todos directamente, sí. Mejor así, todos y todas, y empujando conjuntamente en la misma dirección; ¿qué más? Que si hay ganas y voluntad para ello todo es posible. Que con fe, laboriosidad y constancia cualquier objetivo se puede conseguir, por imposible o utópico que parezca: y a la vista están los resultados, en este caso un festival de 10... y ya no sólo por el número de ediciones alcanzadas. Un festival de 10, sobresaliente se mire como se mire, toda vez que, además, ha logrado sobresalir, llamar la atención. Ser tenido en cuenta. Hacerse con el respeto de todos. Con su espacio, y todo ello pese a las trabas con las que, un año sí y otro también, en estos 10 años ha tenido que lidiar la organización: sin lugar a dudas, junto con la gravísima lesión de Gusa, en enero de 2006, el único borrón. Pero bueno, no nos pongamos dramáticos en lo que a las trabas se refiere, ya sabemos lo que hay. Tampoco es para tanto, siendo la resolución de las mismas, una a una, motivo de una todavía mayor satisfacción; ¿y lo mejor del Hatortxu, llegados a este punto? El reconocimiento popular. Su consolidación a todos los efectos en el calendario festivo de Iruñerria como lo que es, la fiesta invernal de la música y de la solidaridad. Ah, y desde 2002, el marco elegido por muchas bandas –y a estas alturas, soñado y deseado por muchas más todavía- para su vuelta a las andadas, a los escenarios, ya por un día, ya con continuidad, tal y como hicieron en su día Baldin Bada, Etsaiak, Piperrak, Anestesia, Deabruak Teilatuetan o Narco y, en la presente edición, tal y como lo va a hacer Goar, rindiendo así su personal homenaje a su banda, no lo olvidemos: los Cicatriz; y esto nos llena de orgullo y nos lleva a pensar lo siguiente, que pese a todo ahí está Hatortxurock, un festival de todos, todos y todas a una. A ver si, aunque esta edición sea la undécima, hacemos entre todos otro Hatortxu de 10.

2 comentarios:

  1. Anónimo1/1/10 16:13

    Según parece Goar ya ha encontrado cantante, un tal Piojo; desde Pamplona, por respeto a la memoria de los Cika, creemos que no estaría de más recuperar para el micrófono al Leño, al menos pal día del Hatortxu. ¿Habeis oido cómo cantó en el disco en directo de los Cica? Y era colegui del Natxo: recogeda de firmas en este u otro bloog para que cante el leño ya!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/1/10 18:35

    mejor que cante mi prima la muelles! recojida de firmas para que cante mi prima la muelles!

    ResponderEliminar

USTED ES EL VISITANTE Nº